El Odilo Cartagena CB perdió por 69-55 en la pista del Hestia Menorca, equipo que lidera el grupo Este de la LEB Plata, y de ese modo vio truncada su racha de tres victorias seguidas en una competición en la que los blanquinegros ahora figuran con un bagaje de siete triunfos y nueve derrotas.

El cuadro entrenado por Gustavo Aranzana, que estaba en su mejor momento de una temporada que no arrancó bien y venía de vencer por 67-74 en al cancha del filial del Gran Canaria, fue por detrás en el marcador desde el inicio del choque. De hecho, el primer cuarto acabó con un 20-12 que mostraba la superioridad balear y en el segundo cuarto los locales incrementaron ligeramente su ventaja para llegar al descanso con un 36-26.

El tercer cuarto sí logró llevárselo el Odilo, pero por un exiguo 16-17 y su intento de reacción no le alcanzó y el choque finalizó con un +14 para el Hestia, que tuvo en Pol Molins, con 28 puntos, a su jugador más determinante. En los cartageneros el tope de anotación lo hizo Víctor Aguilar, con 11 puntos; en 10 se quedó Johan Kody y en 9 tanto Sediq Garuba como Sergio Mendiola.

Pau Tendero Salom anotó 5, Isaiah Powell 4, Joaquín Reyes 3 y Emilio Martínez y Juan Pedro Jiménez 2 cada uno. No anotaron en el tiempo que estuvieron en la cancha Alejandro Tendero Ponomareva ni Ryan Lobreau. El siguiente encuentro del equipo de la ciudad portuaria será el domingo 5 de febreroen el Palacio de los Deportes de Cartagena ante el Safir Fruits Alginet.