Kiosco

La Opinión de Murcia

Tenis

Un especialista en hierba se cruza en el camino de Alcaraz hacia octavos

El murciano, que por primera vez ha alcanzado la tercera ronda de Wimbledon, se enfrenta al alemán Oscar Otte, un tenista que somete a sus rivales con un excelente saque - El partido se jugará a partir de las seis

El murciano Carlos Alcaraz durante uno de sus partidos en esta edición de Wimbledon. | REUTERS/MATTHEW CHILDS

Carlos Alcaraz Garfia está por primera vez en su corta carrera deportiva en la tercera ronda de Wimbledon. En el exquisito All England Club de Londres, el tenista de El Palmar tiene esta tarde un nuevo reto. Después de superar al alemán Jean-Lennard Struff en primera ronda en cinco sets, y de elevar su nivel frente al holandés Tallon Griekspoor en segunda ronda, ahora tendrá que verse las caras con Oscar Otte, un especialista en hierba que ocupa el número 36 del mundo y que saca gran partido de su saque, por lo que será primordial que Alcaraz evite las roturas de servicio.

En el duro camino que tiene el murciano en el tercer Grand Slam de la temporada, Otte se presenta como una seria amenaza. Gracias a su potente saque, que aprovecha para realizar subidas a la red ante el resto de su oponente, además de su saber estar siempre en la pista y el control que ejerce de los ritmos de los partidos, Otte acaba dejando a sus rivales KO. Su experiencia sobre la superficie de Wimbledon contrasta con la bisoñez del número siete del mundo, que solo ha disputado en su vida profesional seis encuentros sobre la misma. No cometer excesivos errores no forzados, sacar a relucir ese amplio repertorio de golpes y mantenerse firme desde el fondo de la pista, serán las claves para un Alcaraz que adquirió una gran dosis de confianza en su triunfo ante Tallon Griekspoor.

El encuentro se jugará en la pista 1, la misma en la que debutó ante Struff, y será el tercer turno de la misma, por lo que está previsto que comience sobre las seis de la tarde, cuando acaben dos choques femeninos, después de los que jugarán la británica Heather Watson y la eslovena Kaja Juvan, y la alemana Angelique Kerber contra la belga Elise Mertens.

La carta de presentación de Oscar Otte es para sobresaliente. Se crece en la hierba, superficie donde jugó mucho en su juventud. En los dos últimos torneos ha sido capaz de ganar a Denis Shapovalov y Karn Khachanov. Perdió solo ante dos ‘top ten’. En las semifinales de Stuttgart sucumbió frente a Matteo Berrettini, el italiano que ocupa el décimo puesto del ranking, y lo hizo después de forzar el ‘tie break’ en los dos sets. Posteriormente, en Halle, un ATP 500, cayó en semifinales frente a Daniil Medvedev, número uno del mundo y ausente en Wimbledon por el veto a los deportistas rusos. Además, su desgaste en Wimbledon ha sido mínimo hasta el momento. En su estreno ante Peter Gojowczyk solo cedió cuatro juegos (6-1, 6-2 y 6-1), mientras que ante el estadounidesne Christian Harrison solo jugó cuatro juegos puesto que su rival se retiró.

Alcaraz ha tenido un camino más duro hasta esta tercera ronda. Ha estado en pista más de seis horas y ha disputado ocho sets y 86 juegos por los 26 de Otte. Pero la ilusión y el crecimiento que está experimentado en Wimbledon son el mejor aval del joven murciano: «Las horas en pista que llevo en hierba ayudan a encontrarte cada vez mejor. No sé decirte (por qué jugó mejor), es la sensación que tengo de estar un poco más acostumbrado y a moverme mejor aquí», apuntó el jugador tras su victoria ante el Griekspoor, frente al que hizo auténticos puntazos. «Intento hacer un puntazo en cada partido. He tenido la oportunidad de hacer un puntazo y he metido un revés a una mano. Esperemos que en tercera ronda pueda hacer otra así», explicó el jugador de El Palmar, quien está recibiendo el masivo apoyo del público londinense, que lo tiene como uno de sus favoritos.

Alcaraz disputó su primer partido en la pista 1, donde ya jugó también en 2021, y el segundo en la pista 2, pero aún no ha pisado la central, algo que espera poder conseguir pronto. «Es algo que estoy deseando, pero de momento hay personas con más nombre que yo que se merecen estar en la central. Yo aún sigo creciendo y me siento afortunado de poder jugar en la 1, en la 2... Espero poder jugar en la central algún día», puntualizó.

Compartir el artículo

stats