21 de diciembre de 2018
21.12.2018
La Opinión de Murcia
Entrevista

Los Amigos de los Animales: "Es muy reconfortante poder conectar con la gente por medio de la música"

Emilio Cortés presenta esta noche en el Teatro Circo y rodeado de amigos un trabajo con el que recupera, con la 'crème de la crème' de Murcia, a su primera banda

21.12.2018 | 04:00
Los Amigos de los Animales: "Es muy reconfortante poder conectar con la gente por medio de la música"

Años, alguna década, ha empleado Emilio Cortés, a la sazón director técnico del Acuario de la Universidad de Murcia, para crear el precioso álbum coral de Los Amigos de los Animales, que suena como a una época anterior. 'LADLA' son una formación murciana de los años ochenta, que por primera vez ponen a disposición del público, en distintos formatos, una obra compuesta y producida por el propio Cortés, componente original de la banda junto con los hermanos Michel y Eugenio García. El disco, producido por Raúl de Lara, ha visto la luz bajo el sello Perdición, y recoge creaciones recientes y alguna recopilación de obras pasadas adaptadas al formato actual, que ahora presentan en un directo irrepetible.

En su grabación ha participado la crème de la crème de la música murciana: Juan Antonio Ross, Joaquín Talismán, Javi Vox, Víctor Valdés, Pedro Casanova, Alfonso Alfonso... Largamente esperado, el álbum hace justicia al talento acumulado de Los Amigos de Los Animales, que hoy se suben a las tablas del Teatro Circo de Murcia en el único concierto de la inexistente gira, donde intervendrán ocho músicos de la grabación y habrá alguna que otra sorpresa. Emilio Cortés deja por un momento, bien atendidos, a sus tiburones, para contarnos sobre este proyecto que ahora ve la luz.

¿Cuánto tiempo has empleado para sacar adelante el proyecto?

Realmente, con excepción de un par de temas compuestos en otros momentos de Los Amigos de los Animales, la práctica totalidad del disco ha sido compuesta en los últimos cuatro años. De hecho, algunos de los temas eran apuntes que se concretaron en el estudio. Ya en la etapa de grabación hemos ido cerrando cosas por fases. En casa grabamos voces y teclados y en el estudio el resto de cosas. Al final no creo que hayan sido más dos meses de estudio si unimos todos los tramos de grabación. Aunque si es verdad que hemos pasado tiempo pensando el tratamiento de cada tema y cada nexo.

¿Quiénes eran Los Amigos de los Animales?

Es el primer grupo que tuve en mi vida. Comenzamos, con 14, 15 años, Eugenio García a la batería, Michel García a la guitarra y yo al bajo. Con el paso del tiempo entró Ramón Mejías en la formación como cantante, y un par de años después murió Michel y nos tomamos un tiempo; fue un momento muy malo para todos. Después nos juntamos de nuevo con Alberto y José Charton al bajo. Juanma Martínez sustituyó a José, y después de un tiempo quedamos en parada por comenzar proyectos independientes. En todo este tiempo estuvimos activos en distintas formaciones hasta el momento en que nos unimos para este proyecto.

¿Cuándo y por qué sientes la necesidad de iniciar un proyecto musical en solitario?

Llevo muchos años tocando mucho en casa, y siempre que cojo la guitarra, el bajo o el teclado, intento componer; pocas veces trato de sacar canciones de otras bandas. Me gusta experimentar y probar cosas diferentes, hacer canciones. Me resulta muy gratificante componer, llega a ser un poco terapéutico. De hecho, cuando cojo la acústica de 12 cuerdas me llegan a bajar las pulsaciones, tal es mi nivel de relajación. Así que voy grabando apuntes en el móvil, y después de un tiempo revisas y ves que hay material para hacer cosas. A pesar de todo, me lo suelo quedar para mí. Pero, desde hace tiempo, mis amigos y compañeros Ross, Juan, Joaquín y Carlota me animaban a grabar esos temas. De hecho hicimos un grupo entre Juan, Juanma, Mar y yo para tocar canciones de Juan y mías, pero después de un tiempo lo abandonamos para hacer dos proyectos diferentes. Mis padres siempre me han apoyado con la música, y es verdad que tenían muchas ganas de que grabase esos temas que iba sacando. La decisión de llevarlo a cabo fue cuando los perdí; en cierto modo se lo debía.

En el origen inspirador de las canciones, ¿hay experiencias personales?

Siempre hay experiencias que te predisponen de alguna manera al componer. Puedes hacer cosas que estén bien aunque no tengas ese tipo de motivación, pero en mi caso no funciona igual. Siempre intento que la música sea una forma de transmitir sensaciones. Imagino que habrá gente a la que le llegue y gente a la que no, depende de la sensibilidad de cada uno, pero la intención es esa. En los temas del disco creo que se palpa mi estado emocional. De hecho, una de las cosas que no me gustaba de sacar el disco era lo expuesto que me quedaba; los temas son quizás demasiado sinceros y directos. Pero, bueno, hay que echarle narices.

¿Cuál es la intención, el interés de sacar este disco, tan complejo en su realización?

Exclusivamente la satisfacción personal y la de los amigos que han participado en el proyecto.

¿Te han sorprendido los buenos comentarios y la cálida acogida que está teniendo el disco?

Sí. Es algo que te hace apreciar el tiempo empleado en desarrollar todo el proyecto. También es muy reconfortante poder conectar con la gente por medio de la música, que entiendan lo que intentas expresar y lo valoren positivamente.

Hablamos de un disco coral (la nómina de colaboraciones es casi inabarcable). Imagino que debes de haber pasado un montón de horas en el estudio. ¿Dónde has grabado este disco ? ¿Cómo transcurrió la grabación?

El disco se grabó en AMA estudios, con Raúl de Lara a los mandos, y fue una historia curiosa. Yo quería hacerlo con Raúl porque coincidimos mucho en gustos musicales y técnicos. Quedamos un día y le mostré los temas y las ideas que tenía. A él le gustó mucho el concepto que desprendía el proyecto y nos pusimos manos a la obra. Por el estudio pasaron muchos amigos y en todo momento se intentó que las colaboraciones fueran lo más espontáneas y libres, y fue un placer contar con todos ellos. También hay que decir que faltaron otros muchos: Fulgencio Molina (otro 'amigo de los animales' en la sombra desde la formación del grupo), Juan Arques, Juan Albacete, etc., que no pudieron por motivos logísticos y técnicos.

¿La gran mayoría de las canciones son temas nuevos?

Menos dos de ellos (Moving mountains y evaW), son todos recientes.

En el disco hay interludios, espacios instrumentales ('hipocondrios', los llamas). Muy beatle. ¿Cómo está concebida la obra?

Es un conjunto de canciones que transmiten un estado emocional de un momento determinado de la vida; por eso la continuidad y los nexos entre las canciones. El disco es un poco oscuro porque se compuso en momentos duros como la pérdida de mis padres, aunque sí es cierto que aún en ese estado emocional tan triste, en la música se aprecian ciertos momentos de luz, que imagino tendrán que ver con el cariño de mi familia. Al final todo en el disco tiene su explicación fuera de lo matemático de las composiciones.

A pesar de que el disco es fundamentalmente acústico, también hay momentos de infierno. ¿Cuánto tiene de experimental?

Hay algunas canciones con melodías muy básicas y sencillas, aunque está presente ese 'infierno' en las transiciones, detrás de las acústicas o en los momentos en los que los temas comienzan a evolucionar. Tienen que ver también con esos estados emocionales de los que hablábamos. La dinámica es muy tangible, tanto en el disco como en directo. Esos cambios desde los momentos más íntimos con acústica y voz hasta los grandes desarrollos a todo tren creo que van a ser interesantes en directo. Al final, LADLA es un proyecto muy experimental, aunque en algunas composiciones pueda parecer más convencional.

Incidiendo en el tema de las letras, ya que todos los detalles parecen tan sumamente cuidados en el disco, imagino que también las letras están a ese mismo nivel. ¿Cuáles son los grandes temas sobre los que giran tus canciones?

En el disco hay letras directas hechas a corazón abierto, y también hay otras muy enrevesadas que tienen su significado, pero es preferible que cada uno se haga su propia composición. La voz es un instrumento más en el disco, y la temática de las letras expone las mismas emociones que la música intenta transmitir: melancolía, tristeza, escepticismo, pesimismo, armonía en el caos, espiritualidad, esperanza...

¿Todo termina con esta presentación o va a haber alguna continuidad?

Tengo más de cien apuntes en el móvil de temas nuevos, con los cuales seguro que cierro un buen puñado de canciones con las que abordar nuevos proyectos, aunque dejaré que todo fluya y llegue en el momento apropiado. También me apetece hacer nuevas revisiones ambientales de los temas del disco. No sé que será primero.

Lo presentas a lo grande en el Teatro Circo.¿Quiénes componen la banda?

Somos ocho músicos en el escenario: Juanma Martínez al bajo y teclados; Juan Ross, acústicas y batería; Carlota Ruiz a los teclados; Joaquín Talismán con las guitarras; Pepe Jara, guitarra y teclas; Alex Jiménez, batería; Javi Vox, guitarra y banjo, y yo, con muchas cosas. Y por supuesto Raul de Lara en sonido y Antonio Navarro en monitoraje. Hemos preparado un concierto bastante especial en el que representaremos el disco y añadiremos algún plus, todo hecho con mucho esfuerzo y cariño.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook