28 de junio de 2019
28.06.2019
La Opinión de Murcia
ÚLTIMA HORA
Sanidad notifica 25.595 nuevos casos de coronavirus y 239 muertos más
Entrevista
Líder de The Waterboys

Mike Scott: "Odio que definan a los Waterboys como 'folk-rock'"

'Where the action is' es el último trabajo del incombustible rockero escocés con sus Waterboys, y esta noche lo presentan en el Auditorio Parque Almansa en la apertura de una nueva edición del Jazz San Javier, que arranca con una noche de blues salpicada de funk, soul y hasta hip-hop

28.06.2019 | 04:00
Mike Scott: "Odio que definan a los Waterboys como 'folk-rock'"
THE WATERBOYS + FERNANDO RUBIO & THE INNER DEMONS
  • HOY, 21.30 horas
  • Parque Almansa. San Javier
  • 40 euros

The Waterboys es- tán de gira por festivales presentan- do su nuevo trabajo, Where the action is (Cooking Vinyl, 2019). Formados en 1983 por Mike Scott, tendieron un puente entre la poesía de W. B. Yeats y la voracidad del público de rock por los himnos generacionales. Hoy abrirán la XXII edición del Jazz San Javier, en un doble programa que incluye a Fernando Rubio & The Inner Demons.

Cheap Chinese Guitar, el segundo disco de Fernando Rubio & The Inner Demons, les ha hecho tocar la gloria. Momento ideal, entonces, para conocer el verdadero calibre actual de este músico, único en ofrecer melodías cegadoras de la mejor escuela del rock de raíz, del 'Americana', capaz de congelar el tiempo en algún punto de aquella transición que en su momento nos llevó con naturalidad de Buffalo Springfield a Dylan y The Band, como en un 'último vals'.

The Waterboys, a diferencia de otras bandas coetáneas, no han dejado de editar discos interesantes. Ya queda lejos aquella big music que les encumbró con sus tres primeros discos, o aquella época folk con la que rompieron esquemas y les volvió a poner en la cresta de la ola. Si bien no reniegan de todo ello, desde 2015 han editado tres discos que miran hacia un modern blues que en directo se llena de funk y soul, y hasta hip-hop, aunque pasado por el filtro Waterboys y con el sello distintivo del virtuoso violinista Steve Wickham.

Parece que Mike Scott, el influyente músico autor de discos como This is the sea, ha querido aprovechar la complicidad y el buen entendimiento que mantiene con su banda en directo en estos últimos años para desarrollar su gran momento creativo. The Waterboys ya habían estado por aquí con motivo del 25 aniversario de Fisherman's blues; más tarde con la gira de presentación de Modern blues, y también para presentar Out of all this blue, quizá el álbum más exploratorio de la banda. El nuevo disco sigue la línea iniciada con estos dos últimos. Mike Scott nos lo explica.

Cuando empezó a grabar Where the action is, ¿sabía cómo tenía que sonar el álbum, y qué tipo de canciones quería hacer?
No. Cuando grabo, normalmente solo pienso en una canción cada vez, e incluso dejo que esa canción me lleve donde quiera. Este álbum se hizo a sí mismo, paso a paso. Intenté no interponerme.

¿De dónde viene la idea de Where the action is?
Es una vieja canción soul de los sesenta, original de Robert Parker. Mantuve el estribillo y reescribí las estrofas, un comentario personal sobre la cultura de occidente en 2019.

¿Este nuevo álbum es la continuación de las sesiones del disco doble Out of all this blue"?
Sí. Seguí grabando directamente. Casi considero las dos sesiones como un solo periodo de grabación, pero ahora sigo grabando más canciones. El río de sonido sigue fluyendo.

¿Fue fácil dar con las letras?
Las letras son siempre diferentes. Algunas se me ocurren con facilidad, otras tardan más.

