No le está resultando sencillo al Real Murcia obtener resultados en este mercado de invierno. A diferencia de temporadas pasadas, el problema esta vez no son las denuncias ante la AFE o la falta de dinero, las dificultades en este 2023 están en las negociaciones. Porque los murcianistas quieren a Adrián Fuentes, futbolista que ya vistió de grana en 2021, pero el Córdoba, su actual equipo, no está dispuesto a abrirle la puerta al jugador. De hecho, este domingo fue titular con los blanquiverdes, que piden 50.000 euros para abrirle la puerta. Y porque en NC también se han encontrado con el obstáculo de las pretensiones económicas de Alberto Toril, otro de los deseados.

Aunque la idea era que la pasada semana se pudiera cerrar algún fichaje, el Real Murcia ha tenido que tirar de paciencia e intensificar las negociaciones. De hecho, ahora mismo unas de las operaciones que más próxima está es la de Alfon González, extremo izquierdo de 23 años que llegaría cedido por el Celta de Vigo.

Según algunas fuentes, el fichaje está muy encarrilado, por lo que podría ser el que abriese este mercado invernal. De momento, Alfon intentaba cerrar ayer su etapa en el Racing de Santander, al que llegó cedido el pasado verano pero donde no ha tenido muchas oportunidades. Una vez roto su préstamo al club santanderino, el Celta le buscaría un nuevo destino y todo apunta a que ese destino será Nueva Condomina.

Con Alfon pretende el Real Murcia ganar opciones en ataque, y es que el albaceteño puede jugar también como delantero y en la mediapunta.

A la espera de que el jugador del Celta aterrice en Nueva Condomina, los responsables granas también han preguntado por Uche Agbo, un pivote que reforzaría un centro del campo donde muchas veces ha faltado músculo. Con un Sergio Aguza que no ha convencido a Mario Simón, el Real Murcia considera fundamental aprovechar este mercado para traer una pieza de esas características, y el ex del Granada y del Deportivo, entre otros, es el que más gusta en los despachos murcianistas.

Para entrar, dejen salir

No ha logrado cerrar ningún fichaje el Real Murcia, pero es que los granas tampoco han conseguido dar ninguna baja. De hecho, ni desde el club se ha hablado de qué futbolistas son los elegidos para liberar fichas. Solo ha salido el nombre de Mario Sánchez, al que se pretende sacar cedido.

El lateral grana, sin minutos por el buen nivel de Javi Rueda y por sus constantes problemas físicos, tiene todas las papeletas para abandonar el club y liberar una ficha sénior, aunque si la intención es hacer unos tres fichajes, todavía habría que dar dos bajas más. Y ahí aparecen las dudas. Sergio Aguza y Miku están en boca de todos por su baja aportación, pero sus nóminas son una losa que podría ser muy pesada.