Kiosco

La Opinión de Murcia

Real Murcia

Agustín Ramos: "Claro que voy a opinar de la parcela deportiva, o qué pasa, que solo valgo para poner dinero"

El presidente del Real Murcia reconoce que en un año en el equipo ha aprendido a ser "más comedido", aunque deja claro que "tiene que entrar en todo lo que pasa en el club", también lo deportivo

Agustín Ramos posa para La Opinión en su despacho. ISRAEL SANCHEZ

«Mi mujer me dice, ‘lo tuyo no tiene nombre, te gastas el dinero en el fútbol, vienes cabreado y tienes que tomar pastillas’». La mayoría apoyaría las palabras de la mujer de Agustín Ramos, la mayoría menos el propio Agustín Ramos, que tras un año al frente del Real Murcia ya ha celebrado su primer ascenso. Lo hizo en el Rico Pérez y lo disfrutó con los aficionados en la Redonda, pero el presidente grana, que vivirá un par de meses alejado del sufrimiento que le provocan los partidos, ya está metido de lleno en la próxima temporada, y tiene claro que va a subir la apuesta económica porque «yo no voy a hacer un equipo para bajar, porque me voy antes». Mientras que Manolo Molina prepara la lista de fichajes, Ramos defiende el trabajo de la Comisión Deportiva, «porque cuatro ojos ven más que dos»; se compromete a seguir aportando dinero en un club que ahora mismo no puede sobrevivir por sí mismo y vende optimismo con vistas a una campaña en Primera RFEF en la que, sabedor de que «va a ser muy jodido», no quiere renunciar a nada.

Acaba de cumplirse un año desde que llegó al Real Murcia, ¿cómo ha sido la experiencia, mejor o peor de lo que esperaba?

Ni mejor ni peor. No me esperaba que esto era tan grande: el Real Murcia, su afición... Me ha sorprendido. Cuando yo entré, yo venía de otros clubes, pero este es un club de Primera División y hay que implicarse para conseguir cosas, porque si no te metes de lleno, hay poco que hacer. Por eso me he implicado, porque el objetivo es que esto vaya mejorando.

¿Ha sufrido mucho?

Cuando ganamos todo es bonito, pero cuando perdíamos sufría mucho. Me ha tocado hasta tomar algún tranquilizante. Mi mujer me decía ‘lo tuyo no tiene nombre, te gastas dinero en el fútbol, vienes cabreado y tienes que tomar pastillas’.

¿Qué ha aprendido en este año?

A ser más comedido. No se pueden decir las cosas que uno piensa. Esto es muy grande y cualquier cosa que digas tiene mucha importancia, por eso hay que saber estar. A mí me gusta decir las cosas como las siento, pero aquí no se puede. Hay muchos medios pendientes, y cualquier cosa que digamos que no sea oportuna pues debilita la imagen propia e incluso perjudica la imagen del club.

Desde que llegó, le colgamos el cartel de persona impulsiva, sin embargo, cuando todo el mundo pedía la destitución de Mario Simón, decidió darle una oportunidad.

Yo soy una persona que he aprendido a no ser impulsivo, pero por dentro va la procesión. Cuando las cosas salen mal, me gusta resolver los problemas, y eso implica tomar decisiones. Y te puedes equivocar si no estás frío. En caliente, los aficionados e incluso nosotros pesábamos en qué decisión había que tomar, pero al final todo ha salido bien. Estuve frío y los demás compañeros también. En aquella reunión dije que había pensado en darle una oportunidad porque no se le había dado ningún ultimátum, y para mí es muy importante respetar el trabajo de los demás. Acordamos que tenía que seguir entrenando, y al final han salido las cosas bien.

Ahora mismo no es viable un acuerdo con Hacienda. ¿De dónde sacamos 1,5 millones para pagarles si ese es el presupuesto para jugadores?

decoration

¿Qué piensa cada vez que alguien dice que Agustín Ramos no puede interferir en la toma de decisiones deportivas?

