03 de mayo de 2019
03.05.2019
La Opinión de Murcia
Abrir boca

Marmitako Murcia: Nombre cántabro, sabor mediterráneo

Su plato estrella es su sabroso pulpo crujiente y son expertos en la elaboración a diario de todo tipo de arroces y calderos

03.05.2019 | 04:00
Marmitako Murcia: Nombre cántabro, sabor mediterráneo

El marmitako de bonito, en el País Vasco, o la marmita de bonito, en Cantabria, es uno de los platos más típicos de la gastronomía del Mar Cantábrico oriental, en general, y el plato por excelencia de la cocina vasca, en particular. Especialmente durante los meses de junio a septiembre, cuando se da la temporada de pesca del bonito, su ingrediente estrella. Pero el nombre del restaurante murciano Marmitako, en la Avenida Alfonso X El Sabio, no debe confundirnos, pues no vamos a encontrar los sabores del Cantábrico en sus platos sino los más genuinos sabores de nuestro Mediterráneo, con una atractiva cocina sencilla sin renunciar al mejor sabor con un diferente y espectacular pulpo crujiente, su plato estrella, y arroces y calderos a diario con un fumet de gamba roja y huesos de rape.

El amplio local de Marmitako cuenta con una pequeña terraza a la puerta con cuatro toneles y taburetes para tapear y tras subir cuatro peldaños (cuentan con una silla para el acceso de minusválidos) accedemos a la zona de barra y su salón principal, con paredes imitando ladrillo, mesas de madera clara y capacidad para 45 comensales. Un jardín vertical y su anagrama en forma de cuchara naranja completan la decoración del local que cuenta también con amplio reservado en el sótano con capacidad para 70 comensales y que utilizan para eventos y como zona infantil los fines de semana.

El artífice de Marmitako es, desde la Navidad de 2017, el hostelero Luis Moral Servet, quien cuenta desde el verano de 2017 con otro Restaurante en La Manga durante la temporada de verano. Ayudan a Luis en la cocina Julián, Yesi y Blanca, y Pepe Nicolás y Fausto en la sala.

AMPLÍSIMA CARTA
Su amplísima carta cuenta con una extensa oferta de aperitivos, ensaladillas, salpicón de marisco, ensalada de ahumados, caballitos, sardinas ahumadas, mejillones y caballa ahumada.

En el apartado de cremas encontramos salmorejo cordobés, con jamón ibérico, huevo duro y picatostes; crema de puerro con crujiente de jamón y gazpacho de Gandía con sandía fresca de temporada.

Elaboran tres tipos de ensaladas y entre sus entrantes encontramos guacamole con tostas de trigo, berenjena gratinada, tortilla de bacalao en su jugo con chistorra, tortilla de lubina confitada, salteado de setas flambeadas al ron; huevos rotos com jamón de bellota y patata confitada; hamburguesa; catalana; patatas con salsas brava y ajada, croquetas caseras de jamón ibérico, de pulpo o de rabo de toro; verduras a la plancha y tablas de jamón y queso.

Entre sus platos del mar, además del pulpo crujiente, encontramos carpaccio de gamba roja con ajos tiernos, lubina a la sal, fritura de pescado, boquerones rebozados, calamar a la andaluza, bacalao confitado, marmitako de atún rojo, salmón o dorada en salsa con almendras, lubina al ajo pescador, y tartar o tataki de atún rojo.

Entre sus carnes destacan su solomillo de ternera gallega, solomillo de ternera al hojaldre, entrecot de ternera gallega de 400 gramos, carrillera ibérica en salsa al Oporto, cabrito lechal al horno y tataki de solomillo de vaca gallega.

Pero, sin duda, su especialidad son sus arroces y calderos, como el a banda, con pollo campero, con bogavante (por encargo) o su caldero del mar Menor con fumet de gamba roja dorada y rape.

Cuentan con menú infantil y entre sus postres destacamos el lingote de chocolate puro, la mousse de café o las tartas de la abuela o la de queso.

Entre sus vinos encontramos Jumilla, Ribera, Rioja, Albariño, Riveiro y Verdejo a 18 euros la botella y tres euros la copa.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook