21 de diciembre de 2018
21.12.2018
La Opinión de Murcia
La Dama y el Vagabundo

Golfo y Reina se pasan al musical

Del Molino producciones y la Fundación Cajamurcia llenan e color el Romea con una obra para toda la familia y un mensaje eterno

21.12.2018 | 04:00
Golfo y Reina se pasan al musical

Una de las películas de animación más entrañables del universo Disney sirvió como punto de partida para uno de los espectáculos familiares más destacados de estas Navidades: La dama y el vagabundo, el musical, que llega mañana al escenario del Teatro Romea de Murcia de la mano de Del Molino Producciones –los creadores del musical La aventura de Mowgli, el libro de la selva– y la Fundación Cajamurcia.

Son muchas las generaciones que han disfrutado y siguen disfrutando de esta historia en la que triunfa el amor entre Golfo, el apuesto perro vagabundo, y Reina, una preciosa perrita cocker spaniel. «'No hay suficiente dinero en el mundo que pueda comprar el movimiento del rabo de un perro'€, o la sonrisa de un niño o la mirada de los enamorados, como la de Golfo y Reina ante un plato de espaguetis. Estos son algunos de los motivos que convierten esta historia en algo único para disfrutar en familia con este gran musical», apuntan desde la compañía.

Seis actores –Abel Alcázar y Rosalba Gallego, en los papeles protagonistas, y Ana Isabel Esteban, María Gálvez, José David Gutiérrez y Juando Martínez completando el elenco– dan vida a los perros y personajes de esta historia, desarrollando una trama que «mantendrá a los espectadores embelesados sin poder apartar la mirada del escenario, dejándose seducir por las maravillosas canciones interpretadas en directo», aseguran desde el teatro.

Una escenografía de estética naif adentra al público en una atmósfera que recrea tanto las calles de la ciudad y sus parques –el lugar donde viven los perros callejeros–, como el interior de las viviendas y hogares en los que residen los canes más afortunados. La apuesta estética se completa con un vestuario que nos acerca a películas de los años cincuenta, con unas caracterizaciones muy cuidadas que harán las delicias de los más pequeños.

Un espectáculo que se construye como una gran metáfora sobre la vida donde los perros lucharán por defender la igualdad a pesar de su procedencia, raza o clase social; una lección de amistad y camaradería que la película ha hecho eterna. Por supuesto, Golfo es un perro abandonado en su infancia que se hace a sí mismo siendo las calles su hogar, y Reina, una perrita que solo ha conocido la comodidad de un hogar confortable. Golfo se siente libre y mostrará a Reina que el mundo es grande y que la felicidad se conquista persiguiendo los sueños.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook