Kiosco La Opinión de Murcia

La Opinión de Murcia

Fútbol

Un Real Murcia sin vértigo en su llegada a Primera RFEF

El próximo rival, un Nástic en crisis

Pedro León es felicitado por sus compañeros tras su segundo gol. | FRANCISCO PEÑARANDA

Sin vértigo. Así se podría calificar el inicio del Real Murcia en su estreno en la Primera RFEF. Aunque se había confeccionado una plantilla para luchar por el ascenso, la duda estaba en si Mario Simón y sus jugadores iban a ser capaces de convivir con la presión impuesta desde las oficinas, sin embargo, tras las seis primeras jornadas disputadas, los murcianistas no han pagado la novatada en su llegada a esta nueva categoría.

Unas veces con un fútbol más vistoso y dominador y otras con una imagen gris, el Real Murcia está encontrando sobre todo regularidad en los resultados. Con once puntos sumados de 18 posibles, los de Mario Simón se han instalado en la zona alta de la clasificación, una posición que, aunque de momento no significa naa, en un club como el Real Murcia sí que ayuda a tener la tranquilidad en el día a día. Tranquilidad que se aseguró este sábado en un partido en el que ocurrió de todo, pasándose de las alarmas del 0-1 o del empate a dos a la explosión de felicidad de un 4-2 que confirma un inicio de campaña notable.

Porque una derrota o un empate frente a la SD Logroñés hubiera despertado el runrún y las dudas iniciadas con el pinchazo en el campo del Barcelona B. En cambio, la victoria, pese a que el Real Murcia ofreció una imagen gris y solo sobrevivió en el caos, permite, por un lado, mantener la regularidad en cuanto a resultados y, por otro, quitarse la losa de no saber ganar en Nueva Condomina.

Con tres victorias -a la de este sábado frente a la SD Logroñés hay que sumar las conseguidas a domicilio ante el Intercity y la Real Sociedad B- y dos empates -los de casa contra el Calahorra y el Numancia-, el Real Murcia repite la dinámica del pasado curso, convirtiéndose en un equipo duro de roer y prácticamente imposible de batir. De hecho, por ahora, los murcianistas solo han caído en Barcelona (2-0), no flaqueando en partidos que se pusieron en contra como el de San Sebastián o el de este mismo fin de semana.

El reponerse de los golpes, tal y como destacó Mario Simón en la última rueda de prensa, es una virtud que los granas mantienen en su ADN incluso en su llegada a la nueva categoría.

Ese sumar casi siempre hace que tras seis jornadas disputadas en Real Murcia esté instalado cómodamente en el segundo grupo de la clasificación, mirando de cerca el liderato y viendo muy de lejos una zona de descenso a la que caen cinco equipos. Y la racha puede continuar el próximo fin de semana, porque los de Simón visitan a un Nástic de Tarragona en crisis. Ayer mismo vieron cómo les remontaba el Eldense y en la clasificación, con solo seis puntos, coquetean con el descenso.

Entrados en este mes de octubre, el Grupo II está dominado claramente por un Alcoyano que no baja el ritmo. Los alicantinos, imparables, suman 16 puntos después de conseguir cinco victorias y un empate. El segundo puesto es para un Eldense que ha encadenado cuatro victorias consecutivas después de un inicio en el que perdió ante la Real B (2-0) y empató contra el Numancia (0-0). Ya por detrás, con 11, aparecen el Castellón, que ganaba al Osasuna Promesas (2-0); el Real Murcia y el Barcelona B, que ayer caía con el filial realista (2-0).

Compartir el artículo

stats