Kiosco

La Opinión de Murcia

Real Murcia

Sergio Marcos, el jugón que le gusta a Manolo Molina

El Deportivo de La Coruña también ha preguntado por el jugador

Sergio Marcos, en una imagen con la camiseta del Racing de Santander. | RACING DE SANTANDER

Mantener el bloque del ascenso y firmar seis o siete futbolistas de referencia que eleven el nivel de una plantilla que se estrenará en Primera RFEF. Ese es el primer punto de la hoja de ruta de la planificación deportiva del Real Murcia para la temporada 2022-2023. Y a la espera de que se empiecen a anunciar altas y bajas, en estos días, en Nueva Condomina ya están con los bocetos y las negociaciones.

Uno de los futbolistas que encabeza la lista de deseos de Manolo Molina, director deportivo del conjunto murcianista, es el centrocampista Sergio Marcos. El jugador de 30 años, que el pasado verano fichaba por el Racing de Santander, renovaba automáticamente su contrato tras el ascenso del cuadro de El Sardinero, sin embargo, el de Sacedón ya sabe que no entra en los planes de Guillermo Fernández Romo para esta campaña 2022-2023.

Tras ser declarado transferible por el Racing, el Real Murcia no ha tardado en interesarse por un futbolista que, aunque este pasado curso tuvo muy poco protagonismo, cuenta con un gran historial tanto en Segunda B como en Segunda División, siendo uno de esos futbolistas siempre atractivos para cualquier secretaría técnica.

No lo tendrá fácil el Real Murcia para conseguir a Sergio Marcos, y es que son varios los equipos que también han preguntado por el centrocampista organizador. Entre ellos destaca el Deportivo de La Coruña, que tras su no salto al fútbol profesional, vuelve a ser uno de los gallitos de la tercera categoría.

Con Sergio Marcos, tanto Manolo Molina como Mario Simón quieren asegurarse a un futbolista que dé valor a la sala de máquinas murcianista, consiguiendo esa pieza creativa que se sumaría a la pareja formada por Julio Gracia y Ganet, dos de los más destacados en Segunda RFEF.

El de Sacedón llegó el pasado verano al Racing de Santander, sin embargo no ha tenido el protagonismo esperado. Con el equipo cántabro, que ha ascendido a Segunda División tras liderar el Grupo I de Primera RFEF, ha disputado 840 minutos en liga, siendo titular en seis partidos y dando dos asistencias.

376 partidos a sus espaldas

Aunque no ha vivido su mejor año en El Sardinero, Marcos es uno de los futbolistas con más caché de la tercera categoría, sumando casi 280 encuentros entre Segunda B y Primera RFEF. Además, el centrocampista, criado en la cantera del Atlético de Madrid, debutó en Primera División con el Villarreal en la campaña 2014-2015 y tuvo continuidad en Segunda desde 2015 a 2018, jugando un total de 73 partidos con las camisetas del Lugo, el Valladolid y la Cultural Leonesa.

Hasta cuatro temporadas encadenó en el club leonés, una en el fútbol profesional y tres en Segunda B. Tras su paso por la ‘Cultu’ -jugó 104 partidos y marcó nueve goles-, firmó por el Racing de Santander, con el que ha logrado el ascenso a Segunda.

Ahora, sin sitio en la plantilla dirigida por el exgrana Guillermo Fernández Romo, Sergio Marcos, con 376 partidos entre Primera, Segunda, Segunda B, Copa del Rey y Primera RFEF, está en el mercado, y entre sus pretendientes se encuentra el Real Murcia. Con el Deportivo también al acecho, los murcianistas tendrán que demostrar si realmente van en serio para confeccionar un equipo que mire directamente a los ojos en Primera RFEF.

Compartir el artículo

stats