Cuarto partido de semifinales de la Liga Endesa

El UCAM, a por el todo o nada

El conjunto universitario pierde su segunda opción de cerrar las semifinales en el Palacio ante el Unicaja y mañana se resolverá en Málaga en el definitivo partidonOtro potente arranque visitante marca el resto del encuentro

José Pablo Guillén

José Pablo Guillén

El UCAM Murcia CB regresa al punto de partida. Todo se decidirá en Málaga. El conjunto universitario ha perdido sus dos ‘bolas de partido’ en el Palacio de los Deportes, al no poder cerrar la eliminatoria de semifinales en su casa ante el Unicaja (79-88) y ahora deberá regresar al Martín Carpena para afrontar el definitivo y quinto partido de esta serie. Todo o nada. En el partido de mañana (20.30 horas) se conocerá finalmente quién acompañará al Real Madrid en la final de la Liga Endesa de este curso.

Deberá conquistar por tercera vez un escenario que ya hizo suyo en los dos primeros partidos de las eliminatorias. Y es que todos los triunfos hasta ahora en el play off han llegado fuera de casa, mientras que en sus tres partidos en el Palacio no ha podido conseguir un final feliz. Después de un inicio de partido similar al del pasado sábado, donde el Unicaja logró demasiado pronto una renta que pudo ir agrandando y gestionando posteriormente, no logró dar caza a su rival, después de ir a rebufo y colocarse a tan solo cuatro puntos a un minuto y medio para la conclusión, y se le escapó la posibilidad de lograr un billete histórico ante sus aficionados.

Trató de acercarse el cuadro de Sito Alonso durante toda la media hora restante, y lo tuvo de nuevo en su mano. Sin embargo, el faltó dar el paso definitivo para hacer realidad el sueño por el que pelea. El alto porcentaje del Unicaja en sus lanzamientos, sobre todo desde el perímetro, y su defensa férrea en la pintura, desconectaron a un UCAM en el que destacó por encima de todos Rodions Kurucs. El alero, con su repertorio en el poste bajo y sumando desde el triple, se convirtió en el líder ofensivo con 26 puntos y 7 rebotes para mantener con vida al equipo univeristario durante buena parte del encuentro. También fue importante Dustin Sleva, incendiando el Palacio con sus puntos en el último cuarto, pero el tridente formado por Osetkowski (22 puntos), Kameron Taylor (14) y Tyson Carter (17) fue un quebradero de cabeza para los universitarios durante todo el encuentro.

Y eso que cambió piezas Sito Alonso en su quinteto inicial para evitar un arranque de partido similar al del tercer partido, pero no surtió demasiado efecto. Saltó a pista sin un base puro y con Sant-Roos, Ennis y Radebaguh como tridente en el juego exterior. Aunque en un principio parecía que estos primeros minutos serían diferentes, el Unicaja Málaga se hizo pronto con el ritmo del partido. Sobre todo gracias al tremendo acierto de un Kameron Taylor que provocó el primer tiempo muerto local tras liderar un parcial de 0-9 en los primeros cinco minutos (5-15). Solo pudo anotar por mediación de Morin y Sant-Roos, con dos triples, y no cambió demasiado el guion con las rotaciones ante un rival que continuó abriendo brecha con sus posesiones (8-22).

Alternaba el UCAM su defensa en zona con la individual, pero no encontraba la manera de controlar un rebote defensivo que castigaba el Unicaja en cada segunda oportunidad (14-26). Tan solo Kurucs era capaz de anotar para los universitarios y el equipo murciano continuó perdiendo terreno en el tramo final de este cuarto (18-31).

El segundo cuarto se inició con una técnica sobre Sito Alonso, tras protestar una posible falta sobre Ennis en la última posesión, y un Unicaja que volvió a contar con 14 puntos de ventaja (18-32). Tuvo varias oportunidades de rebajar la barrera de los dos dígitos, pero no fue hasta un triple de Kurucs, tras varias posesiones fallidas, cuando despertó el UCAM y obligó a Ibon Navarro a tener que pararlo tras un parcial de 7-0 en estos minutos (25-32). Nada más regresar a pista Sleva devolvió la fe con un nuevo triple (27-32) y apareció de nuevo el alero al convertir desde el perímetro para aguantar el ritmo de un Unicaja que supo aguantar (30-41). El acierto desde el triple visitante le permitió mantener su renta y una contra de Sant-Roos, a dos minutos del final, encendió la llama del UCAM para dar el paso adelante definitivo, aunque la apagó Carter en la última posesión con un nuevo triple (43-55)..

