Motociclismo

Cara y cruz para Acosta y Aldeguer en Sachsering

El mazarronero acaba último en la carrera al sprint tras una ‘escapada’ a la grava a falta de tres vueltas, mientras que el de La Ñora es tercero

Pedro Acosta cae en Sachsering.

Pedro Acosta cae en Sachsering. / L.O.

Emilio Pérez de Rozas / EPE

No tuvo fortuna Pedro Acosta sobre el asfalto de Sachsering en una carrera al sprint en la que, tras partir desde la octava posición y recuperarse de un mal inicio que le relegó a la decimocuarta plaza, acabó precipitándose a falta de tres vueltas para el final, haciendo una ‘escapada’ por la grava que le condenó a la última posición. El piloto mazarronero, ‘rookie’ de MotoGP, saldrá hoy décimo para tratar de subir al podio en el Gran Premio de Alemania por tercer año consecutivo. Por su parte, Fermín Aldeguer fue capaz de marcar el tercer mejor tiempo en la prueba de Moto2 para asegurarse la primera línea de salida en la carrera de hoy.

Ante la mirada de Keanu Reeves, ‘Martinator’ se convirtió, de nuevo, en ‘Matrix’. El actor canadiense estuvo presente en la parrilla de salida de la carrera al ‘sprint’ del Gran Premio de Alemania, celebrada en Sachsenring ante decenas de miles de aficionados, para disfrutar de un nuevo triunfo del madrileño Jorge Martín (Ducati), que, después de dejar el mando a ‘Pecco’ Bagnaia (Ducati) en la primera vuelta, cogió el liderato y, con mucho mejor ritmo que el bicampeón del mundo, no dejó que le acosasen en ningún momento en las 14 vueltas que restaban. Martín compartió el podio con un resucitado Miguel Oliveira, seguido de ‘Pecco’ Bagnaia.

Con el permiso de Reeves, el héroe de esta cortita carrera (15 vueltas, hoy serán 30) volvió a ser el catalán Marc Márquez (Ducati), que, después de que el veterano alemán Stefan Bradl (Honda) le estropease su vuelta rápida en la ‘quali’, arrancaba desde la 13ª posición, protagonizando una remontada prodigiosa que le ha permitido acabar en sexta posición, tras superar a Maverick Viñales (Aprilia) sobre la misma línea de meta, por medio neumático, concretamente por tres milésimas de segundo.

‘Martinator’ impone su ley

Los últimos compases de la ‘sprint’ fue una demostración del poderío de Martín, que sumó ayer el cuarto sábado del año siendo el mejor, el más rápido, el ganador. ‘Martinator’ formó un trenecito dónde no se movió ni Oliveira ni Bagnaia. «Era muy, muy, complicado no cometer errores, pues el viento, como en la sesión del viernes, volvió a ser muy molesto. Estoy muy contento porque vuelvo a ganar y a sumar unos puntitos más que ‘Pecco’ y Marc (Márquez), lo que es muy, muy importante de cara al Mundial».

Mientras, Bagnaia se conformaba con todo «porque estaba claro que hoy no era mi día, aunque hemos vuelto a puntuar», Oliveira daba saltos de alegría, no tanto por su segundo puesto en un sábado, que también, «sino porque este equipo se merecía, por fin, una alegría como esta». Mientras Aprilia oficial perdía a Aleix Espargaró por lesión y alejaba a Viñales del podio, el nuevo equipo norteamericano Trackhouse Racing, dirigido por Davide Brivio, uno de los ‘padres’ deportivos de Valentino Rossi, le proporcionaba a la firma de Noale este valioso podio.