Partido complicado el que se le presentaba a priori a Jimbee Cartagena ante un Viña Albalí Valdepeñas que venía con intenciones claras de seguir metiendo presión a la zona playoff. Pero el cuadro cartagenero tenía una misión especial, y era la de lograr la primera de las últimas cinco victorias marcadas como obligatorias de aquí al término de temporada regular. Todo ello para mantenerse en ese cuarto puesto en la clasificación y aprovechar el factor campo de cara a esos playoff por el título.

En cuanto la bola echó a rodar ya se podía ver a un Jimbee muy activo y concienciado de la magnitud del choque. Lanzado arriba en la presión y dejando muy poco espacio para que Valdepeñas no saliera a la contra. A los cinco minutos ya veríamos la primera gran ocasión cartagenera con un disparo de Juanpi que envió directo al poste, primer aviso. Rápido respondería Valdepeñas con un disparo de Boyis en el minuto siete de encuentro.

Tras otra ocasión de Waltinho en ataque con pisadita incluida, llegaría el primer tanto del encuentro en el minuto diez obra de Pablo Ramírez. Tras un magnífico robo de Juanpi, el pívot malagueño se dio la vuelta y marcó diferencias con un punterazo inesperado para poner el 1 a 0 en el marcador.

Seguía y no paraba el Jimbee Cartagena de llamar a la puerta del gol. A los dos minutos del gol, era Bebe el que estrellaba el balón al larguero y, seguidamente, el guardameta Óscar le negaba por partida doble a los locales el segundo con dos paradones.

Terminó por llegar el segundo de la mano de un Lucao que brillaba con luz propia sobre la pista. Contraataque perfecto tras una doble parada de Chemi que salvaba el (1-1), salía corriendo por banda carrera al espacio el brasileño que dejó el balón con sutileza al segundo palo haciendo que Lolo se terminara metiendo en su propia puerta el 2 a 0. Él se lo guisa y él se lo come.

Tras la vuelta de vestuarios y con el inicio del segundo tiempo, se podía intuir que los de Valdepeñas saldrían con algo más de intensidad y dureza para volver a meterse en el choque, y así fue durante los primeros minutos hasta que Jimbee volvió a rehacerse y siguió perpetuando el guión que se vió durante la primera mitad. Así llegaron hasta tres oportunidades para seguir poniendo tierra de por medio.

Pronto seguiría engordando el marcador Pablo Ramírez, autor por partida doble. El de Málaga recibió de espaldas, pivoteó magníficamente y cruzándose la pista de derecha a izquierda, golpeó duramente con su zurda para ponerla al fondo de las mallas y hacer el 3 a 0. El encuentro se calentaba, y Jimbee acumulaba cinco infracciones a falta de cuatro minutos para el final. Para colmo, en el lanzamiento de esa quinta falta Solano marcaba a balón parado el 3 a 1.

Con ese gol visitante, los de Jesús de Ramos comenzaron el juego de ataque de cinco. El Palacio de los Deportes se caía a pitos a raíz del previsible peligro que podía ocasionar un buen ataque de Valdepeñas o la sexta falta de Jimbee. Pero por suerte, en el 37’ apareció en el momento más indicado Chemi, que desde su propia portería lanzó una gran volea que terminó en el fondo de la red para el 4 a 1.

Con este gol del guardameta mazarronero los nervios se apaciguaron en toda la grada y sin tanta presión, volvieron a dominar los de Duda que incluso verían otra vez puerta por medio del águila de Sao Paulo, Lucao. El brasileño volvió a dejar a todo el mundo boquiabierto regateando a Óscar y marcando el 5 a 1.

Ya con el partido cerrado los jugadores rojiblancos hicieron la sexta falta y Nano no falló desde los diez metros, poniendo el definitivo 5 a 2. Con esta victoria el cuadro cartagenerista tiene el tercer puesto a dos puntos y sigue afianzándose en esa parte alta de la tabla. Su próximo partido será ante Noia Portus Apostoli fuera de casa, para posteriormente volver a reencontrarse con el Palacio de los Deportes ante todo un Barca Futsal.