Kiosco

La Opinión de Murcia

Fútbol

Rubén Castro, solo ante el peligro

El ataque del conjunto albinegro queda tocado tras las salidas del catalán y el argentino junto con Dauda y Bodiger

Rubén Castro en una acción del choque ante el Sporting de Gijón. | FC CARTAGENA

El FC Cartagena está afrontando una importante fuga de talento en el mercado estival que ha mermado el nivel de la plantilla a la espera de nuevos fichajes. La marcha de actores principales del equipo complica mucho la planificación deportiva de cara a la siguiente temporada y obliga al conjunto cartagenero a ser muy preciso en el mercado con poco tiempo para maniobrar. Mohammed Dauda, Álex Gallar, Yann Bodiger y Pablo De Blasis no seguirán con el grupo y su marcha puede afectar a la decisión de Rubén Castro, la figura más importante del ataque albinegro.

En el apartado de las renovaciones, el FC Cartagena tan solo ha llegado a dos acuerdos exitosos en cuanto a la columna vertebral del equipo. El primero en renovar fue Luis Carrión, un paso que demostró la intención del club de dar continuidad al proyecto deportivo. El siguiente fue el capitán y portero albinegro Marc Martínez en un movimiento en el que la entidad cartagenera volvió a demostrar la entereza de su idea futbolística. No obstante, la situación se ha complicado con los últimos acontecimientos.

A la ya conocida salida de Mohammed Dauda a final de temporada se han unido las de Bodiger, De Blasis y Gallar. El francés ya ha sido anunciado con el Granada para las próximas dos temporadas terminando así su vínculo con el Cartagena después de una temporada en la que ha sido de vital importancia para el equipo. El argentino está a un paso de volver a Gimnasia, el club de su ciudad natal, para cumplir su sueño de retirarse en La Plata jugando para su equipo. El catalán, con contrato en Girona y una buena oferta del Málaga según COPE, parece lejos del Cartagonova.

Fueron precisamente De Blasis, Gallar y Rubén Castro los que planearon su continuidad conjuntamente para ayudar al FC Cartagena en la temporada recién finalizada en conversaciones durante el verano de 2021. «Pablo, Rubén y yo nos escribimos para volver e intentar hacer cosas bonitas», afirmó Álex Gallar en declaraciones a La Opinión. Con Pablo en Argentina y Álex resolviendo su futuro en Girona, la conexión de los tres tenores del FC Cartagena parece rota, lo que puede significar un motivo contra la renovación de Rubén.

El ariete canario tiene sobre la mesa la oferta del FC Cartagena, no obstante, su decisión podría alargarse aún varias semanas. El pasado verano, Rubén no alcanzó un acuerdo con el club albinegro hasta bien entrado el mes de julio mientras que Pablo De Blasis lo hizo dos días más tarde y Álex Gallar una semana después.

Con las salidas del equipo hasta el momento, el FC Cartagena pierde mucha fuerza de cara a portería. Nada más y nada menos que veinte goles y veintiuna asistencias le faltarán al equipo de Luis Carrión la temporada que viene sin Dauda, Bodiger, De Blasis y Gallar y es esa aportación ofensiva la que deberá buscar la comisión deportiva en el mercado. Sin embargo, la pérdida puede ser aún mayor de no renovar Rubén Castro y no poder contar el Cartagena con los veinte goles y tres asistencias que ha logrado este año.

De renovar el máximo goleador de la historia del club en Segunda División, tendrá que hacerse a un equipo y a un ataque casi nuevos por completo tras las numerosas bajas del equipo en el presente mercado, pero supondrá un alivio para la parroquia albinegra la continuidad de Rubén Castro que mitigue tan grandes pérdidas.

Compartir el artículo

stats