Kiosco

La Opinión de Murcia

Fútbol

El proyecto del FC Cartagena se afianza con el ascenso del filial

El albinegro es uno de los seis mejores filiales de los clubes de LaLiga Smartbank

Los jugadores del filial, celebrando un gol ante el Quintanar del Rey. | RFEF

Desde la llegada de Paco Belmonte a la directiva del FC Cartagena, el panorama ha cambiado radicalmente para la entidad albinegra. De la amenaza de desaparición hasta el fútbol profesional, el club cartagenero ha sufrido una transformación positiva a todos los niveles y vive ahora su mejor momento después del ascenso del filial a Segunda RFEF. En la temporada que comienza, el FC Cartagena tendrá dos equipos en las cuatro primeras divisiones del fútbol español, algo que no todos los clubes de máximo nivel tienen la suerte de disfrutar y que, sin duda, ayuda a consolidar el proyecto actual.

El ascenso del FC Cartagena B es la guinda de un pastel que lleva siete años cocinándose. Con el club en una situación crítica económica y deportivamente hablando, Paco Belmonte comenzó una larga andadura en 2015 para tratar de resucitar un equipo que moría. De su mano, el Cartagena se colocó rápido entre los mejores de Segunda B para acometer el ascenso al fútbol profesional tan pronto como fuera posible. En tan solo cinco temporadas, y aunque se hicieron eternas debido a las decepciones en las promociones de ascenso, los albinegros cumplieron su cometido y llegaron a finalmente LaLiga Smartbank para hacer crecer al proyecto de forma exponencial.

La permanencia ‘in extremis’ del primer año en Segunda y la ostensible mejora en la presente campaña han reforzado la idea de una directiva que tiene todo el crédito de su afición y a la que solo le faltaba un paso para hacer crecer al club desde la base: el ascenso de su filial a Segunda RFEF, la categoría más alta en la historia del segundo equipo albinegro. Tras rozar la promoción la temporada pasada, en la que el filial se quedó a un solo gol, no se ha escapado la oportunidad a la segunda y el segundo equipo del Cartagena se enfrentará el año que viene con los Hércules o UCAM Murcia, entre otros.

El golazo de Dani Albiar para remontar el partido al Quintanar del Rey a diez minutos del término de la prórroga en la final nacional por el ascenso supone la consecución de un objetivo primordial para el club de la rambla de Benipila. Con el segundo equipo en la cuarta categoría del fútbol español, el nivel de una cantera de futbolistas que ya daba sus frutos sube un escalón y se sitúa más cerca del primer equipo para que ambos se retroalimenten. Más canteranos estarán en disposición de subir al primer equipo y, en el sentido contrario, la mayor relación con el primer equipo puede hacer mejorar a los canteranos.

Entre los clubes de Segunda División, tan solo el Real Valladolid tiene a su filial mejor colocado que el FC Cartagena con el Real Valladolid Promesas en Primera RFEF. Real Oviedo Vetusta, Leganés B, Deportivo Aragón -filial del Real Zaragoza-, Polvorín FC -filial del Lugo- y Alcorcón B competirán en la misma categoría que el FC Cartagena B y todos los demás filiales de equipos de Segunda Divisiónse encuentran por debajo, lo que ejemplifica el buen trabajo del club cartagenero en comparación con varias entidades más potentes a nivel económico.

La tercera campaña consecutiva en el fútbol profesional del primer equipo albinegro conjuntará a la perfección con el primer año del filial en Segunda RFEF para seguir consolidando el proyecto futbolístico del FC Cartagena de la mano de su presidente Paco Belmonte.

Compartir el artículo

stats