03 de enero de 2020
03.01.2020
Entrevista
Músico

Tarque: "Quiero hacer otro disco en solitario en cuanto pueda"

Antes del regreso de M-Clan, el vocalista murciano pone mañana fin a la gira de su primer disco en solitario con un concierto en la Plaza de Toros junto a Los Zigarros

02.01.2020 | 19:19
Tarque: "Quiero hacer otro disco en solitario en cuanto pueda"
TARQUE + LOS ZIGARROS
  • Sábado, 20.00 horas
  • Plaza de Toros. Murcia
  • 25/28 euros

El experimento ha salido bien, y Tarque, el cantante de M-Clan, sigue aún en la gira de presentación de su primer disco en solitario, de título homónimo, donde ofrece rock afilado de filiación setentera, acompañado por un un trío básico compuesto por Carlos Raya (guitarra), Coki Giménez (batería) e Iván González, 'Chapo' (bajo), los mismos que participaron en la grabación del disco: la Asociación del Riff, una de las bandas más poderosas que se puede reunir hoy día en el panorama del rock. Con todo ello, el tour del murciano ha tenido una magnífica acogida, con más de cincuenta conciertos y festivales. Ahora, tras un año de andadura, cerrará la gira en Murcia junto a Los Zigarros, dejando claro que habrá más discos de Tarque en solitario tras la reunión prevista de M-Clan para grabar un Sin enchufe 20 aniversario, que supondrá el más que probable regreso del grupo a los escenarios para 2021.

Bonita manera de empezar 2020. ¿Qué tal ha ido esta gira? ¿Cómo ha sido para ti 2019?

Ha sido un gran año, uno de los mejores de mi carrera. Primero, por la novedad y la ilusión de hacer el disco en solitario, que es un proyecto personal, con todo lo que eso quiere decir, y luego por la respuesta, que ha sido brutal. Hemos hecho 54 conciertos entre finales de 2018 y 2019, y este único de 2020, que es el de Murcia; es una buena cifra. Además, el disco se ha vendido –para como se venden hoy...– bien: está en el número 2 de la lista. Pero, por encima de todo, la felicidad y el disfrute que hemos tenido y la experiencia de compartir esta gira con esta banda.

¿Se puede decir que has conseguido lo que querías cuando te lanzaste con esta aventura en solitario, o han quedado cosas pendientes que ya resolverás más adelante?

Evidentemente, cuando haces algo en solitario cargas con todo el peso, pero también con toda la satisfacción. De todas formas, el disco se llama Tarque, pero es un álbum que hemos hecho entre varios; la ayuda de Carlos Raya ha sido fundamental. Y estoy muy contento. Siempre quieres hacer más cosas, pero me doy por satisfecho; yo no tengo ese punto de artista que nunca está contento... Es más, todo lo contrario: creo que hemos alcanzado un nivel brutal en el escenario, y ahora en este final de gira se está viendo. Muy bestia. Toda la gente que nos vio en la primera ronda de la gira y que está volviendo ahora dice que el show es mucho mejor. Vamos más rodados.

Aquí además hicisteis un par de bolos; tuvisteis que ampliar a dos fechas.

Claro, en la sala REM, y fue fantástico. Es cierto que a mí se me queda un poco pequeño el escenario... Es una sala que está muy bien, que está en el centro de Murcia y tiene todas las condiciones, pero habría preferido un sitio con un escenario más grande, más alto, para que el público pudiera disfrutar mejor. Ahora no sabíamos muy bien dónde hacerlo, y esa idea de la carpa de la Plaza de Toros, que no la conozco realmente, me pareció bien. Esperemos que se llene. Está yendo muy bien la venta.

Parafraseando a Los Zigarros en una canción que han publicado este mismo año, ¿está sonando Tarque en las radios comerciales?

Que yo sepa, no. En las radios comerciales suena música ultra comercial; no hay espacio para las novedades de pop-rock, tú lo sabes mejor que nadie...

¿A qué lo achacas? ¿Se ha acabado la era del rock o qué?

No sé, y me da igual. Yo no soy el que decide la música que suena en la radio. Si ellos consideran que esa música no vende, no le interesa a su público? Es cierto que L os 40 Principales, por ejemplo, no son los de hace 20 años...; ahora es una música totalmente dirigida a gente muy joven, a un segmento muy concreto. Y luego las cadenas que ponen música más adulta solo quieren éxitos porque les parece arriesgado radiar cosas nuevas porque les baja el rating. ¿Y yo qué puedo hacer? Yo hago mis discos, mi música, voy a mis conciertos y tengo mi público; me encantaría sonar en la radio, pero si no puede ser, ya me buscaré otros canales.

En eso estás, como Los Zigarros y otros grupos, que consiguen llenar aunque no suenen en radios comerciales. Sois alternativos.

Totalmente. Por suerte hoy en día hay más canales: están las redes sociales, y luego el underground y el boca a boca de la gente que quiere ver conciertos. Hay otras radios que no son las comerciales donde sí que sonamos a veces.

El caso de la radio pública de Murcia, Onda Regional.

Exactamente. Pero es cierto que en las radios comerciales, en Rock FM sin ir más lejos, es difícil que suenen las novedades. Suelen utilizar la fórmula de los clásicos.

Has dejado en este primer disco en solitario el sonido más country, más sureño de M-Clan. Por cierto, Delta me pareció un disco extraordinario. ¿Crees que no se entendió bien?

Yo creo que sí; a mí todo el mundo que lo ha escuchado me ha dicho que le ha encantado... Que no sea un disco ultrapopular no quiere decir que quien lo haya escuchado no lo haya entendido bien. Hubo a quien al principio le costó digerirlo, porque es muy country, buscando una raíz de folk, pero es el disco que nosotros queríamos hacer.

¿Este disco en solitario es también el que siempre habías querido hacer?

Es el que quería hacer en este momento, un disco de rock que tiene que ver mucho con mi ADN.

¿Esta gira se ha terminado ya o quedan conciertos de Tarque?

El de Murcia es el último. Me gusta el hecho de cerrar en Murcia, con todo lo que conlleva, con todos los amigos que podemos juntarnos para el fin de fiesta. Yo creo que va a ser muy emocionante. En febrero, marzo, ya empezaremos a madurar el unplugged de M-Clan. Estamos intentando buscar una localización bonita, porque queremos que sea un disco en directo con público, pero poco, íntimo. Y estamos barajando varias opciones, que no puedo decir porque si no salen sería bochorno... Hay varias ciudades: Murcia, Granada..., un montón de sitios. Cuando tengamos el lugar, a partir de ahí vamos a trabajar en el disco, que básicamente va a ser en directo, recopilatorio, con nuevos arreglos para las canciones. Me apetece un montón.

Decía Ricardo que percibió reticencias hacia su idea de sacar disco en solitario. ¿Tú también?

No, a mí nadie me dijo nada. Yo se lo propuse a la compañía y me dijeron que sí. No sé muy bien si a Ricardo le dijeron que no...

¿Qué pasó realmente para que hicierais discos fuera de M-Clan? Creo que tú le dijiste que ibas a sacar un disco en solitario, y Ricardo te respondió que él también...

Si. Realmente le dije: «Voy a hacer un disco en solitario; llevo tiempo pensándolo». Siempre ha estado ahí la idea; quiero decir: es bastante lógico pensar eso en una carrera de un grupo que lleva 26 años. Entonces le dije: «Creo que tenemos que parar un tiempo, hacer un break, oxigenarnos, y en ese tiempo yo voy a hacer un disco en solitario». También le dije: «¿Por qué no pruebas tú a hacer lo mismo, que tienes un montón de temas?». Y él me dijo: «Pues me parece que lo voy a hacer, porque también me apetece». Pensamos un poco en buscar el espacio para no sacarlo a la vez.

Pero las canciones se han ido desarrollando después de que tú le avisaras, ¿no?

Sí.

¿Qué facetas personales has desarrollado más con este disco en solitario? ¿Las letras han sufrido algún tipo de modificación?

Bueno, siempre que hago letras hago como una especie de revisión; en este caso con Carlos Raya, que es con quien he hecho este disco. No se cambian los conceptos, pero sí que a veces se modifican frases. Me gusta hacerlo porque ganan las letras; es una visión externa y más si es el productor. Las letras de M-Clan en el 80% son mías; Ricardo ha hecho letras de muchas canciones muy buenas, pero en general las he hecho yo. Estas letras de mi disco en solitario siguen teniendo mi punto, lo que pasa es que las temáticas igual..., no sé, a mí siempre el sonido me dicta de qué hablar. Evidentemente no es lo mismo una canción como Tráeme tu amor, del Delta, que es una canción supersuave y superfolk, que Dame tu electroshock, del Tarque, que es más eléctrico. Eso es lo que noto, que las letras son un poco más rockeras, más de acción, más urgentes, menos filosóficas, por así decirlo.

