Baloncesto

El último baile del UCAM Murcia

Más de medio millar de aficionados, que forman largas colas en una firma de autógrafos, celebran en la avenida de la Libertad con los jugadores el histórico subcampeonato de liga como cierre a una temporada inolvidable

Así recibe la afición a los jugadores del UCAM Murcia tras su temporada histórica

Pablo Fernández

Dioni García

Dioni García

Los aficionados más veteranos del UCAM Murcia CB han vivido celebraciones por ascensos, pero nunca por un subcampeonato. Las decenas de niños que se congregaron ayer en la avenida de la Libertad están de enhorabuena, porque ellos no han tenido que vivir las temporadas grises de un club con casi cuatro décadas de vida. Ellos llevan asociado el baloncesto a una fiesta permanente, como la que se vivió en las inmediaciones de El Corte Inglés, donde más de medio millar de seguidores, pese a que el club apenas tuvo tiempo para difundir la convocatoria, se congregaron para dar el último agradecimiento de una afición entregada.

«Ver niños y niñas entre cuatro y once años aquí es un éxito», dijo un afónico Sito Alonso, quien celebró que «este verano ellos ya no necesitan llevar una camiseta del Madrid o del Barça, con la del UCAM es suficiente». El técnico que en su día, cuando entrenaba a otros equipos, escuchaba desde las gradas ‘Sito pita tú’, volvió a recibir el reconocimiento a su trabajo ayer con el grito ‘Sito tiene un plan’. Tanto él como todos los responsables de la exitosa temporada estarán siempre en el recuerdo. A todos esos aficionados que han tenido la suerte de vivir este momento, cuando pasen veinte años, se les dibujará una sonrisa en sus rostros cuando escuchen sus nombres porque han hecho historia, la más importante, la inolvidable.

La ‘UCAManía’ quedó de manifiesto por última vez en la planta de deportes de El Corte Inglés. Allí estaban los jugadores para firmar autógrafos a todos. Pero las previsiones se desbordaron porque las colas fueron interminables. Por ello el acto central comenzó con más de una hora de retraso. En un escenario instalado en la calle se celebró el último baile del curso. Después de aplaudir y rugir con las canastas de los hermanos Kurucs, Sant-Roos, Todorovic, Birgander y Dylan Ennis, entre otros, ayer tuvieron la ocasión de acercarse a ellos para agradecerles que han conseguido que sus vidas sean más felices y para pedirle una vez más a Dustin Sleva que se quede.

Radovic, con el trofeo al cielo

«Las cosas no son fáciles y vosotros sois la razón fundamental de cualquier proyecto. Que siempre estéis al lado de los jugadores es muy importante, mucho más de lo que pensáis», dijo un emocionado Sito Alonso, quien acabó su breve discurso con «el año que viene más».

El capitán, Nemanja Radovic, fue el encargado de llevar en sus manos el trofeo de subcampeón, el primero que llega a las vitrinas del club en un curso donde el equipo también ha jugado la Supercopa, la Copa del Rey y ha sido tercero en la Basketball Champions League. Entre gases de humo y confeti, el montenegrino levantó al cielo el trofeo después de agradecer a los seguidores «el apoyo que nos habéis dado esta temporada, en la que hemos disfrutado mucho, y en nombre de mis compañeros os doy las gracias».

Por petición popular, el director general, Alejandro Gómez, también tuvo que coger el micrófono: «Es un orgullo máximo ser un murciano más como vosotros, y también ha sido un orgullo ver el Palacio de los Deportes esta temporada. Estoy súper feliz», dijo el madrileño, quien ha pasado de sufrir un descenso en su primera temporada en el cargo, a consolidar el proyecto.

La nota de humor, como siempre en este UCAM Murcia, la puso Dylan Ennis. El jugador con más carisma para la afición fue invitado a dirigirse a los aficionados. Pese a que lleva varios años jugando en España, apenas habla español. Por ello le pidió al oído a Radovic que le tradujera una frase. Y cuando todo el mundo esperaba un grito de guerra o un mensaje emotivo, soltó «dónde está el vino», desatando las carcajadas de todos los presentes.

Así concluyó una temporada para el recuerdo, una fiesta donde quedó reflejado el deseo de volver a firmar grandes gestas la próxima temporada, que comenzará en unos días con el lanzamiento de una campaña de abonados en la que el club espera batir récords de seguidores y recoger todos los frutos sembrados.

El UCAM Murcia celebra con la afición su temporada histórica en las calles de Murcia

Dioni García