Los Waterboys siempre han desafiado los géneros y han evitado las etiquetas. ¿Esto era intencionado?
No, pero es verdad que odio ser encasillado. El término que más odio para los Waterboys es 'folk-rock', porque tocamos mucho más que eso, pero también me disgusta lo de la 'big music', que nunca fue tal, y el viejo y aburrido 'rock'. Términos que me gustan son 'rock and roll' y 'soul', y de hecho tocamos ambas cosas, pero alguien que intente capturar el espíritu y el sonido de los Waterboys en un único género o nombre estilístico fracasará.

¿Por qué cambia constantemente la formación de los Waterboys? ¿Quiénes son los nuevos miembros?
Ya no la cambio más. La formación se ha estabilizado; es la misma desde el verano de 2017: Steve Wickham (violín eléctrico), desde 1985; Ralph Salmins (batería), desde 2011, y Brother Paul (teclados), desde 2014. Los miembros más recientes son Aongus Ralston (bajo), Jess Kav y Zeenie Summers (voces ambos), los tres desde 2017.

Le han descrito como uno de los mejores compositores británicos de las últimas cuatro décadas. ¿Ha cambiado mucho su proceso de escritura con los años?
Ahora utilizo un ordenador para las letras, no hojas de papel, aunque todavía uso una hoja de papel para listas de rimas posibles. Por lo demás, prácticamente el mismo, pero los avances en la tecnología de grabación significan que puedo grabar una canción apta para ser publicada mientras la compongo en mi ordenador.

Sus canciones las han versionado y grabado artistas como Prince, Rod Stewart, Tom Jones, Steve Earle... ¿Cómo se siente cuando interpretan sus canciones artistas como estos?

Muy feliz. Me gusta sobre todo cuando cambian la canción, la hacen suya y encuentro cosas en ella que no me había dado cuenta de que estaban.

¿Por qué se decidió a escribir su autobiografía (Adventures of a waterboy)?
Siempre me ha encantado escribir, y quería escribir un libro. Las historias se formaron en mi cabeza durante años hasta que tuve que anotarlas.

¿Y qué le hizo escribir In my time on Earth?
Un poema de Rumi, el místico sufí.

Los ritmos bailables con influencias funk, soul y hip-hop son una constante en Where the action is. ¿Ha considerado alguna vez hacer bailar a la gente? ¿Últimamente le atrae más el Northern Soul que sus raíces celtas?
¿Sabes? Mis raíces son el rock and roll y el soul. Es lo que escuchaba de crío: Beatles, Stones, Motown, Elvis, pop británico y americano de los sesenta y, luego, en los setenta, Dylan, Bowie y punk-rock. Esas son mi raíces. Sólo descubrí el folk-celta a los veintitantos. Sí, me gusta hacer bailar a la gente.

Su artista hip-hop de referencia es el americano Kendrick Lamar. ¿Qué destacaría de él?
Su forma de hacer cada canción como una película sonora, con efectos de sonido, fragmentos de conversaciones, cambios de escena repentinos... También me gusta mucho su voz.

Si pudiera cambiar algo de la industria musical, ¿qué sería?
La radio. La haría atrevida y apasionada de nuevo, no limitada por la duración de las canciones y por listas severamente controladas; no más sonidos prudentes, mansos, forzados, corporativos. Aplicaría inteligencia, y no conformismo, en la selección y presentación de la música, y la prohibición total de repetir los identificativos de las emisoras. Aquí en Irlanda hay emisoras que te dicen su nombre diez veces en cinco minutos. Es demencial y triste.

¿Por qué el rock ha perdido últimamente parte de su relevancia? ¿A los jóvenes ya no les interesan las guitarras?
Los tiempos están cambiando, y siempre ha sido así.

Le han descrito como uno de los mejores compositores británicos de las últimas 4 décadas. ¿Ha cambiado mucho su proceso de escritura con los años?
Ahora utilizo un ordenador para las letras, no hojas de papel, aunque todavía uso una hoja de papel para listas de rimas posibles. Por lo demás, prácticamente el mismo, pero los avances en la tecnología de grabación significan que puedo grabar una canción apta para ser publicada mientras la compongo en mi ordenador.
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook