Fútbol

Y si el entrenador del Real Murcia está en casa

Viendo la que hay montada en las oficinas de Nueva Condomina, solo espero un golpe de efecto de los auténticos

Y si el entrenador del Real Murcia está en casa.

Y si el entrenador del Real Murcia está en casa. / Ángela Moreno

Ángela Moreno

Ángela Moreno

Hace un año y medio el Real Murcia se gastaba el dinero en jamones. Un año y medio después, Felipe Moreno ha conseguido poner orden en el club grana. Ahora ya no se gastan el dinero en jamones. Ahora, el Real Murcia se gasta el dinero en directores deportivos. Porque el Real Murcia tendrá para la próxima temporada dos directores deportivos. Perdón, quería decir que el Real Murcia tendrá para la próxima temporada tres directores deportivos.

Si no les salen las cuentas, no se preocupen, se las hago yo en un minuto. Por un lado está Javier Recio, el director deportivo por el que, tras su fichaje hace un año, Felipe Moreno recibió todo tipo de felicitaciones. Lo dijo el mismo presidente grana en la presentación del madrileño, una presentación en la que el cordobés no cabía en sí de orgullo por su apuesta personal. Pero ahora Javier Recio ya no es el ojito derecho de Felipe Moreno. Porque ahora el ojito derecho de Felipe Moreno es Asier Goiria.

Será el vasco el director deportivo titular en la temporada 24-25, desplazando a un Javier Recio que, al no ser despedido, se queda como el director deportivo suplente más caro de la historia. Pero no acaba aquí el chiste. Como no hay dos sin tres, el Real Murcia cuenta con un director deportivo 1, que es Goiria; un director deportivo 2, que es Recio; y también cuenta con el director deportivo de los directores deportivos que no es otro que Felipe Moreno júnior, hijo del presidente y encargado de supervisar cualquier decisión, por mucho que Goiria llegue presumiendo de que tendrá la última palabra.

Estarán de acuerdo que, con tres directores deportivos y un presidente siempre atento a las recomendaciones de sus amigos futboleros, en la próxima temporada nada puede salir mal. Pero si aún así tienen dudas, les voy a dar más motivos para creer. Porque en el Real Murcia, además de tres directores deportivos, hay dos secretarios técnicos. Tenemos a Pedro Asensio, al que desde hace meses todos situaban en ese segundo escalón por su gran trabajo y su conexión con Recio, y luego tenemos a Unai Zubiaur, secretario técnico enchufado por Goiria.

Y, como la mochila de Goiria es similar a la de Dora la Exploradora, el vasco se ha traído también a Iban Markitz para que haga funciones de scouting. Estarán de acuerdo en que nunca viene mal reforzar ese departamento, lo curioso es que el pasado mes de enero, cuando el Real Murcia contrató a una empresa externa de primer nivel para que le hiciera esa tarea, el propio club entregó la carta de despido a Ismael Garrido porque ya no necesitaba a nadie en las oficinas para ver partidos y valorar jugadores. Pero claro, es que Ismael Garrido no era amigo de Asier Goiria, ni estaba recomendado por Toché.

Por si se han perdido. Rebobinemos. El Real Murcia 2024-2025 tiene dos directores deportivos, dos directores deportivos a la vez supervisados por el director deportivo de los directores deportivos. Y luego, el Real Murcia tiene dos secretarios técnicos: el secretario técnico de Goiria y el secretario técnico de Recio. Y también tiene un scouting personal y una empresa de scouting externa. Y, si creen que acaba ahí la cosa, se equivocan. Porque el Real Murcia tiene asimismo dos psicólogos: el psicólogo contratado el pasado mes de diciembre por el club y el psicólogo colocado ahora por Goiria.

El 4x1 de Goiria

Un 4x1 se ha marcado el ex del FC Cartagena. Sin ni siquiera pisar las oficinas de Nueva Condomina, ya le ha metido el vasco a Felipe Moreno más goles que los que celebró en sus 43 partidos como delantero albinegro. Pero que nadie piense que esto es como las ofertas del Carrefour. Que nadie piense que la broma va a salir barata. Recemos para que en noviembre las cosas no vayan mal y no empiecen a publicarse los altos contratos firmados y los lloros del presidente por lo caras que le cuestan las rescisiones.

Y el 4x1 todavía puede convertirse en un 5x1 si llega, como parece, un entrenador también de la confianza de Goiria. Aunque yo, viendo la que hay montada en las oficinas, espero un golpe de efecto de los auténticos.

Porque con el plantillón que se va a construir gracias al trabajo de los tres directores deportivos, los dos secretarios técnicos, el megadepartamento de scouting y los dos psicólogos, no hace falta fichar a ningún súper entrenador que luego se lleve todo el mérito cuando se ascienda de calle a Segunda División. Solo hace falta encontrar a alguno del montón dispuesto a poner el carné para que Felipe Moreno abandone su sitio en el palco y se anime a sentarse en el banquillo como hizo en su época el mismísimo Dmitri Piterman.

Suscríbete para seguir leyendo