En un momento de confesión íntima, en estos momentos de puritanismo y de corrección política que estamos viviendo, ¿te has reprimido de escribir sobre algunas cosas?

No, no. Yo nunca he tenido unas letras que hayan sido muy ofensivas. No soy La Polla Records; nunca he tenido mucho cuidado con mis letras porque nunca he dicho cosas muy políticamente incorrectas. Siempre hay un poquito de rebeldía, como en El juicio final: «El político de puertas para adentro que le viene a visitar», pero nunca he sido muy bestia ni muy punki con las letras. Creo que eso le está afectando a gente que es más arriesgada en las cosas que dice, y de hecho cuando he querido ir por ahí no me ha salido bien.

No me refiero tanto a ese tipo de letras que cuestionan el poder o la autoridad, entre las que podría estar Las calles están ardiendo , con El Drogas y su discurso incendiario, como a una inocente Carolina , que en momento como este ha sido sometida a una revisión.

Sí, sí, totalmente. Bueno, es cierto que la sociedad ha cambiado. Yo en las letras del disco recuerdo haber pensado que algo podía ser ofensivo, pero es cierto que por ejemplo Carolina, una canción que se hizo hace 20 años, que habla de una ficción sobre una lolita menor de edad, pues eso hoy en día ha sido cuestionado en redes, y yo, la verdad, quiero ser siempre muy cauto con esto, porque la cosa está como está... Hay mucha tensión con estos temas y se sacan las cosas de quicio, y, teniendo en cuenta lo de la violencia de género, es un tema complicado. Creo que se está en otro punto ahora; no quiero enarbolar ninguna bandera, ni 'anti' ni 'pro', pero es que ahora mismo habría que prohibir el Quijote por machista, y cientos de obras políticamente incorrectas que son ficciones. Entonces íbamos a llegar a un punto en el que realmente no se puede decir nada; nada que resulte ofensivo para alguien. Es un momento un tanto extraño...

Pero tú si que has levantado banderas, por ejemplo en apoyo por las manifestaciones por el Mar Menor. ¿Eso es algo que te salpica?

Creo que nos salpica a todos, no sólo a mí, que me gusta el mar y la naturaleza. No entiendo a alguien que no pueda estar a favor de eso; quiero decir: estamos a favor de la vida, de que no destrocen un mar en el que muchos nos hemos bañado de pequeños, y no tiene nada que ver con ideologías. ¿Tan raro es pedir que se tomen medidas –que para eso pagamos impuestos– y que se canalicen los residuos? Lo que pasa es que los que se quieren llenar el bolsillo no quieren hacerlo... Pero no creo que eso sea enarbolar una bandera, sino que es una cosa humana, de sentido común. Es como salvar a alguien que se está muriendo: ¿quién es capaz de no hacerlo? A mí me han llamado para un montón de cosas de partidos políticos y yo siempre digo que no, que no me caso con nadie porque yo soy independiente y mi manera de pensar es libre, y no quiero que me asocien con nadie; pero en una cosa como esta, para mí que he vivido en Murcia muchos años, creo que es algo por lo que hay luchar.

Se acaba la gira, vuelve M-Clan... ¿Hay previstos más discos, o de momento vamos a centrarnos en esta reunión y el disco en directo?

Sí, claro. Bueno, de momento nosotros vamos a hacer este disco; en la vida tampoco puedes saber lo que vas a hacer, pero la idea es que todo siga.

La discográficas sí lo saben.

Las discográficas pueden tener un contrato, pero eso coges y directamente no lo haces y ya está: te denuncian, hacen un recopilatorio, y ya, o sea que si una cosa no se puede hacer, pues no se puede hacer. Nosotros lo que haremos es este disco de M-Clan y una gira, funcionar y ver cómo está todo. Yo tengo la idea de hacer otro disco como Tarque en cuanto pueda, porque me ha gustado mucho la experiencia, me siento muy bien haciéndolo y éste es un proyecto que va a seguir. Pero creo que se puede llevar todo con equilibrio, sobre todo si funciona.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook