09 de julio de 2018
09.07.2018
ÚLTIMA HORA
El Supremo rechaza la entrega de Puigdemont solo por malversación
Aquel verano de... 2017

Ruth Lorenzo: "Sueño tanto en inglés como en panocho"

La artista, cantante y compositora muriana representó a España en Eurovisión y rememora para LA OPINIÓN su verano favorito, además de contar todo lo que le viene a partir de septiembre

09.07.2018 | 04:00
Ruth Lorenzo nada en las cristalinas aguas de Formenera en el verano de 2017.

Murcia, 1982. Nacida en el barrio de Vistalegre de Las Torres de Cotillas, la artista Ruth Lorenzo es conocida en toda Europa desde que saltase a la fama tras su aparición en 2008 en el concurso The X Factor en Inglaterra. En 2014 representó a España en Eurovisión. Ha participado en programas como Tu Cara me Suena 4. Ganó un Guinness por realizar 8 conciertos en ciudades diferentes en 12 horas y acaba de lanzar su segundo disco: Loveaholic.

Viajera incansable, vivió doce años de su vida entre Estados Unidos e Inglaterra pero cada vez que puede se deja caer por Murcia, su tierra, a la que ama y de la que presume por todo el mundo. El fin de semana pasado estuvo unos días en Murcia con motivo del Certamen de Tunas del Barrio del Carmen y con ella hablamos sobre los veranos de su vida.

¿Cuál recuerdas como el mejor verano de tu vida?
No he tenido aún el mejor verano de mi vida, sí que he tenido muy buenos veranos; pero el mejor está aún por llegar.

¿Desde cuándo te recuerdas cantando?
Yo creo que cantaba antes de aprender a hablar. Soy la quinta de seis hermanos y con ellos empecé a cantar en la Iglesia mormona donde ya tenía claro que quería ser estrella del rock and roll.

The X Factor en Inglaterra te cambió la vida, ¿no?
Fue increíble. Ese programa tenía cada semana una audiencia de quince millones de espectadores, tenía que salir a la calle con escolta. Antes venía a Murcia para pasar desapercibida y ahora es al revés, tengo que irme allí. Me encanta venir a Murcia, no se me olvida mi fin de gira en el Romea.

¿Qué lugares de la Región prefieres para el verano?
Tengo muchísimos sitios secretos, desde La Manga hasta La Azohía, donde practico uno de mis deportes favoritos, la apnea. También me encanta bucear en Cabo de Palos y saltar desde las rocas, junto al faro; pero ojo, eso hay que hacerlo con mucha precaución.

¿Qué recuerdos tienes de tus veranos en Murcia?
Recuerdo que me encantaba robar ´albercoques´ y almendras. Soy muy huertana. Otra fruta que me encanta es el caqui... y la de moras que habré cogido yo en Patiño y en el Barrio del Progreso. ¡Me ponía morá a moras! También recuerdo cuando criaba gusanos de seda.

¿Recuerdas alguna anécdota?
Muchísimas, me vienen los recuerdos de mi adolescencia veraneando en Islas Menores. Me iba en bicicleta (esa que tenía el sillín rojo, alargado. ¡Cómo molaba esa bici, ojalá la pudiese recuperar) hasta Cabo de Palos por las salinas de Mar de Cristal a Calarreona y hasta Calblanque. Yo iba con una botella de agua, una redecilla, unos prismáticos malos, una libreta y un boli, una navaja y un limón. Llegaba a Cabo de Palos, cogía erizos y me los comía con un chorrico de limón, también dibujaba pájaros y escribía canciones.

¿En qué otros lugares has veraneado?
En Los Conejos, Islas Menores, La Azohía, La Manga, Cataluña y Formentera, de donde es la foto del verano pasado. También en Hawai. En Estados Unidos vivíamos en Las Vegas y en Inglaterra bajaba a Gales y a Brighton.

¿Cuál fue tu canción del verano?
El problema es que yo no escucho lo que la gente de a pie. Yo siempre me hago mis propias listas de canciones. Sí que recuerdo con siete años cantar y bailar muchísimo esa de Juan Luis Guerra, Quisiera ser un pez... Una canción del verano ha de ser esa que te haga volver a un lugar y esa lo tenía para mí. Luego están los hits como los que se bailan en las verbenas de los clubs de la tercera edad. Otra canción que me recuerda a los atardeceres de agosto es un bolero que cantaba Luis Miguel, Te Extraño, de Armando Manzanero.
Otra cosa que me encantaba hacer en verano era fregar los platos a la hora de la siesta, escuchando música con mis walkman. Luego iba a la piscina a cantar debajo del agua. Después me salía a mi casa de muñecas gigante y cogía tomates, calabacines, pepinos y sandías. Partía las sandías, me las comía y escondía la corteza. Mi madre decía: «Tiene que haber un bicho que se las come». Y sí, es cierto que lo había (risas).

Dime una película que recuerdes haber visto en un cine de verano.
Regreso al Futuro. ¡Dios, qué peliculón! La vi en el cine de verano de Los Belones, con las pipas y las típicas sillas de esos cines.

¿Tu primer amor fue en verano?
Sí, fue en verano, pero no fue idílico. Lo viví en la distancia, él estaba en Estados Unidos. Entonces no había móvil y trabajaba más la telepatía. Fuimos novios hasta los 18 años, a punto de casarnos. Algo que no sabe mucha gente es que todas las canciones de mi primer disco están dedicadas a él.

¿Lees en verano?
Reconozco que leo poco. Me gustan las biografías. Mi libro favorito de mi infancia fue Platero y yo porque tengo pasión por los burros. Cuando sea millonaría tendré uno y le voy a llamar Pepe.

¿Cuál es tu aperitivo favorito?
Las marineras, pero de aperitivo, de comida, de cena o a media tarde. Me encantan. ¡Ah! y las navajas.

Siempre has presumido de ser murciana.
Añoro mucho a mi tierra. Cuando estoy fuera me pongo Adiós, mi España querida de Antonio Molina y me pego ´panzás a llorar´. Extraño mi casa de Murcia y tengo muy claro que cuando me muera mis cenizas estarán en Murcia.

¿Sueñas en inglés o en español?
Soy bilingüe y unas veces sueño en inglés y otras en panocho (risas). Mucha gente me pregunta por qué canto en inglés, pero es que me sale así.

¿Qué planes tienes para este verano?
Ahora voy a tope pero estoy deseando que llegue agosto porque por primera vez en no sé cuánto tiempo voy a tener un mes de vacaciones, del 1 al 31. Las pasaré mitad en Murcia y mitad en Barcelona. Cataluña en cuestión visual y de comida es lo que más me recuerda a mi tierra. Ah! el ali oli es el ajico murciano y el pantumaca lo inventamos los murcianos.

Háblanos de tu nuevo disco.
Se llama Loveaholic, su traducción es ´adicta al amor´. Es un análisis de por qué necesito amar y que me amen, habla de mi infancia y mi relación con mis padres. El amor es la fuerza que mueve el mundo. El sexo es una energía que tiene picos y bajadas muy grandes; está en un radar más vanal y lo vanal se va muy rápido.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine