07 de julio de 2018
07.07.2018
Arte

Los objetos urbanos y sus alteraciones, a la vista

La exposición 'We Feel Untied, But Why?', del madrileño Ian Waelder, estudia los rastros y marcas que el cuerpo ejerce sobre ellos y desde ayer se puede visitar en el Centro Párraga de Murcia

06.07.2018 | 20:53
Ian Waelderado en el Centro Párraga. GABRIEL ESCOBAR

Preguntarse sobre la función, forma, sentido y presencia de aquello que podemos tocar hasta llegar a la reflexión de si los objetos pueden llegar a separarse completamente de su función original. Eso es lo que pretende el joven creador madrileño Ian Waelder con su nuevo proyecto: We Feel Untied, But Why?, el cual está diseñado específicamente para el Espacio 2 del Centro Párraga de Murcia. En él se podrá visitar, hasta el próximo 23 de septiembre de lunes a viernes entre las 9 y las 20 horas, una superficie rayada del suelo del Centro Párraga que ha sido levantada y ocupa el lugar de una gran pintura, paredes recubiertas de cera, restos de zapatos desgastados por la práctica del 'skate' y una instalación sonora que hacen que el espectador reflexione sobre las relaciones que se establecen entre los objetos cotidianos, viendo alterada la función para la que fueron creados y estando marcados por la erosión, el paso del tiempo y otras acciones como las prácticas y juegos urbanos.

En este proyecto Ian Waelder también reflexiona sobre cuáles son las relaciones afectivas que se establecen entre los objetos urbanos y los humanos. Estos y otros interrogantes abren un campo de investigación en el que Waelder ha estado acompañado por la comisaria Sonia Fernández Pan.

«La heterogeneidad de propuestas y artistas que tienen cabida en la programación del Centro Párraga, un espacio que asume la responsabilidad de realizar una muestra lo más representativa posible del arte contemporáneo que se está desarrollando actualmente en nuestro país, con propuestas que, además, tienen un marcado carácter escénico», declaró la directora general del Instituto de las Industrias Culturales y las Artes (ICA), Marta López-Briones, quien fue la encargada de la presentación ayer de esta nueva exposición. Asimismo, la directora del Instituto afirmó que «el joven artista madrileño Ian Waelder es uno de los creadores más prometedores de su generación, en cuyo trabajo podemos encontrar la agudeza de la sencillez, ya que sus propuestas están exentas de cualquier elemento superfluo».

Con esta exposición termina la temporada de inauguraciones del Centro Párraga, que en el último semestre ha mostrado el trabajo de Fito Conesa, Mira Bernabéu, Antonio Montalvo, Lorena Amorós, Kasia Rogowicz y Juan Manuel Abellán.

Un artista interdisciplinar

La práctica artística de Ian Waelder (1993) aborda diferentes disciplinas como la fotografía, la instalación sonora, el texto, la pintura o la escultura. Entre sus exposiciones individuales destacan Who Would Be Interested in an Empty Parking Lot (The Finnish Museum of Photography, Helsinki, 2018) y The Noise, The Traces and Marks (Local Arte Contemporáneo, Santiago de Chile, 2015).

Fue artista residente en Hangar Lisboa (2016) y NauEstruch de Sabadell (2015), y su trabajo también fue expuesto de forma colectiva en Madrid, Barcelona y Mallorca, siendo esta la primera ocasión que viene a Murcia.

Actualmente reside en Frankfurt, formando parte de la clase de Peter Fischli y Mark von Schlegell (Pure Fiction) en la Städelschule. También es cofundador de Editions & Publications junto a Óscar Florit, un proyecto centrado en ediciones limitadas de publicaciones de artista que tiene como intención principal la colaboración e intercambio entre artistas, teóricos y comisarios.

Por su lado, la comisaria e investigadora Sonia Fernández Pan es autora de Esnorquel desde 2011, un proyecto personal en forma de archivo on-line a través de textos, 'podcasts' y conversaciones. Entre sus últimos proyectos están As We Could Scrape the Color of the Iris and Still See (Twin Gallery, 2018).

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook