Final Play Off de Primera División

ElPozo y Jimbee, ante un segundo asalto de la final con mucho en juego

Los murcianos vuelven a recibir a los de Duda para intentar igualar la serie antes de viajar a Cartagena, mientras que los cartageneros buscan aumentar su ventaja

Mellado conduce el balón frente a Felipe Valerio en el primer partido de la serie.

Mellado conduce el balón frente a Felipe Valerio en el primer partido de la serie. / Israel Sánchez

Fran Montiel

El fútbol sala no da tiempo para celebraciones, ni mucho menos para lamentos, pues la final por el título de la LNFS vuelve a la carga dos días después de su primer envite citando de nuevo en el Palacio de los Deportes de Murcia a ElPozo y Jimbee (20.00, TeleDeporte).

Tras una batalla frenética en la que los de Duda lograron llevarse el primer punto de la eliminatoria en un choque en el que supieron aprovechar sus ocasiones comandados por un Chemi estelar bajo palos, el segundo asalto llega nuevamente para ellos en territorio hostil, ante un cuadro murciano que sabe que mereció más y tiene ganas de revancha.

Este deporte no entiende de merecimientos, entiende de meter más goles que el rival, y fue lo que hicieron los de Cartagena para brindarle a toda su afición desplazada la mayor de las alegrías, poniendo el 1-0 en la eliminatoria y recuperando el factor cancha. Para lograrlo, el guardameta mazarronero fue indiscutiblemente la figura, con más de treinta paradas de todo tipo que desesperaron a los locales.

Por ello precisamente, es por lo que en Murcia todavía se confía y mucho en darle la vuelta a la situación, primero porque esto es al mejor de cinco partidos y segundo porque saben que jugando como el pasado sábado y afinando un poco la mira de cara a portería, los resultados acabarán llegando.

Este partido tendrá en juego mucho más que un punto, pues para ElPozo es la posibilidad de seguir muy vivo en la eliminatoria y tener que vencer una vez en Cartagena para forzar el quinto ante su gente, mientras que para Jimbee es la ocasión para dar un golpe sobre la mesa y tener dos oportunidades en casa de conseguir la primera liga de su historia.

Con la igualdad de dos plantillas muy completas, con un choque táctico de pizarras que bien podría ser de ajedrez entre los dos entrenadores de la temporada y con un Palacio que estará de nuevo a reventar y espera un desplazamiento nuevamente considerable desde la zona costera, se decidirá buena parte de esta eliminatoria.

Esa buena parte estará condicionada por Marcel, pichichi de la LNFS, que atendió a los medios antes del duelo para comentar la situación del equipo: «Estamos tristes por la derrota y por la gente que vino a animarnos, sabíamos que esto es algo que podía pasar y la final es muy larga. Algo ha cambiado dentro de nosotros tras la copa, remontamos en Valdepeñas, supimos sufrir en Jaén y estamos preparados para todo».

En lo que respecta a las ocasiones generadas, destacó que la solución es clara: «Lo que tenemos que cambiar es meter los goles, estamos fuertes en ataque y en defensa, nos tiraron muy pocas veces y la solución es marcar lo que generamos porque con un gol no nos vale para ganar a Cartagena».

Sobre su papel en el equipo, destacó que se siente importante: «Por el tiempo que llevo quizás sí me toca, pero hay gente con aún más experiencia que también tiene ese rol, estamos ahí y yo quiero meter los goles, pero lo que quiero de verdad es salir campeón, eso es lo que vale».

Del otro lado, Duda se mostró satisfecho por el resultado conseguido el pasado sábado, pero sabe que nada está decidido: «Esto nos garantiza jugar dos partidos en Cartagena que es muy importante, tenemos esa ventaja pero que sea importante no significa que sea determinante, muchas finales se resuelven a cinco partidos y toca seguir luchando».

El que ya fue decisivo y espera volver a serlo será Chemi, al que Duda respalda: «Es mi portero preferido y lo he elegido porque creo que es el mejor y lo está demostrando, queda mucha liga y mucha final y no queremos gafarlo, que siga así en esta línea porque es un chico que trabaja mucho para alcanzar este nivel».

Necesitarán a Chemi, igual que los locales necesitarán a Marcel, para volver a brindar un partido vibrante que podría desmarcar a unos o acercar a los otros.