Cuarto partido de la final por el título

Jimbee Cartagena - ElPozo Murcia: colofón histórico o remontada a la vista

El Jimbee busca hoy una victoria que le proclame campeón de Liga, mientras que ElPozo intentará llevar la final al quinto partido

Saludos entre jugadores de ambos equipos antes del partido del viernes.

Saludos entre jugadores de ambos equipos antes del partido del viernes. / Iván Urquízar

Salva Castiñeyras

El Palacio de Deportes de Cartagena se vuelve a alzar como el coliseo donde se librará una nueva batalla a todo o nada por el título de liga. La tarde del domingo promete estar cargada de emociones intensas, con la esperanza y la tensión por parte de unos y otros palpándose en el aire. Tras la victoria en penaltis de ElPozo Murcia el pasado viernes, que dejó la serie en un emocionante 1-2 a favor de Jimbee Cartagena, el destino de ambos equipos pende de un hilo. Hoy (18.00h / Teledeporte), los cartageneros tienen la oportunidad de alcanzar el ansiado alirón y celebrar su primer título de liga, mientras que ElPozo luchará por igualar la serie y forzar un quinto y definitivo partido en Murcia. Todo por decidir y nervios a flor de piel.

Sin tiempo para lamentos

El Palacio de Deportes de Cartagena fue testigo de una noche de inquietudes y agitaciones desenfrenadas. Los más de cinco mil aficionados que abarrotaron el recinto vivieron una montaña rusa de sentimientos, desde la más alta euforia hasta el claro amargor del cierre final. La derrota en la tanda de penaltis, tras los dos fallos de Pablo Ramírez y Javi Mínguez, frenó de golpe la exaltación y evitó que los de la Avenida del Cantón pudieran levantar el trofeo en un escenario histórico. Sin embargo, la afición en la trimilenaria no debe caer en el desánimo, ya que hoy vuelve a presentarse una nueva oportunidad de hacer historia.

Duda, el entrenador de Jimbee Cartagena, expresó su confianza en la fortaleza mental de su equipo tras la derrota. «Seguro que mi equipo va a estar entero psicológicamente. No es fácil ganarle a ElPozo tres partidos seguidos y todos firmábamos estar 1-2 en la final a estas alturas», afirmó. Con el apoyo inquebrantable de su afición, que agotó las entradas para el propio domingo apenas unas horas después del desengaño del viernes, la hinchada cartagenera ha enviado un mensaje claro a su equipo: no estarán tampoco solos en esta batalla. El Palacio de los Deportes se llenará nuevamente hasta los topes, vibrando con una atmósfera electrizante que buscará, esta vez sí, consagrar el título en casa y evitar a toda costa que la final regrese a tierras murcianas.

ElPozo Murcia llega revitalizado tras su agónica victoria en la tanda de penaltis, una victoria que ha infundido nueva confianza y moral en el equipo. Dani Martínez, entrenador de ElPozo, destacó la capacidad de su equipo para competir en situaciones adversas.

El ADN de ElPozo

«Estoy muy contento con el equipo. Más allá de ganar o perder, hemos demostrado que queremos ser campeones, que tenemos huevos y que sabemos competir en situaciones complicadas», comentó Martínez. El técnico murciano subrayó la importancia de la perseverancia y la lucha en momentos difíciles, destacando que su equipo “en una situación así es fácil rendirse, pero han sacado su ADN, que es luchar y pelear».

El sentimiento de euforia y esperanza es palpable entre los seguidores de ElPozo Murcia, quienes ven en este cuarto partido la oportunidad de igualar la serie y forzar un quinto encuentro decisivo en su casa. La resiliencia demostrada por ElPozo al levantarse de los dos primeros golpes en cancha propia es más que admirable. En ellos, los charcuteros realizaron 42 tiros a puerta pero solo consiguieron marcar 2 goles, pese a ello, no agacharon cabeza, no les importó lo cerca que estuviera el abismo, y salieron con confianza, motivación y fé en que la remontada aún era posible, hasta acabar sumando esa primera victoria.

Las gradas, otra vez llenas

De esta forma, y con dos equipos que seguirán brindando un auténtico show competitivo, el Palacio de Deportes de Cartagena volverá a vivir una tarde para el recuerdo. Más de 5000 gargantas volverán a hacer del recinto una caldera esta tarde de domingo, con ambos cuadros sintiendo la necesidad imperiosa de ganar.

La presión de no dejar escapar una ventaja de dos partidos, además de ser su última bala para rematar en casa la final, hace impensable que Jimbee permita que la final regrese a Murcia. Aunque una victoria hoy no otorgue el título a los charcuteros, sí que significaría un golpe psicológico y emocional devastador para Jimbee.

Los de Duda perderían sus dos match-ball en casa y dejarían escapar la misma ventaja de dos victorias, forzando un regreso a Murcia donde ElPozo tendría preparada la mayor de sus gestas para el quinto y definitivo partido. El desenlace de esta serie promete ser histórico, con todo en juego en una final que ha capturado la imaginación y la pasión de ambos bandos. La resiliencia, el coraje y la habilidad táctica se pondrán a prueba una vez más en este emocionante cierre de temporada.