16 de febrero de 2018
16.02.2018
Turismo

Una Región 'de miedo'

Adéntrate en los ocultos y misteriosos lugares de la comunidad y vive una noche de leyenda que no podrás olvidar jamás

16.02.2018 | 13:57

Fantasmas, demonios, masacres, lugares enigmáticos cargados de secretos o que ponen los pelos de punta. En la Región de Murcia son muchas las historias que envuelven ciertos lugares, y que hacen de éstos sitios de culto para aquellos amantes del terror. Si en tu vocabulario no entra la palabra miedo y te gustan las emociones fuertes, te mostramos algunos de los lugares más enigmáticos de la Región según Murcia Turística.


El crimen del Hostal del Cónsul, La Unión

Un horrible y violento caso sin resolver que convierte este hostal en un lugar de misterio para todos aquellos amantes de lo paranormal.
Alfonso Martínez Saura era el propietario de este enigmático hostal. El 27 de marzo de 1982 Alfonso recibió 63 puñaladas en la cafetería de su local. En su mano tenía cabellos arrancados, síntoma de lucha. Nunca se encontró el arma. ¿El misterio? Tras investigar las autoridades todo el hostal comprobaron que el edificio estaba cerrado ´a cal y canto desde dentro´. Entonces ¿por dónde escapó el asesino?
Los informes cuentan que días antes de su muerte, el propietario bromeaba sobre la presencia de fantasmas que tocaban el timbre y desaparecían.
Han sido muchos los curiosos que han realizado pruebas de campo en el marco de la investigación paranormal en este lugar, y han registrado siluetas neblinosas por el interior del inmueble y sombras deambulando cerca del hostal. Hay registradas también psicofonías que añaden interrogantes a esta muerte más de 30 años después.
Hasta este enigmático hostal se puede acceder fácilmente, pues está localizado cerca de una salida de la autovía que une Cartagena con el Mar Menor. Está bien comunicado, pero en medio de la nada.


El Castillo Vélez de Mula

Este emblemático edificio construido en el siglo XVI esconde tras de sí una historia que comienza con el fallecimiento de una niña que cató por un pozo en una de las torres. Muchos años después, en 2013, otra niña resultó herida al caer desde una altura de 10 metros y tuvo que ser atendida por los servicios sanitarios.
A partir de este momento ha sido objeto de muchos grupos de investigación paranormal, debido a los extraños fenómenos y apariciones que se han dado en este misterioso lugar. Como muestra se han presentado algunas fotografías donde se observan figuras oscuras y un cuerpo de lo que parece pertenecer a un niño. También se ha reunido una gran cantidad de material psicofónico, en el que se han llegado a escuchar voces diciendo "¡Calla, asesino!" o "¡matad!".
Sin duda, este castillo esconde en su interior un enigma donde el misterio cobra vida para todos aquellos que deseen enfrentarse a él.
Este castillo no está habilitado para visitas en el interior pero se puede llegar hasta la misma base y poder ver a tus pies toda la ciudad.

La maldición del Teatro Romea de Murcia

La leyenda que versa sobre este Teatro tiene su inicio cuando la I República expropió la tierra, donde está construido

este emblemático edificio, a los dominicos. Sobre este teatro, inaugurado en octubre de 1862, recayó una maldición: el teatro se quemaría tres veces. En el primer incendio no moriría ninguna persona, en el segundo habría un fallecido y en el tercer incendio, cuando el teatro estuviera completo, todos los asistentes morirían y el teatro quedaría completamente destruido.
La noche del 8 de febrero de 1877 se declaró un incendio que destruyó la sala de representaciones y que afectó al resto del edificio. Nunca se llegó a saber con certeza cuál fue la causa del incendio. No hubo víctimas.
Con el teatro reconstruido y más de veinte años después, el 10 de diciembre de 1899, se produjo otro incendio que se cobró la vida de una persona. La culpable de este incendio fue una combustión de los cables del alumbrado técnico.
Desde entonces, y para impedir que se cumpla la maldición, se dice que siempre se dejan una o dos entradas sin vender para que el aforo nunca esté completo, y evitar así que se cumpla el tercer incendio.
Si quiere visitar este emblemático teatro lo puede encontrar en la plaza que lleva su nombre, en la capital murciana.

La Maldición de la Dama Blanca, Cartagena

El amor y el destino trágico son algunos de los ingredientes de esta leyenda que tiene lugar en El Castillo de la Concepción de Cartagena, construcción que tiene sus orígenes en el siglo XIII.
Cuenta la historia que hace mucho tiempo en Cartagena, un noble arrogante se enamoró de una joven, Doña Sol, pero el corazón de la dama pertenecía a un muchacho que tenía una posición social más baja, por lo que ese amor era imposible.
El noble decidió, en un arrebato de celos, asesinar a este joven para obligar a la dama a contraer matrimonio con él. La joven le rechazó y le maldijo, y el engreído hombre, sin poder soportar haber sido rechazado de nuevo, la encerró en una habitación del castillo y la emparedó.
Con el eco de esta leyenda sobre el castillo de la Concepción, han sido muchos los trabajadores que han asegurado sentir presencias inexplicables, escuchar sonidos extraños, e incluso han llegado a ver una misteriosa figura introduciéndose entre los ladrillos de los muros. Se dice que el espíritu de la doncella sigue vagando por sus alrededores.

Sanatorio de Sierra Espuña

Los sanatorios para enfermos mentales, tuberculosos y orfanatos siempre han estado rodeados de misterio. Y el Sanatorio de Sierra Espuña no podía ser menos. Este sanatorio que se encuentra en Alhama se construyó a finales de 1913 para tratar a tuberculosos, en 1963 se convierte en una escuela-hogar para niños huérfanos de la zona. Tras unas reconstrucciones el edificio se reabre como un albergue juvenil, pero en 1995 cerró sus puertas para siempre.
Rápidamente comenzaron a oírse historias sobre sonidos propios del más allá y extrañas apariciones de seres de otro mundo en el sanatorio y en los bosques de alrededor. Muchos de los jóvenes que estuvieron allí cuando el edificio era un albergue afirman haber escuchado ruidos y visto sombras que abrían y cerraban la puerta, y definen el sanatorio como un lugar embrujado y maldito.
Han sido muchos los valientes que han querido investigar este edificio ya en ruinas, y todos han coincidido en el aspecto tétrico y el halo fantasmal que rodea la construcción que, acompañado con los ruidos del bosque y el frío del lugar, juegan malas pasadas.
Actualmente, este tenebroso sanatorio se encuentra vallado, pero se puede acceder a través de los agujeros que hay en las verjas, si quiere visitarlo, está en la pedanía de El Berro en Alhama de Murcia.


No importa que no sea Halloween todavía, si lo que buscáis son emociones fuertes, no dejéis perder esta oportunidad, coged vuestra mochila, una linterna y una cámara de vídeo y descubrid los misterios que se esconden en estos lugares enigmáticos de la Región de Murcia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine