Kiosco

La Opinión de Murcia

FC Cartagena

Pablo De Blasis regresa a Gimnasia

El centrocampista argentino cierra finalmente el acuerdo con el club de su ciudad y finaliza su etapa como albinegro tras varias semanas de culebrón

Pablo De Blasis, en un partido de la pasada temporada Prensa FC Cartagena

Pablo Ezequiel De Blasis (La Plata, 1988) se marcha del FC Cartagena. El argentino ha llegado a un acuerdo con el club de su ciudad natal, Gimnasia y Esgrima La Plata, para materializar por fin su regreso a casa después de diez años tras varias semanas de negociación. El conjunto cartagenerista le ofreció uno de los salarios más altos del equipo en un contrato de un año, pero, finalmente, no ha podido el cuadro albinegro retener a uno de sus futbolistas más importantes y el 'chiquito' deja Cartagena tras una temporada y media en la que se ha convertido en héroe.

La salida de Pablo De Blasis supone una enorme pérdida futbolistica a la vez que sentimental para el FC Cartagena. Su importancia sobre el terreno de juego en el equipo de Luis Carrión ha tornado la decisión entre Cartagena y Gimnasia en un culebrón que ha durado casi un mes y que ha tenido en vilo a la parroquia albinegra. Sus declaraciones un mes antes de finalizar la temporada, en las que confirmó sus "ganas de volver a casa", dejaron clara su intención.

Era el momento de volver a "su equipo" tal y como lo afirmó con sus propias palabras. No obstante, la indecisión del técnico de Gimnasia, Néstor Gorosito, que no pidió su fichaje y exigió refuerzos en otras posiciones, significó un último resquicio para el Cartagena. Cumplidos los deseos del entrenador no se pudo negar el club platense a la llegada de Pablo. Demasiada calidad y demasiadas ganas para poner pegas a su fichaje.

Todo se aclaró con la aprobación del entrenador. El visto bueno de Gorosito abrió a Pablo la puerta de Gimnasia aún más de lo que ya lo había hecho su acuerdo de palabra con el presidente Gabriel Pellegrino semanas antes. El futbolista pidió una reunión presencial con todas las partes para determinar el plan deportivo e institucional del club, viajó a Argentina y llegó a un acuerdo con el equipo en la tarde de ayer para firmar hasta diciembre de 2023.

Su contrato con el FC Cartagena, aún vigente hasta el 30 de junio, no le permitía firmar con Gimnasia, sin embargo, la buena relación entre el jugador y la entidad cartagenera propiciará su desvinculación sin mayores problemas del conjunto albinegro y no será un impedimento para su inminente firma con Gimnasia y Esgrima La Plata.

Pablo siempre lo ha tenido claro y ha actuado en consecuencia. Su preferencia era volver y ni si quiera la enorme rebaja de salario que enfrenta en Gimnasia ha sido un impedimento. "No va a depender de los esfuerzos del Cartagena porque es un tema personal", afirmó hace meses. Pablo ha elegido con el corazón y vuelve a su casa después de una larga carrera futbolística de diez años que cierra el círculo con su fichaje por Gimnasia.

Compartir el artículo

stats