Cientos de aficionados marroquíes salían a las calles de Lorca para celebrar la victoria de su selección ante España. Durante el partido las calles se mostraban prácticamente vacías, lo que cambió tras la tanda de penaltis que daba el triunfo a Marruecos. El primer pase a cuartos de final de un Mundial de la selección de Marruecos llevaba a los integrantes de la colonia marroquí hasta el Parque de San Diego, lugar previsto para la celebración. Allí se reunían en torno a 1.200 personas, según aseguraba en declaraciones a La Opinión el concejal de Seguridad Ciudadana, José Luis Ruiz Guillén, que reconocía que todo había transcurrido con normalidad. “La gente se ha echado a la calle, pero tras la celebración están volviendo a sus casas. Apenas quedan unos trescientos aficionados en el Parque de San Diego que poco a poco se están marchando”, apuntaba minutos después de las ocho y media de la tarde de este martes.

Viandantes celebrando el triunfo de la selección de su país. Pilar Wals

El único incidente, reconocía, se producía durante la celebración. “Un joven era evacuado por un ataque epiléptico. Al parecer no es algo excepcional, ya que ha sufrido este tipo de situación en alguna otra ocasión. Le acompañaba una enfermera hasta que era trasladado en ambulancia hasta el Hospital Rafael Méndez”. El edil era uno de los que ayudaban a abrir paso ante la muchedumbre que se agolpaba en el parque para proceder a la evacuación del joven hasta las inmediaciones del Puente Nuevo.

El edil de Seguridad Ciudadana durante la evacuación de un joven que sufría un ataque de epilepsia durante la celebración en el Parque de San Diego. Pilar Wals

El dispositivo preventivo reunía a numerosos agentes del Cuerpo Nacional de Policía y de la Policía Local. Acudían unidades del Grupo de Intervención de Seguridad Ciudadana, Gisc, y del Grupo Operativo de Respuesta, Gor. Se daban cita en las inmediaciones del Parque de San Diego, pero también en la avenida de Juan Carlos I, Plaza del Óvalo y barrios periféricos.

Decenas de vehículos hacían sonar el claxon por toda la ciudad. Muchos de ellos portaban la bandera de Marruecos, aunque también se pudo ver algunos con la de España. Los viandantes también lucían la bandera del país vencedor mientras se dirigían hacia el barrio de San Diego para celebrar el triunfo de su selección.