17 de mayo de 2019
17.05.2019
Entrevista

Leiva: "Vivimos en una sociedad muy machista y nos viene muy bien a todos revisar nuestra conducta"

El madrileño actúa este viernes en el Cuartel de Artillería de Murcia para presentar su último disco, 'Nuclear'

16.05.2019 | 21:17
Leiva: "Vivimos en una sociedad muy machista y nos viene muy bien a todos revisar nuestra conducta"
LEIVA
Este viernes, 20.00 horas
Cuartel de Artillería. Murcia
Desde 28 euros

Nuclear es el último trabajo de Leiva y, como viene siendo habitual en el madrileño, está siendo todo un éxito. Por fortuna para sus fans en la Región, esta noche el tour del ex de Pereza hace parada en Murcia, donde presentará sus nuevas canciones y regalará alguno de sus grandes clásicos en el Cuartel de Artillería

Nuclear, el cuarto álbum de la carrera en solitario de Leiva, salió hace un par de meses, y fue dos semanas consecutivas número uno en la lista de ventas, donde sigue entre los más vendidos. El disco, que también figura en la cabeza de los listados de streaming, prolonga así el impacto de su anterior trabajo, Monstruos (2016), y coloca al exPereza entre los músicos referencia de este país.

Nuclear confirma a Leiva como uno de los grandes compositores que ha dado el rock de nuestro país, pero también como un gran instrumentista y un vocalista con identidad; cualialidades que el madrileño está demostrando en un ambicioso tour de presentación que esta noche le trae hasta Murcia. Leiva, que no es la primera vez que viene, no solo estrena una escenografía sin igual en sus más de veinte años de carrera, sino que además pondrá a prueba un repertorio que mezclará nuevas canciones con temas ya clásicos.

En Expertos , la canción que abre Nuclear , confiesas: «Creo que fui demasiado sincero». No parece muy casual esto.

No, no es casual. Cuando tenía ya el disco hecho, tuve esa sensación de estar contando demasiadas cosas, y me puse a escribir el primer verso apañándomelas para dejar ese mensaje nada más arrancar el disco.

Desnudando tu alma.

Tratando de encontrar la canción y de tener un compromiso con la canción. Ya lo vengo diciendo desde hace tiempo: cuando uno no tiene la literatura para inventarse historias ajenas y verosímiles, tiene que tirar de uno mismo.

De todos modos, tu punto fuerte son las historias.

Sí, yo creo que soy un contador de historias. Pero hay cierta equivocación con ser contador de historias y ser poeta. Ahora hay una tendencia muy grande a que cualquiera edita un libro de poesía. Yo tengo un padre poeta, y tengo muy claro lo que es poesía y lo que no. En mi caso, yo soy un contador de historias, con mayor o menor fortuna, pero ahí me quedo.

¿De dónde has tirado para titular este disco como Nuclear ?

Cuando estaba haciendo el disco me di cuenta de que al final las canciones están siempre ubicadas en lo más profundo, en el centro de las cosas. Les puedes poner más o menos pirotecnia, pero al final solamente tienes que ir al centro de las cosas, y ahí sueles encontrar la canción. Al núcleo. 'Nuclear' tiene ese sentido del centro de las cosas, que es de donde salen las canciones, y la parte devastada de nuclear. Me parecía que tenía un doble sentido muy interesante.

Leí que te había inspirado esa alerta del misil que iba hacia Hawai, que nos acojonó a todos.

Sí, me pareció muy impresionante que el ser humano tenga la potestad de hacer algo así. Esa imagen del botón nuclear pulsado por un ser humano me dejó varios días pensando en ello. Hostia, ¿cómo puede ser que lleguemos a tener esa potestad? Me pareció aterrador.

Pues hay un tipo en la Casa Blanca que tiene un maletín con un botón de esos.

Es que no hay nada que me parezca más aterrador que ese tipo.

Ya me imagino. Tu disco anterior, Monstruos , era el final de lo que concebiste como una trilogía, y decías entonces que no sabías hacia dónde ibas a dirigirte. ¿Hacía dónde podemos decir que te ha dirigido Nuclear ?

Al final me he ido a retroceder en el tiempo y en las maneras y a restar elementos. En vez de estar investigando o añadiendo cosas, he decidido quitar y quitar y quitar y quedarme con un cuarteto tocando en directo, solo añadiendo metales en dos canciones.

¿Ha habido más cambios en la forma de grabar este disco?

Yo sigo teniendo siempre un pie en lo analógico y en las viejas formas; sigo grabando tocando en directo? Estar días colocando micros, probando distancias, la sala..., y cuando damos con un buen sonido, grabarlo. O sea, no hago mucha postproducción, ni edito, ni corto, ni pego; es bastante fiel a lo que ocurre, y este disco todavía lo ha sido más, porque grabamos las sesiones todos a la vez. Pensamos que luego íbamos a construir bastantes cosas con sintetizadores analógicos, y al final nos pareció que tenía un sonido de banda tan honesto que decidimos no meter nada más.

Considerando la gran dicotomía Beatles-Stones, hasta ahora, quizás por tu estética de rockero, se te ha asociado más a los Stones, pero en la esencia de muchas de tus canciones aparecen siempre los Beatles... ¿Qué representan para ti? ¿Una especie de manual de melodías?

Todo; para mí han sido mi escuela. Los Beatles es la banda que más he escuchado... ¡y que más he estudiado! Me he dado cuenta de que durante una época de mi vida no solo los escuché, los estudié. Estudié su forma de hacer canciones, de hacer las instrumentales, me leí el libro de su ingeniero de sonido (dónde ponía los micros, qué micros utilizaba?)... He estudiado mucho el sonido y, sobre todo, la arquitectura de sus canciones. Ellos tienen las canciones mejor construidas de la historia de la música, y es una banda que me lo ha enseñado todo. Realmente los Stones es una banda que escucho, que disfruto, que me ha acompañado toda la vida, pero que no he estudiado. Yo he hecho la carrera de Beatles.

Cum laude , seguro.

No lo sé, pero... ¡creo que sí! Tengo el título.

Ahora parece que te has puesto traje, dejando atrás los vaqueros. ¿Nueva etapa?

No, yo creo que forma parte de la inquietud y de ir acorde con lo que está en el disco, que tiene un aura más elegante que otros discos.

Has estado trabajando con Sabina. Eso, seguramente, tiene sus efectos...

Sí. Tampoco sé muy bien qué es lo que deja, pero seguro que deja. Estar ahí con un compositor y un tipo tan carismático durante tanto tiempo... Finalmente estuvimos un año juntos, que no fue solamente la grabación y la producción de un disco, también las canciones las hicimos juntos... Pasar un año viviendo con él, sentado entres sus versos y hablando de música y de literatura, y bebiendo y riendo, al final te deja muchas cosas. Y escuchando mi disco me he dado cuenta de que la canción Costa de Oaxaca la escribí nada más terminar todo ese proceso del disco de Joaquín, y yo creo que hay una impronta suya.

Y ahora que todo se está sometiendo a revisión de lo políticamente correcto, ¿qué te parecen estas reflexiones con efecto retroactivo? Estoy pensando en canciones como Princesas , de Pereza, por ejemplo.

Creo revisar nuestro discurso y comportamientos diarios con respecto al machismo es un ejercicio muy necesario. Vivimos en una sociedad muy machista, y nos viene muy bien a todos, incluso a los que estamos educados en el feminismo, revisar nuestra propia conducta. También creo que hay que pensar en el presente y cambiar las cosas desde el presente, pero atacar las cosas de hace veinte años? Y no lo digo por mi obra, que yo he sido especialmente atacado, pero creo con el carácter retroactivo hay que tener cuidado... Si te pones ahora un programa de TV de los noventa te das cuenta de que es asquerosamente machista, pero no sé si tenemos que invertir tiempo en ir a por un programa de hace treinta años. Está bien levantar la mano y denunciar lo que ocurría entonces, pero creo que hay que ser un poco más prácticos e ir al día de hoy.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook