12 de agosto de 2018
12.08.2018
Menú de sombrilla

Tortilla huertana guisada

Guisada en salsa de tomate casera y bien acompañada por pimientos del piquillo, no se me ocurre mejor manjar para almorzar

12.08.2018 | 04:00
Tortilla huertana guisada

Una auténtica delicia que me recuerda a las maravillosas tortillas guisadas de las casas cueva de León y La Bañeza. A esta maravilla le he puesto setas, calabacín, patatas, cebolla, perejil y huevos. Guisada en salsa de tomate casera y bien acompañada por pimientos del piquillo. No se me ocurre mejor manjar para invitaros a almorzar.

Ingredientes

400 g. de patatas, media cebolla, 200 g. de calabacín, 300 g. de setas variadas, un cuarto de pimiento rojo, 1 manojito de perejil fresco, picado, sal, aceite de oliva y 7 huevos grandes.
Salsa de tomate y piquillos: media cebolla, 2 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen, sal, 1 cucharadita de postre de azúcar, 2 tomates maduros, 1 bote de tomate triturado y 1 bote de piquillos en conserva.

Elaboración

1. Pelamos las patatas y las lavamos muy bien, cortándolas en rodajitas. Las freímos a fuego medio junto con la cebolla cortada en juliana y el pimiento en daditos pequeños.
2. Una vez fritos, retiramos a un cuenco grande, procurando escurrir bien el aceite.
3. Retiramos la mayor parte del aceite de la sartén y añadimos las setas cortadas en trocitos, el calabacín bien lavado (con piel) cortado en rodajitas finas y el manojito de perejil fresco picado.
4. Freímos hasta que estén bien hechos y luego retiramos, procurando escurrir bien el aceite, al mismo cuenco donde tenemos las patatas, cebolla y pimiento ya cocinados.
5. En un cuenco aparte, batimos los huevos junto con una cucharadita de postre de sal y vertemos sobre las hortalizas y verduras ya cocinadas.
6. Mezclamos muy bien y cuajamos la tortilla en la sartén sin nada de aceite hasta que esté doradita por ambas caras.
7. Salsa de tomate con piquillos: En una sartén grande, ponemos 2 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen y añadimos la cebolla picada. En cuanto empiece a ablandar, ponemos los tomates sin piel cortados en daditos y el bote de tomate natural triturado.
8. Añadimos una cucharadita de postre de sal y otra de azúcar. Tapamos la sartén y dejamos cocinar a fuego lento hasta que la salsa se reduzca y el tomate esté bien hecho.
9. Añadimos los piquillos y damos un nuevo hervor.
10. Vertemos la salsa de tomate con piquillos en una cazuela de barro y sobre la salsa ponemos nuestra tortilla.
11. Metemos la cazuela al horno precalentado a 180 grados y horneamos durante 5 minutos. Retiramos y servimos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook