El Hozono Jairis llegó a la cancha del colista Tenerife probablemente pensando que tendría una faena más sencilla de la que finalmente encontraría, pues el Ciudad de la Laguna daría guerra durante todo el encuentro mandando el duelo incluso hasta la prórroga, en la que las de Alcantarilla se impondría gracias a su buena defensa para vencer 80-88.

Las murcianas viajaban a las Islas Canarias para medirse a Ciudad de la Laguna de Tenerife, último clasificado de la Liga Femenina Endesa con tan solo dos victorias en lo que va de temporada, cuatro menos que las de Eric Surís, que saltaron a la pista conocedoras de que todo lo que no fuese sacar una victoria sería un paso atrás.

En los primeros compases las murcianas dominaban el rebote ofensivo y defensivo gracias a Tamara Seda, que anotaría los primeros puntos para que el Jairis dominase el encuentro durante todo el primer cuarto, ampliando la ventaja a los dos minutos Brcaninovic desde el tiro libre haciendo el 3-7.

Las alcantarilleras olían la sangra ante la pasividad defensiva del Tenerife y trataban de ampliar la ventaja desde el triple, poniendo Bettencourt la máxima ventaja para las visitantes desde la línea de 6,75 con un 7-17 a falta de cuatro minutos para el final del primer cuarto. Estaban finas las tiradoras del Jairis, que no dejaban respirar en el marcador a las tinerfeñas, siendo posteriormente Konig la que castigó de tres dando un golpe en la mesa al partido que, contra todo pronostico, se vería compensado por las locales. El tiempo se agotaría en el primer cuarto con el marcador de 15-25.

Ambos equipos saltarían al segundo acto con sensaciones diferentes a las vividas durante los diez primeros minutos, pues las locales aumentarían su intensidad defensiva complicando ahora las ofensivas de las murcianas, que veían como el marcador se apretaba a los tres minutos estando las canarias a tan solo cuatro puntos, obligando a pedir tiempo muerto a Eric Surís para reajustar los movimientos ofensivos y defensivos.

Los triples que antes entraban del lado murciano ahora parecían entrar todos del lado tinerfeño, que lograba colocar el empate por primera vez en el encuentro (34-34) a falta de tres minutos para el descanso gracias al acierto de Izaskun García, que con seis puntos seguidos enloquecía al pabellón Santiago Martín. Durante los dos últimos minutos, ambos equipos protagonizarían un intercambio de golpes que dejaría malas sensaciones para las murcianas, yéndose al descanso abajo en el marcador pese a tener una gran ventaja durante el primer cuarto (42-41).

Tras el entretiempo, el flujo anotador por parte de ambos conjuntos se vería claramente reducido, costando ahora más a los despegarse en el luminoso sin lograr superar una ventaja máxima de dos puntos que bailaba de un lado a otro, llegando a falta de dos minutos (52-53) con mínima ventaja para las alcantarilleras. Los últimos segundos del cuarto estuvieron marcados por las faltas y los tiros libres, que dejarían a las locales con la mayor ventaja del partido a su favor, un 57-53 que las visitantes lograron acortar por parte de Evans, dejando la necesidad de remontar en las de la Región durante el último cuarto para salvar el partido (57-55).

Los nervios y las precipitaciones afloraron en el partido para un Hozono Jairis que veía como un duelo que comenzó controlando sobradamente, estaba camino de decidirse en los últimos minutos, con un Ciudad de la Laguna que contaba con el apoyo de su público y venía al alza viendo que tenía opciones reales de conseguir una victoria mucho tiempo después.

A falta de siete minutos, Eric Surís se vería obligado a volver a detener el encuentro pues la ventaja seguía sin reducirse, con su rival cuatro puntos arriba y las sensaciones de las alcantarilleras siendo cada vez peores cuando Sheppard, desde el triple, seguía haciendo mella en el marcador.

La ventaja llegaría a ser de diez puntos, pero la garra de las alcantarilleras apareció en los últimos dos minutos para mandar el partido a la prórroga y dejarlo todo por decidir en cinco minutos (76-76). En el tiempo extra, el Hozono Jairis demostraría por fin ser mejor equipo que el colista y gracias al buen hacer de Higgs conseguiría vencer en un partido al que entró bien, estuvo prácticamente con todo perdido, y acabó remontando para sumar una importantísima victoria en sus intereses por la permanencia (80-88). Próxima batalla, el próximo sábado a partir de las 19:30 ante Estudiantes.