Un club tiene que estar dirigido. Una empresa tiene que estar dirigida. Te imaginas que tenga un departamento en mi empresa y me digan que no me meta o que no opine. Un gerente, en este caso un presidente, tiene que opinar de todo lo que pasa en el club. Otra cosa es decidir o imponer. Ese no es mi estilo. Pero opinar, sí. Los que consideran que opinar y dar tu opinión es meterse en parcelas de los demás, pues no. Qué presidente no ha entrado en una parcela de su equipo. Admiro a Santiago Bernabéu, y él no solo interfería, es que entraba en la caseta a hablar con los jugadores, es que no se hacía un fichaje si él no lo autorizaba. ¿Qué pasa? ¿Que era un desposicionado? Pues lo hacía correctamente y ahí están los resultados del Real Madrid.

Pero usted no es Santiago Bernabéu...

Pues claro que no lo soy, ni mucho menos, pero tengo mis ideas claras de lo que es una empresa y de lo que es la gerencia de algo, y por eso se ha creado una Comisión Deportiva. ¿Tú crees que una persona no puede estar equivocada por muy director deportivo que sea, por muy entrenador que sea? Yo he entendido en mi vida que cuatro ojos ven más que dos, esa es la realidad. Opinar no es malo. Si tenemos dos jugadores para una posición, por qué no podemos opinar del que más nos guste, aunque la decisión final sea de Manolo Molina. Claro que hay que entrar en la parcela deportiva y en todas las parcelas del club, y mejorarlas si podemos. O qué pasa, que nosotros solo valemos para poner dinero.

¿Siente que solo le quieren porque está poniendo dinero?

No lo siento así. O por lo menos no es lo que me transmiten los aficionados o los integrantes del club. Puede ser que haya personas que opinen eso, y que su conclusión sea ‘que ponga dinero y que se calle’, pero para mí eso son comentarios de gente que no da el nivel, de gente que nunca ha sido empresaria y que no sabe lo que es llevar una gerencia. No lo entienden y hablan sin saber ni entender.

¿Tiene ya una idea del dinero que va a tener que poner de su bolsillo para la temporada en Primera RFEF?

No. Lo que vamos a intentar es que el club sea viable por su propia economía. ¿Cómo? Haciendo más socios, consiguiendo más patrocinadores, buscando ayudas... Yo estoy aquí para, si no se cubre ese presupuesto, aportar, porque tengo muy claro que mientras que yo esté en el club tiene que cobrar todo el mundo, y el día que no pueda lo dejaré. No quiero estar aquí y pasar a la historia del Real Murcia dejando más deuda o incumpliendo cosas que bajo mi presidencia nos hemos comprometido a hacer.

No habrá límite salarial a la hora de fichar. Molina ya me ha dicho que los buenos jugadores no bajan de 80.000 euros o 90.000 euros

decoration

¿Ahora mismo es posible vivir con lo que se ingrese?

En el presente no. Hay muchas deudas. Eso hace que no sea viable que el club pueda sobrevivir por sí solo. Pero el objetivo es que sí lo sea. Si el club tiene que mantenerse siempre con uno que aporte, otro que aporte... llegará el momento que pasará como cuando yo entré, que ya no quería aportar nadie. El club podría desaparecer porque ya nadie quería aportar. El objetivo es estar en esta categoría e intentar seguir bajando la deuda para que así el club pueda ser viable por sus propios méritos, no porque tenga que aportar yo u otra persona. Yo sé que ahora voy a tener que seguir poniendo dinero, pero eso se tiene que acabar en el futuro.

El club sigue con todos los ingresos embargados, ¿está negociando con Hacienda para conseguir el calendario de pagos?

Este año, aunque quisiéramos, no podemos hacer ningún acuerdo. Haciendo números nos hemos dado cuenta de que si hablamos y llegamos a un pacto para pagar en diez o doce años, tendríamos que abonar 1,5 euros por temporada y en esta categoría eso resulta imposible. ¿De dónde sacamos 1,5 millones para pagar a Hacienda si ese es el presupuesto para las nóminas de la plantilla? Desgraciadamente no es el momento. Si nosotros nos acercamos a Segunda, y en Segunda hay unos ingresos importantes, habrá que negociar. No sería viable en Segunda si no hay un acuerdo. Ahora mismo sería bonito hacerlo, pero no es viable hacerlo.

