El Campeonato del Mundo de motociclismo llega este fin de semana al circuito de Motegi, en Japón, donde no se ha celebrado ningún gran premio desde hace tres años por la pandemia. Por ello, será un trazado nuevo para los dos murcianos de Moto2 en la parrilla, Pedro Acosta y Fermín Aldeguer, que afrontan con ilusión esta carrera después de ser primero y sexto, respectivamente, el pasado fin de semana en Aragón.

"Es mi primer flyaway en el Campeonato del Mundo", dice Acosta, quien añade que considera que no debe ser un hándicap que no conozca el trazado porque "todo el mundo ha estado fuera durante dos o tres años debido a la pandemia, así que creo que eso podría jugar a nuestro favor. No me estoy marcando un objetivo concreto, sino que queremos seguir mejorando los sábados para que la carrera salga bien. Si seguimos así, estoy convencido de que podremos hacer cosas buenas. Lo importante es trabajar bien y seguir consiguiendo buenos resultados", expresó.

Por su parte, Fermín Aldeguer está esperanzado en volver a realizar una buena actuación y estar cerca del podio de Moto2. "Desde la carrera de Alemania, poco a poco, he ido recuperando buenas sensaciones y confianza sobre la moto. En Aragón disfruté mucho durante la carrera y mi ritmo era similar a los de cabeza, pero salir undécimo condiciona mucho, sobre todo en la categoría de Moto2", expresó el joven piloto de La Ñora.

Tras el Gran Premio de Japón los pilotos se trasladarán a Tailandia, donde el sábado 2 de octubre se llevará a cabo otra cita en el circuito Chang, que es nuevo.