El Real Murcia Imperial se condenó debido a su falta de acierto frente a la portería rival y a su poca contundencia en el área propia, que propició que el Alcantarilla, con poco, se llevara tres puntos vitales en su lucha por la permanencia (0-2).

El claro dominio grana durante la primera mitad no se tradujo en ocasiones claras de gol. El Alcantarilla sufría, pero supo mantener su portería a cero para llegar con opciones de lograr algo positivo en una cancha donde pocos puntos han volado esta temporada.

En la segunda parte, los visitantes dieron un paso adelante y llevaron la presión hasta la línea defensiva del filial grana. Fruto de esa insistencia llegó el primer tanto del Alcantarilla, obra de Gastón de libre directo. El gol dejó grogui a un Imperial que no supo darle la vuelta al partido, ya que en otro fallo defensivo, la defensa se quedó colgada en la salida de una falta lateral, lo que propició que Marcos recogiera el rechace de la zaga para batir a Nacho y sentenciar un partido que le da alas al Alcantarilla en su objetivo de la permanencia.