El deporte cartagenero continúa su imparable ascenso hasta las cotas más altas a nivel nacional. Fútbol, fútbol sala o baloncesto son los deportes más seguidos y, por tanto, reconocidos. No obstante, no son los únicos que están llevando el nombre de Cartagena hasta lo más alto. El ejemplo lo tenemos en el Club Natación Cartagonova-Cartagena, que ha logrado situarse entre los más grandes del país esta temporada con logros tanto a nivel individual como colectivo que nada tienen que envidiar a la élite de la natación y que ponen de manifiesto que el talento cartagenero también se forma en las piscinas.

El CN Cartagonova-Cartagena continúa mejorando su nivel año a año. Si la temporada pasada el club hizo historia proclamándose campeón absoluto por equipos en el Campeonato de España de larga distancia, este curso han repetido hazaña los cartageneros para poner el colofón a una temporada llena de éxitos: ascenso a Primera División, campeón regional absoluto, campeón de España júnior en relevos y la revalidación del título de campeón nacional absoluto de larga distancia.

El CN Cartagonova-Cartagena, entre los más grandes

Todos estos logros -y más- tienen su origen en el talento cartagenero y regional en bruto al que su entrenador, Francisco Javier Aledo ‘Chisco’, da forma. Nadador desde 1986 hasta 1990 en el CN Cartagena y desde 1990 hasta 1997 en el CN Cartagonova, el técnico asistió a la fusión de ambos clubes recién finalizada su etapa de competición y nadie mejor que él podría entender la idiosincrasia del equipo para hacerlo triunfar de la manera en la que lo ha hecho años atrás y especialmente esta temporada, la del trigésimo quinto aniversario de la fundación del club.

El club «ha sobrevivido bien» a casi dos años de pandemia obteniendo «resultados muy positivos» enmedio de un sinfín de modificaciones en el calendario, según Chisco. «En la primera temporada más normalizada, en la que se ha respetado el calendario, lo hemos hecho muy bien», afirma el entrenador. El primer logro se consiguió en diciembre con la Copa de Clubes de Segunda División a nivel nacional en la que el CN Cartagonova-Cartagena consiguió meterse entre los cuatro mejores equipos y ascender a Primera División. «El año que viene competiremos en Primera, tan solo nos queda por delante la División de Honor, lo que significa que estamos entre los doce mejores clubes del país», manifiesta Chisco.

Avanzando en la temporada, el equipo batió el récord regional de 4x200 en relevos libres en el Campeonato de España junior -16 y 17 años- con el equipo formado por Ángel Ruiz, Izan Pardo, José Robles y Marcelino Jiménez. Con la entrada del nuevo año, el club se proclamó campeón Regional absoluto y subcampeón de España de larga distancia en el campeonato masculino por equipos, título que no se resistiría meses después.

Los triunfos individuales

La constancia premió al CN Cartagonova-Cartagena en abril, donde volvió a triunfar el mismo equipo de relevos libres ganando el oro en la misma modalidad en el Open de Invierno absoluto y en mayo, cuando el club se sacó la espina y se convirtió en campeón de España de larga distancia -10 km- por equipos masculinos en categoría absoluta en el campeonato de verano disputado en Gerona, donde también lograría el club una histórica medalla de bronce en relevo mixto absoluto con el equipo formado por Alfonso Franco, Susana Martínez, Paula Villada y Alejandro Puebla, la primera medalla absoluta del club en un relevo nacional.

A nivel individual, los logros más destacados son el récord de España de Alejandro Puebla en 3.000 metros, la plata de José Robles en 200 mariposa, el bronce de Alfonso Franco en larga distancia y la convocatoria de Marcelino Jiménez con la Selección Española junior para el europeo y el mundial de este verano.

El alto nivel del CN Cartagonova-Cartagena no ha dejado indiferente a nadie en el mundo de la natación teniendo en cuenta que es un club humilde. «Tener esos títulos siendo un club de Cartagena y sin unos recursos extraordinarios es algo de admirar. Sobre todo por los chavales, que entrenan más de cinco horas diarias para mantener este nivel», asevera Chisco. Además, al club cartagenero se le complica la retención del talento debido a las dificultades que afrontan los nadadores sin obtener retribución o ayudas a cambio. «Tenemos que dar con la manera para mantener nadando a la gente en edad universitaria porque es un deporte muy sacrificado y, si llegas a una edad sin tener ninguna recompensa o ayuda económica, se hace complicado», concluye el entrenador cartagenero.