Tuvo que aparecer Dustin Sleva desde el triple para cortar el arranque de un Unicaja que se colocó a 16 puntos de ventaja nada más comenzar la segunda parte (46-59). Cerró la pintura el conjunto malagueño y desconectó por completo a un UCAM que era capaz de sobrevivir, pero no de acercarse definitivamente. Rodions Kurucs continuó asumiendo el liderazgo en ataque y el Palacio quiso apretar todavía más al lograr rebajar de nuevo de los diez puntos (58-63). Lo tenía cerca, y tan solo le faltaba dar el estocazo definitivo, como le ocurrió en el tercer encuentro. Reaccionó el Unicaja con un mate de Sima y Kurucs volvió a sacar petróleo en el poste bajo (61-68). Sin embargo, se atoró de nuevo el conjunto universitario al no poder pisar la pintura, y en el tramo final el Unicaja recuperó el terreno perdido (63-72).

Once puntos separaban al UCAM y se lanzó a por su último intento de remontada. Aparecieron los nervios, los fallos y varias precipitaciones en algunas jugadas por parte de ambos equipos, pero ahí se movió Sleva a la perfección para echarse al equipo a la espalda (68-74). Aguantó en defensa y comenzó a poner nervioso al Unicaja cuando parecía que lo tenía casi hecho. Aún así recuperó terreno al convertir Taylor un robo para volver a contar con diez de distancia (71-81). Faltaban tres minutos para y aparecieron Ennis y Kurucs para apretarlo todo al máximo a un minuto y medio (77-81). La presión a media pista funcionó al UCAM en defensa, pero no en ataque, donde no pudo sacar un lanzamiento liberado. Y en la siguiente acción acabó todo con una antideportiva sobre Kalinoski (79-88).

«Vamos a ganar el quinto partido, estoy convencido»

Sito Alonso, entrenador del UCAM Murcia, solo se quejó en un aspecto del arbitraje y lo repitió en varias ocasiones durante la rueda de prensa: «Hay falta en el tiro de Troy Caupain, clarísima y que es para que mí una falta de respeto hacia mí», explicó el técnico, quien también destacó que «los primeros veinte minutos de Unicaja han sido soberbios, tanto en el juego como en el acierto. Es muy difícil estar en el partido ante un equipo como ha presentado Unicaja en los primeros veinte minutos, con las pocas que han fallado además de quitarnos varios rebotes. Después hemos vuelto a hacer lo de siempre, algo que solo está al alcance de este equipo, y que es no dar nada por perdido. Y otra vez con 77-81 hemos tirado un tiro que estaba Jonah Radebaugh para poner el 80-81 a 50 segundos», comentó.

«Cualquier equipo con la primera parte que ha hecho el Unicaja acaba 25 puntos abajo por su acierto y juego. Estar vivos al descanso en esas circunstancias solo está alcance del UCAM Murcia. Y lo único que tengo que decir del arbitraje es que hay falta, lo demás todo perfecto y destaco que para mí el Unicaja es un equipo fascinante y solo es capaz de aguantarlo un rival como nosotros, capaz de volver al partido en varias ocasiones», añadió un Sito Alonso que también dijo que «estoy convencido que vamos a ganar el quinto partido en Málaga y tengo que conseguir que los jugadores también lo estén».

Del encuentro de mañana, el técnico avanzó que «creo que allí podemos hacerlo igual de bien que en el resto de la eliminatoria. Tenemos opciones de ganar allí. Ganar los tres partidos seguidos es algo que no ha hecho nadie. Y nosotros tenemos una tercera opción para ganar en Málaga y tenemos que apurar nuestras opciones allí».

Además, sobre las discretas actuaciones en Murcia de Hakanson y Dylan Ennis dijo «que es una buena noticia para el quinto partido porque estoy seguro que van a hacer un gran partido en Málaga».