¿Pero han mejorado las relaciones?

Nosotros estamos pagando como podemos los gastos del día a día y ahora nos están echando un cable. Están en una posición correcta y nosotros estamos en una posición correcta. Hay que esperar un poco más para esa negociación y que el club esté tranquilo y pueda ascender de categoría sin que tengamos los problemas de los embargos.

¿Se ha planteado la entrada de algún otro socio?

Antes mucha gente, como Enrique Roca, decía que no iban a entrar en el Real Murcia mientras no estuviese resuelto lo de Mauricio García, pero ahora ya hay gente que se está acercando, y claro que estoy abierto. Es el momento de ayudar. Yo estoy perdiendo dinero a sabiendas de que pueden haber problemas muy serios. Esto no es el club de Agustín Ramos, esto es el Real Murcia, y lo que el Real Murcia necesita es economía. No es que esté abierto, es que si viene alguna persona con un proyecto y yo tengo que salir pues me voy. Yo esto no lo hago por mí o por mi ego. Ya he conseguido algo bonito, saldría por la puerta grande.

¿Hay muchas diferencias entre Mario Simón y el Real Murcia para la renovación?

Diferencias muy pocas. Solo faltan algunos flecos. Estamos trabajando y él está aquí con nosotros. Las dos partes tenemos muchas ganas de seguir adelante.

¿Le ha pedido Mario que no interfiera en su trabajo?

A mí nunca me ha dicho eso. Sabe que hay una Comisión Deportiva y que tenemos que hablar de todo. Otra cosa es que él quiera o no cambiar su opinión porque hay una Comisión Deportiva, eso nadie se lo va a exigir. La Comisión Deportiva está para explicar lo que vemos y que él dé sus explicaciones. Me parece lo justo. La última decisión como responsable la tiene que tomar él.

Explíqueme cómo va a ser el día a día de la Comisión Deportiva cuando por ejemplo haya que fichar a un jugador.

A la hora de un fichaje, Manolo Molina hará todas las gestiones y pondrá sobre la mesa todas las opciones que tenga y las condiciones de cada oferta. Si todos estamos de acuerdo en que nos gusta la del centro, pues perfecto, dado que a Manolo le gustan las tres. A lo mejor tenemos otro criterio y lo ponemos encima de la mesa. Lo que no queremos es que ellos estén en desacuerdo con cualquier cosa que digamos nosotros, porque eso no es bueno nunca. Es simplemente hablar.

Además, hay una persona que toma las decisiones, no como en los últimos años, donde todos opinaban y nadie mandaba.

Es que antes en un Consejo con nueve o diez personas, unos saben y otros no. Ahora no hay un Consejo en el que uno sabe de economía, el otro de derecho..., pero sin gente de fútbol. ¿Cómo va a decidir un abogado o un economista de algo deportivo? Eso es un error. Por eso la importancia de una Comisión Deportiva en la que hay gente de fútbol, igual que en la Comisión Legal hay abogados. ¿Para qué quiero yo a señores que saben de fútbol en una Comisión Legal? Lo que no vamos a hacer es que llegue el director deportivo y diga ‘a este lo ficho yo, porque soy el director deportivo’. Así no funcionan las cosas. Si eres el director deportivo, ven y expón lo que tengas. En todos los clubes del mundo hay comisiones, y cuando hay que hacer un fichaje el último que da el OK es el presidente.

¿Habrá un límite salarial a la hora de fichar?

No. Aunque tenemos que quedarnos con una base de los jugadores del año pasado, luego habrá que fichar a siete u ocho jugadores del máximo nivel, y en esta categoría no vas a encontrar nada de máximo nivel por menos de 80.000, 90.000 o 100.000 euros. En Primera RFEF hay auténticos equipazos, y después de analizar cosas y de hablar con gente, Manolo Molina ya me ha dicho que los futbolistas interesantes no bajan de esas cantidades. La verdad que este año lo vamos a pasar regular.

¿Entonces, de cuánto presupuesto estaríamos hablando para hacer una plantilla en condiciones?

