El neerlandés Max Verstappen (Red Bull), líder del campeonato, fue el más rápido ayer, por delante del Fernando Alonso (Aston Martin), en la jornada de entrenamientos libres para el Gran Premio de España, el séptimo del Mundial de Fórmula Uno, que se disputa en el circuito de Montmeló (Barcelona); donde el mexicano Sergio Pérez (Red Bull) marcó el cuarto tiempo y el otro español, Carlos Sainz (Ferrari), el séptimo. Hoy será la lucha por la pole position (15.00, DAZN).

En la mejor de las 32 vueltas que dio en el segundo libre -en el que todos marcaron los mejores cronos del día- Verstappen cubrió los 4.675 metros de la pista barcelonesa en un minuto, trece segundos y 907 milésimas, sólo 170 menos que el doble campeón mundial asturiano -tercero en el campeonato, a 51 puntos del neerlandés-, que dio tres giros menos y que, al igual que él, completó intento bueno con el neumático de compuesto blando.

Eso, antes de que todos efectuaran simulación de carrera; durante los últimos veinte minutos de una sesión amenazada por la lluvia -en la que sólo llegó a gotear durante muy breves instantes- pero que se desarrolló en seco; y en la que el alemán Nico Hülkenberg (Haas) firmó, de forma sorprendente, el tercer crono, a 270 milésimas de ‘Mad Max’.

‘Checo’, segundo en el Mundial, a 39 puntos de su compañero neerlandés, acabó con el cuarto tiempo, un entrenamiento en el que todos lograron sus mejores tiempos con el compuesto blando y que concluyó, sin incidentes, a 22 grados centígrados ambientales y con 32 en el asfalto. En el que el bravo piloto de Jalisco repitió 28 veces el trazado de la pista en la que acabó segundo el año pasado; y se quedó, en su vuelta rápida, a 312 milésimas de su colega.

Sainz, sexto en el certamen y que dio 31 vueltas, se quedó a 36 centésimas del que fue su primer compañero en la F1 (en 2015 y en Toro Rosso, actual Alpha Tauri). El talentoso piloto madrileño se inscribió séptimo en la tabla de tiempos, a 28 milésimas de su compañero, el monegasco Charles Leclerc, que marcó el sexto tiempo del día.

En los primeros entrenamientos de la mañana, los Libres 1, Alonso se inscribió sexto en la tabla de tiempos de una sesión que concluyó con 25 grados centígrados ambientales y 42 en el cemento; y con el cielo encapotado, con nubes que amenazan lluvia para este fin de semana. El doble campeón mundial asturiano -tercero en el campeonato y la gran sensación del arranque de temporada, con cinco podios en las seis primeras carreras, a los 41 años- repitió 24 veces la pista en la que también ganó en 2006; y se quedó a nueve décimas del crono de ‘Mad Max’, que lo aventaja en 51 puntos en el certamen. Sainz acabó noveno. El talentoso piloto madrileño, que aspira a lograr en Montmeló su primer podio del año.