Hozono Jairis viajaba a Leganés después del parón con el objetivo de hacer buenas las sensaciones que había dejando cayendo la última jornada ante el campeón, Perfumerías Avenida. Pese a los buenos minutos en algunos tramos del partido, las de Eric Surís acabarían desaprovechando la remontada realizada durante el encuentro para terminar cayendo en el tramo final del partido por 91-80.

En los primeros compases de encuentro, las locales salieron con el pie sobre el acelerador ante la pasividad de las murcianas que veían como las penetraciones de Innova Leganés ponían en apenas un par de minutos un contundente 8-0 que obligaba a Eric Surís a pedir tiempo muerto en busca de la reacción. Las ofensivas de Hozono Jairis pecaban de demasiada precipitación tratando de engancharse rápido al marcador, algo que no conseguirían pues apenas acumulaban un punto, llegado desde el tiro libre, en cinco minutos de choque.

Con el paso de los minutos, lograría por fin quitarse los nervios el combinado murciano que gracias al acierto de Higgs, se acercaba al marcador logrando llegar al final del primer cuarto 20-12, enganchadas al partido pese al flojo inicio.

Durante el segundo acto aumentaría el porcentaje de acierto de las de Alcantarilla que, lideradas por una Tamara Seda impecable debajo del aro, lograrían ponerse a dos puntos cercanos al ecuador del encuentro. El partido comenzaba a ponerse del lado murciano, el rebote ofensivo ya caía más para el lado de Hozono Jairis y Nacho García, técnico local, se veía obligada a detener el partido para reestructurar a las suyas.

En los últimos compases, se produciría un intercambio de golpes entre ambos conjuntos que esta vez permitiría a Leganés recuperar algo de ventaja en el marcador, llegando al descanso con 34-30 y dejando todo abierto a falta de veinte minutos para el final del choque.

Tras el entretiempo, llegaría por fin el combinado de Eric Surís a ponerse por delante, con una ventaja que no duraría demasiado, gracias al buen desempeño de Belén Arrojo y a una ligera mejora desde el triple que permitía sumar por la vía rápida a las visitantes manteniéndose enganchadas al marcador. Cuando pasaban los minutos y alguno de los dos conjuntos trataba de estirar el luminoso, la reacción llegaba por parte del otro de forma rápida, estando el partido en un puño con tablas en el marcador a falta de tres minutos para el último cuarto. Sería entonces, cuando Leganés lograría romper el partido a falta de menos de un minuto aprovechando los errores defensivos de Hozono Jairis, marchando el duelo a su desenlace en el último cuarto con nueve puntos de ventaja para Leganés.

En el último cuarto, volverían las precipitaciones para las visitantes que pese a intentar engancharse al marcador en varias ocasiones, no lograrían culminar la remontada para terminar perdiendo 91-80 y dejando a cero el casillero de victorias desde la llegada de un Eric Surís, que tendrá una nueva oportunidad el domingo, a las 12:00 ante Girona.