Todavía no lo sé, pero estamos barajando cifras de entre 1,2 y 1,5 millones solo en la plantilla. Con menos de eso no vamos a ir a ningún sitio, y yo no voy a hacer un equipo para bajar, porque me voy antes.

Solo en plantilla...

Pues claro, es que eso es lo que nadie dice. Llega uno y me dice que el UCAM esta temporada ha tenido un presupuesto de tres millones, pero nadie dice que esos tres millones no son solo para jugadores. Esos tres millones son el presupuesto total del UCAM. A veces nos tiramos piedras contra nuestro propio tejado. Mira lo que pasó el año pasado, todo el mundo hablando de un presupuesto de 400.000, 500.000, 600.000 euros... ¿Queeeé? Dos millones y medio es lo que se ha gastado el club este año entre futbolistas y el resto, porque yo solo he puesto un millón y medio. Es que esas cosas no se dicen, y luego los aficionados piensan ‘pues vaya basura de equipo han hecho’.

¿La idea de Manolo Molina es mantener el bloque, pero cree que dará para mantenerse en Primera RFEF?

Para que dé hay que fichar a siete u ocho futbolistas. Se tienen que quedar los VIP, aunque también tenemos que ver los contratos de los que siguen, porque hay que tomar decisiones que sean viables.

¿La ambición de Agustín Ramos afecta a la gente de su alrededor, como Manolo Molina y Mario Simón?

Yo solo hago transmitir optimismo. Cuando llegué fue el único que dije que había que ascender, y ya hemos ascendido. Ahora, la Primera RFEF es una categoría muy jodida. Será un éxito estar de media tabla para arriba, pero si tenemos la suerte de este año, en el que hemos sido capaces de ascender después de perder muchos puntos tontos, pues cualquier cosa puede pasar. Por qué no podemos luchar por estar arriba.

¿Se arrepiente del fichaje de Drenthe?

Cuando uno hace una cosa y le sale mal tiene que aceptarlo, pero no me puedo arrepentir porque no ha dependido de mí. Se le fichó para un cometido y no se le ha dado ni una oportunidad. Lo traes para que juegue, nos gastamos un montón de pasta en fisioterapeutas, nutricionistas..., baja cuatro kilos, lo ponemos en forma y entonces no le dan ni una oportunidad, eso es injusto. Todos los futbolistas han sido titulares menos Drenthe. Los futbolistas se desmotivan en situaciones así. Y se lo he dicho a Mario. ¿Qué oportunidad se le ha dado? ¿Quién va a dejarse la piel para no jugar a su edad? Yo entiendo que se ha tratado mal al jugador en el club. Que digan que es culpa mía me da igual. Lo traje porque necesitábamos gol y entendía que nos podía dar gol. Ahora lo que siento es que he traído a un futbolista al que no se le ha dado una oportunidad.

Me parece a mí que ya no va a fichar a más jugadores.

Seguiré proponiendo jugadores, pero no me involucraré al nivel que lo hice con Drenthe. Lo hice porque veía que no metíamos ni un gol y creía que era mi responsabilidad poner algún remedio.

¿Algún futbolista con contrato ha pedido irse?

No lo sé, porque no estoy en esos temas, pero ya me gustaría a mí que alguno dijera que quiere salir. Nuestro problema ahora es el contrario, hay muchos jugadores con contrato que habrá que sacar porque no cuentan, y a ver cómo lo conseguimos.

¿Le da miedo perder todo el dinero que está poniendo si el Supremo acaba dando la razón a Mauricio García?

Si el Supremo acaba resolviendo a favor de Mauricio, lo que yo entiendo es que Mauricio tendría un problema, porque tendrá que pagarnos a todos los que compramos acciones. Y si no dispone de ese dinero, pues habría que hablar con el juez para que nombre a un administrador judicial y seguir llevando el club. Sin dinero para poner, Mauricio tendrá un problema serio y perderá sus acciones. De todas maneras él ahora mismo está encantado por que estamos haciendo las cosas bien. Pero es que no nos queda otra. ¿Qué hacemos? ¿Dejar de poner dinero porque exista este conflicto? Tenemos que seguir. Yo soy el que me la estoy jugando.

Compartir el artículo

stats