FC Cartagena

La inevitable renovación de la portería del FC Cartagena

El cuadro albinegro debe completar su meta con dos fichajes tras la marcha de Marc al Granada, el final del contrato de Mejías y el regreso de cesión de Lizoain

Raúl Lizoaín, en un calentamiento de partido.

Raúl Lizoaín, en un calentamiento de partido. / FC CARTAGENA

Alfonso Asensio

Alfonso Asensio

Una nueva temporada se asoma por el horizonte y el Fútbol Club Cartagena vuelve a tener un reto mayúsculo en la confección de su plantilla. Si bien ha comenzado la comisión deportiva con renovaciones -Andy y Ortuño-, también debe Manolo Breis y su equipo comenzar a ojear el mercado de fichajes para compensar las inevitables salidas de jugadores que regresan de sus cesiones o que, sencillamente, no aportan lo que el club necesita. La portería albinegra cuenta con dos casos de ambas circunstancias: mientras que Raúl Lizoain vuelve al Andorra tras su periodo a préstamo, Tomás Mejías no tiene hueco. La renovación es inevitable.

Ha sufrido el FC Cartagena una temporada de altibajos en su portería. Tras la traumática salida de Aarón Escandell, quien se convirtió en pilar fundamental del mejor equipo de Luis Carrión, no ha vuelto a tener el conjunto albinegro tanto nivel bajo los palos. El valenciano desplazó incluso a un Marc Martínez en buenas condiciones con un desarrollo sorprendente y un rendimiento de categoría superior. Tanto fue así que el de Carcagente dio el salto a la Primera División, a pesar de que no consiguió hacerse con la titularidad en Las Palmas.

Una temporada casi entera sin jugar mermó el nivel de Marc, que regresó a la titularidad ofreciendo dudas. El capitán recibió diez tantos en los primeros seis partidos y Víctor Sánchez del Amo llegó a probar con un cambio en la portería en su último encuentro como entrenador albinegro. Julián Calero lo devolvió al once y la regeneración defensiva del grupo arropó al portero, que mejoró ligeramente sus números y notablemente su rendimiento. Sin embargo, el Granada vino a por el meta y el club le permitió «cumplir un sueño» por unos 150.000 euros.

La marcha del barcelonés dejó el camino libre para un Raúl Lizoain que esperaba su oportunidad y que, a pesar de no alcanzar el mejor nivel de los últimos porteros albinegros, ha sido uno de los mejores jugadores del Cartagena e imprescindible para la remontada en liga. Raúl ha jugado 19 partidos y ha encajado 16 tantos, menos de uno por encuentro (0,8), lo que mejora ostensiblemente la media de Marc (1,4).

Lizoain no sólo encaja menos goles por el aumento defensivo del equipo ya que también mejora el canario la media de paradas por encuentro del barcelonés. Martínez dejó el listón en 2,7 paradas por partido de media, mientras que Raúl lo subió hasta las 3,4. Este dato significa que el portero detuvo el 80 por ciento de los tiros que recibió. De hecho, Raúl quedó como el segundo arquero con mejor porcentaje de paradas de la liga de entre aquellos porteros con más de 10 choques jugados.

Raúl Lizoain finaliza su cesión en el Cartagena el próximo 30 de junio y, a la misma vez, finaliza también su contrato con el Andorra, que estaba sujeto a una renovación automática en caso de ascenso del cuadro tricolor a Primera División. Queda libre, por tanto, el meta canario y con una última experiencia positiva en el Cartagonova. Podría ser una solución a los dos huecos que existen actualmente en la portería cartagenera a coste cero y poco riesgo, aunque también es posible que busque el club portuario subir el nivel en esta parcela.

Joan Femenía, en la agenda

Podría conseguir ese salto de rendimiento el Cartagena con Joan Femenía, un portero al que El Periódico de Aragón, perteneciente al mismo grupo editorial que este diario, ha situado en la órbita albinegra. El meta de Manacor busca equipo después de terminar la temporada con el Levante sin protagonismo.

A sus 27 años, Femenía está en su etapa de madurez, pero en los dos últimos años con el Levante sólo ha jugado 27 partidos -9 en el pasado curso-. En el Real Oviedo fue indiscutible los dos años anteriores y ahora tiene detrás el interés del Real Zaragoza, Albacete, Aris y FC Cartagena. Prefiere quedarse en España, pero aún no ha tomado una decisión.