Kiosco

La Opinión de Murcia

Fútbol

El FC Cartagena abandona su dependencia al balón parado

El equipo ha evolucionado tras un inicio basado en las acciones ensayadas

Mikel Rico, jugador del FC Cartagena, golpeando el balón durante una sesión de entrenamiento. | PRENSA FC CARTAGENA

El Fútbol Club Cartagena ha ido evolucionando y mejorando su juego conforme han ido pasando las jornadas. Después de seis partidos, los albinegros han corregido los errores defensivos, han solventado la fragilidad como bloque y han experimentado diferentes vías en ataque para hacer daño a sus rivales. Tras un inicio poco clarividente de cara a portería y muy supeditado al balón parado, el Cartagena ha encontrado diversos caminos al gol que le hacen más peligroso y menos predecible para los contrarios.

En los dos primeros partidos de liga de la presente temporada, el FC Cartagena consiguió nada más y nada menos que cinco goles para cosechar una derrota y una victoria. El registro goleador, muy positivo, no supuso un problema en sí mismo, pero sí la efectividad del equipo, que generó mucho peligro, pero se tuvo que agarrar al balón parado para poner el balón en el fondo de las mallas. Cuatro de esos cinco primeros goles llegaron en jugadas ensayadas o en el posicionamiento derivado de ellas, significando a la vez una salvación y una condena para el conjunto albinegro.

Contra la Ponferradina llegaron los dos primeros goles del curso, el primero seguido de un saque de banda y un centro al área que cabeceó Mikel Rico y el segundo en un córner rematado por Pablo Vázquez y desviado por Borja Valle sin dejarla caer. Ante el Huesca se sumaron dos goles más a balón parado, de Ortuño y de Sadiku, ambos desde el punto de penalti. No obstante, le tocó al Cartagena enfrentarse a dos de los equipos más sólidos de la categoría de manera consecutiva, lo que provocó una intensa exploración de soluciones ofensivas que han terminado dando sus frutos.

Frente al Real Zaragoza, el cuadro albinegro se topó con un equipo que no permitió acercamientos y que le obligó a tirar de imaginación para encontrar un único resquicio y llevarse el partido. En El Plantío se volvió a encontrar el Cartagena con la misma situación y no halló el camino al gol de ninguna de las maneras a pesar de su infinita insistencia. Ni de saque de banda, ni de falta, ni de córner consiguió rematar con peligro, sin embargo, la experiencia pareció servirle al equipo para explotar nuevas formas ofensivas.

A partir de entonces, el conjunto de Luis Carrión ha logrado tres goles y solo uno de ellos ha llegado de jugada ensayada. Los albinegros vencieron al Albacete sin necesidad de la estrategia, con un disparo lejano de Mikel Rico que se coló por la escuadra y con una jugada de banda a banda que finalizó Arribas tras una gran combinación en ataque y solo en el último partido volvieron los cartageneristas a hacer uso de las acciones ensayadas subiendo con mucha gente al remate de una falta lejana que terminó con el gol de Sadiku.

Con la balanza equilibrada entre las diferentes formas de ataque, ya no depende tanto el Cartagena del balón parado, que se libera redefiniendo su capacidad ofensiva.

Alfredo Ortuño se pierde el próximo mes de competición

El club albinegro anunció ayer, por medio de sus redes sociales, que el futbolista de Yecla sufre una rotura fibrilar en el bíceps femoral de su muslo derecho, justo la misma lesión de Kiko Olivas, que le tuvo varias semanas apartado del grupo y un mes sin poder competir. De la misma forma, Ortuño se enfrenta a una recuperación de 4 a 6 semanas en un momento importante de la competición por lo complicado del calendario. Fue en el Ciutat de València, pasados solamente 20 minutos de juego. En un esprint por alcanzar una pelota al espacio, Ortuño sintió un pinchazo y avisó a las asistencias. Sin pensarlo dos veces, el delantero abandonó el terreno de juego, consciente de la gravedad de la lesión en la parte posterior del muslo. Tendrá que parar en seco el punta y perderse, al menos, cuatro jornadas. Luis Carrión no podrá disponer en ese tiempo de una de las piezas imprescindibles de su esquema, ya que ha sido titular en los seis partidos disputados hasta ahora. No está teniendo suerte el FC Cartagena con las lesiones, pues ya son siete los futbolistas que han pasado por la enfermería: Kiko Olivas, Borja Valle, Sergio Tejera, Franchu, Ferreiro, Isak Jansson y el propio Ortuño. Armando Sadiku se convierte en la principal esperanza albinegra.

Compartir el artículo

stats