Fútbol sala

ElPozo Murcia-Jimbee Cartagena: una final con dos repetidores en la pista y tres en los despachos

Juanjo, Duda, Paulo Roberto, Fran Serrejón y Kike Boned vivieron la final ElPozo-Polaris de 2006 en el club de Murcia

Dos de ellos será protagonistas en la pista y tres están ahora en los despachos

Paulo Roberto, Duda y Fran Serrejón, celebrando el título de 2006.

Paulo Roberto, Duda y Fran Serrejón, celebrando el título de 2006. / Gloria Piñero / L.O:

Dioni García

Dioni García

Cartagena y Murcia, Murcia y Cartagena serán los escenarios de la final de la liga de Primera División 2023-2024 de fútbol sala que comienza mañana sábado con el primer partido (13:00 horas, Teledeporte). No es la primera vez que los dos equipos representativos de las principales ciudades de la Región se enfrentan por un título. Hace dieciocho años ya ocurrió. ElPozo Murcia ganó aquella liga contra un Polaris World Cartagena plagado de jugadores importantes, fichados a golpe de talonario comprándoselos al rival más cercano. Y en el club murciano estaban los cinco protagonistas que van a repetir en esta ocasión, dos en la pista, Juanjo y Duda, y tres en los despachos, Paulo Roberto, Fran Serrejón y Kike Boned, de los que tres siguen ‘vistiendo’ la misma camiseta y dos han cambiado de bando.

Juanjo, entre Serrejón y Lenísio, en la final de 2006. | GLORIA NICOLÁS/LA OPINIÓN

Juanjo, entre Serrejón y Lenísio, en la final de 2006. | GLORIA NICOLÁS/LA OPINIÓN / DIONI GARCÍA

El ciezano Juan José Angosto Hernández apenas tenía 20 años cuando levantó su primer título de liga. Fue en la temporada 2005-2006 en esa final ElPozo-Polaris World Cartagena. El italiano Caio Farina era su rival bajo los palos. Tenía más experiencia que el murciano, pero Duda, que ya había apostado una temporada antes por un portero que entonces rompió moldes, no lo dudó. Le dio toda la responsabilidad y Juanjo respondió en aquellos cinco partidos para la historia que llenaron el Pabellón Central de Cartagena y el Palacio de los Deportes de Murcia.

En el banquillo de ElPozo estaba el técnico que ha dado más títulos a la entidad de la familia Fuertes. Duda, al mando del Jimbee Cartagena desde que en enero de 2019 acabó su corta etapa en el Rieti italiano, hizo la transición de jugador a entrenador en un santiamén. Antonio Franco, gerente del club en 2001, sorprendió sacándose de la manga un técnico sin experiencia que dejó muy pronto huella. En su segunda temporada ya fue elegido el mejor técnico de la liga y en 2003 conquistó su primer título, la Copa de España. Después llegaron las ligas de 2006, 2007, 2009 y 2010, además de otras dos copas, en 2008 y 2010, así como cinco Supercopas. En 2018 se acabó la relación después de diecisiete temporadas y de alguna polémica por culpa de largas sanciones deportivas. Ahora dirige a un Jimbee que ha ganado esta temporada la Supercopa y que se ha levantado después de sufrir una gran decepción en la final de la Copa del Rey. En los play off ha demostrado que su equipo es temible después de eliminar al Barça y el Movistar Inter.

Paulo Roberto era el director deportivo de ElPozo en la temporada 2005-2006. Una antes había colgado las botas. Como jugador contribuyó al crecimiento de la popularidad del fútbol sala en nuestro país en la década de los noventa. Muchos jóvenes se engancharon a este deporte por su culpa. Estuvo quince años en el club murciano, de donde salió en 2009 por causas que nunca se han desvelado. Hace unos meses desembarcó en el Jimbee Cartagena como responsable institucional y de patrocinios del club. Su fichaje generó cierta controversia entre la afición cartagenera más veterana por las polémicas surgidas en varios derbis. En uno de ellos incluso tuvo que salir escoltado por la policía.

En aquella final de hace diecisiete años, Kike Boned y Fran Serrejón eran jugadores de ElPozo y fueron capitales en la consecución del título de liga. El valenciano, después de retirarse como jugador en 2014, estuvo un tiempo sin ningún cargo en el club hasta que fue nombrado vicepresidente ejecutivo. En el quinto encuentro de la final, el decisivo, abrió el marcador a los dos minutos de juego. Después llegó el doblete de Wilde y el tanto de Joel que redondearon el marcador de 4-2 con el que acabó el choque.

Serrejón, por su parte, también estaba a las órdenes de Duda. Con 35 años de edad, a la conclusión de la temporada 2007-2008, se retiró y se convirtió en segundo entrenador de Duda. Solo desempeñó esa función un curso, puesto que en 2009, tras la salida de Paulo Roberto, el club le encomendó el cargo de director general y deportivo, en el que sigue actualmente. Después de cuatro temporadas en las que ElPozo no superó ni los cuartos de final por el título de liga, el madrileño ha recuperado crédito después de meter el bisturí el pasado verano en el vestuario y de alcanzar de nuevo el equipo la final de la liga.