08 de agosto de 2018
08.08.2018
Accesibilidad

El mar, al alcance de todos

La Región cuenta con 18 playas accesibles y 26 sillas anfibias para que las personas con movilidad reducida también puedan disfrutar del baño

07.08.2018 | 21:36
Una mujer se dispone a utilizar la silla anfibia ante la mirada del consejero y el alcalde de San Javier. L. O.

En lo que va de verano acumulan cerca de 2.000 usuarios.

El servicio de accesibilidad en playas, que forma parte del Plan Copla de la Comunidad y que se facilita junto con los ayuntamientos que participan en el mismo, ha facilitado el baño durante el mes de julio a 1.971 personas con movilidad reducida en las playas de la Región, de los que cerca de la mitad han sido en puestos de vigilancia del municipio de San Javier (980), informa la Comunidad.

El objetivo de este servicio es garantizar a las personas con movilidad reducida la ayuda al baño y el desarrollo del mismo con una seguridad adecuada. Para ello, socorristas y técnicos de Protección Civil colaboran para ayudarles a pasar a la silla anfibia y en la posterior introducción en el agua. Durante el baño adaptado el usuario está supervisado en todo momento, desde la zona accesible o el puesto de vigilancia, por los socorristas. Al término del mismo, les vuelven a ayudar a salir con la silla anfibia hasta la playa e incluso colaboraran, si es necesario, en el traspaso a la propia silla del usuario.

El consejero de Presidencia, Pedro Rivera, junto con el alcalde de San Javier, José Miguel Luengo, comprobaron ayer el funcionamiento de este servicio. Rivera aseguró que «el Gobierno regional vela para que todos los murcianos disfruten de los mismos derechos. Este es un servicio que acerca a todos los ciudadanos y aporta calidad de vida a personas que lo necesitan». Asimismo, el consejero animó a las personas que tengan alguna limitación de movilidad a utilizar este servicio y a que disfruten del baño.

18 playas accesibles

En la Región existen 18 playas completamente accesibles, con 26 sillas para personas con discapacidad y otros medios que facilitan el baño. Un ejemplo son los cuatro modelos diferentes de sillas de que dispone el Ayuntamiento de San Javier, en función del grado de discapacidad que tenga el usuario, además de muletas anfibias para los usuarios que solo necesitan este utensilio para poder disfrutar de un baño. También dispone de dos grúas con arneses para poder efectuar el traspaso de su silla a la anfibia en el caso que fuera necesario.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook