El portero, en su condición de futbolista diferente, siempre ha sido el gran olvidado del fútbol. Mientras los goles se llevan toda la atención y los goleadores reciben todos los focos, los guardametas se mantienen en la oscuridad del segundo plano esperando acontecimientos para ayudar a su equipo desde las sombras.

En el ‘nuevo fútbol’, cada vez más estudiado, la posición del meta ha ido adquiriendo diferentes roles que le han hecho entrar en una nueva dimensión dentro de los esquemas tácticos, siendo en muchas ocasiones pieza clave de la elaboración como Aarón Escandell en este Cartagena. No obstante, los mejores porteros son los que mantienen la esencia de su profesión: parar balones. Y eso es lo que ha llevado a Aarón Escandell a colarse entre los mejores porteros de LaLiga Smartbank.

La portería del FC Cartagena lleva varios años siendo pieza clave para lograr los objetivos deportivos del club. La parada del ascenso de Marc Martínez y sus dos excelentes temporadas posteriores han colocado y mantenido al conjunto albinegro donde se encuentra actualmente. Sin embargo, y para sorpresa de todos, este curso ha llegado el turno de Escandell, que se ha convertido en muy poco tiempo en una figura imprescindible del mejor Cartagena. Durante la pasada campaña, muy pocos se habrían aventurado a decir que un llegado en el mercado estival se iba a colocar por delante de una institución del cuadro cartagenero, pero ahora nadie duda del defensor de la meta albinegra.

Su desempeño con la pelota en los pies le ofreció una oportunidad para demostrar todo su potencial tras perder la batalla por la titularidad en las primeras cinco jornadas de liga. No desaprovechó la ocasión. En un derroche de personalidad, Aarón aportó al equipo lo que Luis Carrión le demandó aún a riesgo de quedar señalado al mínimo error. Incluso tuvo tiempo para brillar bajo los palos.

Con el paso de las jornadas, el portero se fue haciendo más y más importante en el esquema de Carrión empezando desde su portería jugadas en posesión que han dado partidos al Cartagena hasta que llegó el error frente al Eibar, punto clave de su temporada.

En un acto de fidelidad al estilo de juego de su entrenador, Escandell cayó en la trampa de la confianza y terminó regalando un gol que pudo costar una derrota, sin embargo, el apoyo de afición, compañeros y técnico se tornó imprescindible para proteger la confianza del meta. En la primera oportunidad que tuvo, Aarón se sacó la espina con la mejor actuación de un portero esta temporada en LaLiga Smartbank. «Después del error de la semana pasada quería volver a sentirme seguro de mí mismo», afirmó tras el encuentro.

Con diez paradas, y muchas de gran mérito, recuperó la seguridad el de Carcagente en el Estadio Nacional de Andorra para sostener las opciones de los suyos hasta el final del partido. Paró a disparo desde lejos y desde cerca, paró por abajo y por arriba, ajustado al palo, con bote y en varias acciones consecutivas. El partido del valenciano ya se encuentra en la primera posición de la categoría con el récord en número de paradas compartido con Daniel Fuzato, con la diferencia de haber mantenido la puerta a cero para lograr la victoria.

Los números de Escandell no se limitan a una única actuación puntual, sino que son una constante que le ha llevado a erigirse como uno de los mejores porteros de Segunda. Con una media de 3,4 intervenciones por partido, el guardameta albinegro es el segundo en el ranking de paradas solo por detrás del guardameta del Lugo Óscar Whalley, con 3,7. Al margen de los datos, las sensaciones que transmite el portero valenciano ofrecen al Cartagena un punto más de confianza tanto con balón como sin él y en la parroquia albinegra saben que parte de culpa del gran momento del equipo viene desde el arco.

El Villarreal B, entre los peores visitantes de la categoría de plata

Miguel Álvarez, entrenador del Villarreal B. | VILLARREAL CF

El FC Cartagena vuelve al Cartagonova para disputar el partido de la decimonovena jornada de liga y recibe en su estadio al Villarreal B, filial del conjunto amarillo que milita en Primera División. Los castellonenses comenzaron la temporada sorprendiendo por sus buenos resultados, pero su rendimiento ha decaído con el paso de los partidos hasta situarse en la zona media de la tabla. Una de las causas de su situación actual es el rendimiento fuera de casa, donde no han logrado más que cinco puntos con una victoria ante el Andorra y dos empates frente a Málaga y Albacete.

El aspecto goleador del cuadro de Miguel Álvarez es una de sus debilidades, ya que tan solo han conseguido anotar los del submarino seis tantos en estadio ajeno, mientras que han recibido dieciséis goles lejos de casa. Debe aprovechar el aspecto mental el FC Cartagena y ser contundente ante un equipo que es consciente de su talón de Aquiles y que quiere cambiar de dinámica en el encuentro de mañana miércoles.