Hozono Jairis y Eric Surís volvían al fausto Vicent en busca de conseguir la primera victoria desde que unieron sus caminos ante Uni Girona, un sólido bloque que demostró su casta de campeón en los últimos minutos para confirmar una nueva derrota de las murcianas, 71-79, pese a realizar un gran partido.

El combinado murciano saltó a la pista a competir de tú a tú a uno de los mejores equipos de la categoría, un Spar Girona situado en la parte alta de la tabla que acumulaba a su llegada al Fausto Vicent tres victorias en sus cuatro últimos partidos. En los primeros compases, el combinado de Eric Surís trató de defender con contundencia los pasillos interiores, dificultando la tarea de las catalanas para penetrar logrando así estar cerca en el marcador gracias al buen hacer debajo del aro ofensivamente de Erika de Souza y Claudia Contell, que anotaban apoyándose en tablero para poner el 10-10 cercanos al ecuador del primer cuarto.

Sería en los compases finales de los primeros diez minutos cuando lograría estirar un poco el marcador Spar Girona, en parte debido a las imprecisiones de las locales en ataque que combinaban bien pero no terminaban de culminar sus jugadas haciendo que las visitantes se marchasen a seis puntos de distancia que terminarían siendo tres, gracias a un gran triple de Mack que pondría el 17-20.

Eran apreciables algunos brotes verdes con respecto a los últimos enfrentamientos de Hozono Jairis pues la contundencia ofensiva era mayor pero seguían estando presentes algunos despistes que Girona no desaprovechaba para poco a poco ir poniendo tierra de por medio en el luminoso. Tuvo en varias ocasiones la oportunidad el combinado de Surís de igualar e incluso ponerse por delante en el marcador pero los fallos en el tiro libre hacían que no pudiese dar la vuelta a un luminoso que hacía la comba en un rango de uno a cinco puntos para las visitantes.

Antes de llegar al descanso, sería Lashann Higgs la que tiraría del carro de las alcantarilleras con dos canastas consecutivas para evitar que las de Girona hiciesen sangre en el marcador, dejando dos arriba a las visitantes con todo por decidir a falta de veinte minutos para el final del choque.

Tras el entretiempo, lograría por primera vez ponerse por delante Jairis amenazando por fin desde el tiro exterior por medio de María Bettencourt, con un triple que sería rápidamente compensado por Laia Flores para que durase poco la alegría en Alcantarilla. La tensión entre ambos combinados era palpable sobre pista debido a la igualdad del marcador, que seguía estando en un puño gracias de nuevo a Higgs, que estaba siendo un autentico quebradero de cabeza para las visitantes sobre todo con sus penetraciones a canasta acumulando en su cuenta particular catorce puntos a falta de quince minutos para el final del enfrentamiento.

Los nervios comenzaban a aparecer en Jairis conforme se acercaba el desenlace pues las combinaciones interiores ya no eran tan precisas y esto era aprovechado por las visitantes que poco a poco castigaban los errores de las murcianas a pesar de su alto rendimiento defensivo, dejando el marcador en 48-53 a falta de tres minutos para el final del tercer cuarto. La distancia seguiría aumentando y la gesta comenzaría a complicarse cuando la faceta ofensiva comenzó a flojear, poniendo la máxima ventaja del partido Girona antes del último cuarto, 53-63.

A falta de diez minutos, buscaría ofensivamente a la desesperada Hozono Jairis tratar de engancharse rápidamente al partido sin éxito, pues los ataques precipitados eran contrarrestados por los contragolpes catalanes que seguían haciendo sangre y distanciándose en el marcador. Los triples no entraban, sobre todo por parte de una habitual desde el tiro exterior, Melisa Brcaninovic, que acumulaba un cero de tres desde la línea de 6,75, dejando muy complicada la papeleta para las de la Región.

El marcador final sería de 71-79, un resultado que deja muy tocado en la clasificación al combinado de Eric Surís, que pese a haber rendido a un alto nivel durante la mayoría del encuentro acabo recibiendo un duro castigo en los minutos finales. Las murcianas, tendrán un mes cargado de partidos para darle la vuelta a la situación siendo la siguiente batalla el próximo sábado a partir de las 18:30 ante el combinado vasco de Araski.