Kiosco

La Opinión de Murcia

Fútbol

Iván Casado se "olvida" de su grave lesión y puja por un puesto en el once

El central murcianista, que fue de lo más destacado antes de su largo periodo de baja, reaparece en pretemporada con un gran nivel y sin molestias

Iván Casado sonríe durante una sesión de entrenamiento en La Torre Golf Resort. | PRENSA REAL MURCIA CF

«Volver con el grupo y no sentir molestias es una situación que me hace muy feliz». Esas declaraciones de Iván Casado son una de las mejores noticias de lo que va de pretemporada en el Real Murcia. La cara del central durante los entrenamientos lo dice todo: está volviendo a disfrutar del fútbol. Y eso, para un futbolista que fue capital para el esquema de Mario Simón antes de su grave lesión en el peroné, tiene mucho valor.

Iván Casado, antes de sufrir su fractura de peroné el pasado mes de enero, fue uno de los futbolistas más destacados en el Real Murcia. Junto a Alberto González y Miguel Serna, sostuvo al equipo grana en muchas jornadas. Desafortunadamente, tan solo pudo disfrutar de medio curso antes de causar baja para dar entrada a Manu Pedreño y Héctor Martínez. El primero dio un gran nivel en su ausencia y el segundo, apenas disputó minutos con la elástica grana.

Siete meses ha estado Iván Casado en el dique seco. Una grave lesión que hizo que su futuro en el club grana fuera una incógnita ya que, volver al mismo nivel después de una lesión de esas características es complicado. Aún es pronto para hacer valoraciones en profundidad sobre su nivel, pero como él declaró, está pudiendo completar las sesiones de trabajo, incluso las dobles sesiones, a un ritmo alto y sin molestias relacionadas con la lesión. Además, en los dos partidos de pretemporada del Real Murcia, se ha visto un muy buen nivel del central.

En el primer partido de pretemporada ante el Andorra, una de las valoraciones que se pudo hacer es que la defensa del Real Murcia sigue siendo bastante fiable. El equipo del Principado, un conjunto de superior categoría, apenas pudo acercarse con peligro a la portería de Miguel Serna -y posteriormente de Gallego-. La dupla Alberto González-Iván Casado volvió a mostrarse muy sólida siempre en el contexto de pretemporada en el que se encuentra el equipo.

En el segundo encuentro, contra el Villarreal B, también de superior categoría, el Murcia ganó y dio una gran imagen. Ganaron los granas por 3-1 y se vio a un equipo que no sufrió en exceso y con mucha chispa en la parcela ofensiva.

Competencia máxima

Mario Simón tendrá un problema a la hora de confeccionar su once para el primer partido de liga. En la primera prueba, el técnico optó por Casado y González en el eje, aunque en la segunda, la pareja de González fue Íñigo Piña.

El que parece un fijo es Alberto González, que fue un intocable el curso pasado y lo sigue siendo en esta pretemporada, repitidiendo las dos titularidades. Este curso, el Real Murcia cuenta también con Íñigo Piña y Manu Pedreño completando las posiciones de central. El nuevo fichaje viene de ser importante en el Unionistas de Salamanca en Primera RFEF y venía con buen cartel. El segundo, se ganó la confianza de Mario Simón a base de buenas actuaciones y adelantó por la derecha a Héctor Martínez. Fue una de las grandes sorpresas deportivas del mercado de invierno. Además, puede jugar de lateral derecho, como ya hizo en algún momento de la pasada temporada y en el partido contra el Andorra. Los cuatro parten como defensas muy fiables. Todos están pujando por un puesto en el once titular. De momento, están cumpliendo con un buen nivel en pretemporada. El problema es que solo hay dos huecos libres con el estilo de juego y el dibujo del entrenador madrileño. Un ‘bendito’ problema el que tendrá Mario Simón a la hora de elegir a los guardianes de Serna.

Compartir el artículo

stats