Final del play off de ascenso a segunda REFE

El Imperial se queda sin ascenso

El filial del Real Murcia despierta del sueño de jugar en Segunda RFEF al verse superado por el CD Coria en el partido de vuelta de la final del play off | El 2-0 encajado en la primera parte fue casi decisivo

Tristeza en las caras de los jugadores murcianistas, que no pudieron lograr el deseado ascenso a Segunda RFEF.

Tristeza en las caras de los jugadores murcianistas, que no pudieron lograr el deseado ascenso a Segunda RFEF. / PRENSA REAL MURCIA

Paco Sarabia

No ha podido ser. El Real Murcia Imperial cayó en la final nacional por el ascenso a la Segunda RFEF. El Coria superó al filial grana por 4-1, un resultado justo pero demasiado abultado por lo visto en el campo. Los dos primeros tantos en sendos córners resultaron decisivos, por la importancia que tuvieron en el marcador como por como y cuando fueron. El primero de Divine en propia puerta y el segundo al filo del descanso de cabeza de Iñaki León.

El cuadro de Carlos Cuéllar lo intentó hasta el final. Fue mejor durante varios tramos del partido, en especial en el segundo periodo pero finalmente no pudo ser. Marcó el 2-1 pero al quedarse con diez la reacción grana se acabó y ya no tuvo nada que hacer ante un Coria más hecho.

En el once ideal no hubo grandes sorpresas ya que solo existian dos dudas. El extremo derecho que apostó por Palomino y la punta de lanza que entre Divine y Ángel, el técnico apostó por el futbolista nacido en Ghana. El delantero, fuera del tanto en su propia portería que es mala suerte, no tuvo su día y fue el menos destacado del equipo. No creó ninguna ocasión de peligro y tampoco pudo combinar ni sumar sin balón. Esto, unido a su discreta fase de ascenso ante Lorca y Cieza, mancha una temporada que hasta los play offs era buena.

El Coria, con todo el público a favor un Estadio La Isla completamente lleno arrancó el partido con la idea de controlar el partido más que en el encuentro de ida.

El balón parado resultó decisivo, el primer gol de los celestes llegó en el minuto 20 de partido al no despejar como hubiera deseado y meter el esférico en su portería. El segundo fue en la última jugada del primer periodo al rematar Iñaki León en el primer tanto un gran balón de y poner el 2-0. Un mazazo para llegar al entretiempo.

Palomino fue la gran sorpresa del once y también fue el único que tuvo la mejor ocasión del cuadro grana en el primer tiempo. No estuvo excesivamente participativo y por eso fue uno de los sacrificados para el segundo tiempo.

Se llegaba al descanso con una sensación de que era muy difícil y que tenía que cambiar la forma de jugar para cambiar el rumbo del partido.

Cuéllar dio entrada tras el descanso a Raúl Martínez y Mariano buscando que se revitalizara la banda derecha, ya que por la izquierda Toral estaba siendo el mejor de los granas.

Los cambios funcional

Los cambios funcionaron y pese a lo cuesta arriba que estaba la eliminatoria los futbolistas granas sometieron al Coria y encontraron el premio en forma de 2-1. Tras un balón parado, Junior le cedió el balón a Mariano que con un toque magistral recortaba distancias y hacía que los 300 aficionados murcianistas estallaran de alegría.

Cuando mejor estaba el equipo llegó el tercer mazazo y el más decisivo. Ismael Ferrer, que no tuvo tan buen día como semanas anteriores, vio la segunda amarilla con justicia. El Imperial se quedaba con diez y se acabó la manera de crear peligro. Las dos amarillas son claras y las dos amarillas podían haberse evitado, no eran jugadas donde el equipo estaba en peligro pero la tensión y las altas pulsaciones del encuentro le hicieron cometer dos infracciones claras.

Cuéllar tenía preparados en la banda, y que entraron minutos después, a Ángel y Belmonte pero esa expulsión cambió la idea del míster. Finalmente se fueron Totti y Divine y la marcha del mediocentro hizo que el equipo se partiera y dejara de crear peligro.

Con el 2-1 y un futbolista más se vio las grandes virtudes del Coria. Supieron como desquiciar por momentos y supo sobre todo entender como hay que jugar este tipo de encuentros. La sensación es que el Imperial estaba a un gol de empatar la eliminatoria pero parecía eliminado. No tuvo ninguna opción ni Ángel ni Belmonte, fueron cambios que no consiguieron hacer daño a un rival crecido y lleno de confianza, tras un inicio de segundo tiempo de color grana.

El final del sueño

El mazazo definitivo llegó con el penalti del 3-1. Raúl Martínez, que hizo un buen segundo tiempo desde el lateral, cometió penalti que viendo las imagenes es inexistente y que finiquitó el ascenso para el cuadro extremeño. Sergio Gómez lanzó la pena máxima de manera magistral alojando el esférico en la escuadra. Erik no pudo hacer, al igual que en el resto de tantos.

La puntilla, con un Imperial roto y buscando con un hombre menos el tanto para creer en lo imposible, llegó en tiempo de descuento. Angelito en una contra rápidisima cuando ya pasaban cuatro minutos del descuento puso el definitivo 4-1 haciendo que se volvieran locos los más de 3000 espectadores que llenaban el campo.

La sensación es que cuando no es el día no hay nada que hacer y todo lo que ha ido ocurriendo en el partido minaba la moral del cuadro grana.

Finalmente, el sueño se esfumó y el Real Murcia Imperial seguirá un año más en la Tercera Federación. La temporada del filial ha sido de sobresaliente, con varios futbolistas debutando con el primer equipo, realizando una gran liga regular quedando en segunda posición, superando las dos primeras rondas de la fase de ascenso, pero no se le pudo poner la guinda en el último encuentro.

Tras el no ascenso toca ver el rumbo que coge el proyecto y el futuro de futbolistas que tienen más nivel de la Tercera Federación y que generan dudas en el primer equipo. Casos como el de Toral, Mariano, Ismael Ferrer o Totti. Cada uno con sus particularidades pero que han demostrado que tienen un futuro por delante.