Kiosco

La Opinión de Murcia

FC Cartagena

El FC Cartagena, entre los clubes con menos apoyo de su ciudad en Segunda División

El club no consigue romper la barrera de los 9.000 abonados en su tercer año en la división de plata

Aspecto de la grada de tribuna en el partido ante el Elche de la Carabela de Plata. | IVÁN URQUÍZAR

En la última actualización de la campaña de abonos de la temporada 2022-23, el Fútbol Club Cartagena anunció los 8.423 aficionados que ya tienen su carné de socio. La entidad cartagenera se encuentra por encima de los números de los dos años anteriores a estas alturas, casi calcando los 8.421 de 2020 en agosto, y está a tan solo 60 abonados de superar el récord histórico del club, cifra que seguramente supere con el abono de la segunda vuelta. No obstante, en una ciudad del tamaño e importancia de Cartagena, con un proyecto deportivo en crecimiento y unos precios entre los más baratos de la categoría, el equipo albinegro demanda más apoyo de su ciudad.

Entre los clubes de Segunda División, el FC Cartagena se encuentra en novena posición en cuanto a número de abonados, solo por debajo de los grandes como el Real Zaragoza, con 23.500; Real Sporting, con 19.000; Las Palmas, con 16.091; Málaga, con 15.000; Oviedo, con 14.500; y los tres descendidos de Primera División: Levante, con 14.000; Granada, con 12.974; y Alavés, con 12.500.

Sin embargo, en relación al número de habitantes de las ciudades, el cuadro albinegro está en los últimos puestos en cuanto al apoyo que reciben otros equipos incluso con menos abonados.

Solo el 4% de la población

Con 213.943 habitantes, Cartagena es la novena ciudad más grande entre los clubes de Segunda superada por las ocho anteriormente mencionadas, pero el porcentaje de abonados se encuentra en decimocuarto lugar. Solo el 4 por ciento de la población de Cartagena es abonado del equipo de la ciudad, por debajo de otros 13 clubes de LaLiga Smartbank. Equipos como el Ibiza, con un apoyo mayor al 6 por ciento; o el Mirandés, con más del 8 por ciento, consiguen un ratio mayor de abonados en su ciudad que el Cartagena con solo 3.000 abonados en ciudades de 49.727 y 35.477 habitantes, respectivamente.

La clasificación de Segunda División en cuanto al porcentaje de abonados de cada ciudad, sin tener en cuenta al Villarreal B, mantiene al Eibar en una destacada primera posición con 5.900 socios en una población de 27.406 personas, lo que equivale al 21 por ciento de apoyo y 1 abonado por cada 5 habitantes. Por detrás y dentro de los cinco primeros se encuentra el Huesca, con el 15 por ciento y 1 socio de cada 7 habitantes; Mirandés, con el 8,5 por ciento y 1 socio de cada 11 habitantes; Ponferradina, con el 7,8 por ciento y 1 socio por cada 12 habitantes; y Sporting, con el 7 por ciento y 1 socio por cada 14 habitantes.

La lista sigue con el Real Oviedo, con el 6,6 por ciento de apoyo y 1 abonado de cada 15 ciudadanos; Ibiza, con el 6 por ciento y 1 socio de cada 16 habitantes; Granada, con el 5,6 por ciento y 1 socio de cada 18 ciudadanos; Alavés, con el 5 por ciento y 1 abonado por cada 20 ciudadanos; Albacete, con el 4,6 por ciento y 1 socio por cada 21 habitantes; y el grupo de Burgos, Racing y Las Palmas con el 4,4 por ciento de apoyo y 1 socio por cada 23 habitantes. Todos ellos mantienen un mayor compromiso de sus ciudadanos que el Cartagena, con el 4 por ciento y 1 abonado por cada 25 habitantes. Por debajo solo quedan el Leganés -3,9-, el Zaragoza -3,5-, el Tenerife -3,4-, el Málaga 2,6-. el Levante -1,8-, el Lugo -2- y el Andorra -0,6-.

Lo cierto es que, con tan solo 27 años de historia y cinco temporadas en el fútbol profesional, el FC Cartagena tiene muy difícil competir contra los grandes clubes del fútbol español, con alrededor de cien años de historia y, en su mayoría, un pasado en la máxima categoría, pero existe cierto estancamiento en las cifras a pesar de los esfuerzos del club por aumentar su masa social.

Mikel Rico: "Esperamos el lunes una Ponferradina muy competitiva"

Mikel Rico compareció ayer ante los medios del club para expresar sus sensaciones tras un mes de pretemporada y su pensamiento de cara al inicio liguero. El de Basauri, que destacó el buen ambiente en el vestuario, tiene claro lo que espera del equipo albinegro para conseguir los objetivos. «Somos un equipo que compite muy bien y eso es lo principal. Si competimos bien cada partido tendremos opciones de ganar cada uno de ellos», aseguró. De la misma forma, Mikel ha admitido la importancia de empezar bien. «Trabajamos en pretemporada para ello, para ilusionar a la gente y coger una buena dinámica. Es muy importante, pero no definitivo porque la temporada es muy larga», reiteró el vasco.

El mediocentro no se moja en cuanto a objetivos materiales del equipo, pero basa el éxito del equipo en competir bien. «El objetivo es disfrutar, competir y ya veremos donde estamos. Si logramos eso podremos luchar por objetivos bonitos, pero tenemos que saber que cada partido son tres puntos que no vuelven», manifestó.

Por último, Rico valoró al primer rival del FC Cartagena en la primera jornada liguera. «La gente tiene ganas, nosotros también tenemos mono de fútbol y esperamos un buen ambiente en el Cartagonova. Esperamos una Ponferradina hecha y competitiva como en los últimos años y querrán seguir en esa línea», concluyó el futbolista.

Compartir el artículo

stats