Kiosco

La Opinión de Murcia

Tenis

Carlos Alcaraz impresiona en su debut

El tenista murciano, uno de los candidatos a ganar Roland Garros, vence a Londero y se cita con Ramos en segunda ronda

Carlos Alcaraz devuelve una bola en su primer partido en la central de Roland Garros. efe/martin divisek

Impresionante debut de Carlos Alcaraz en su segunda participación en Roland Garros. La sensación del inicio de temporada fue un torbellino que encandiló al público en una jornada en la que Alejando Davidovich y Garbiñe Muguruza salieron del torneo a las primeras de cambio.

A la espera de hoy del debut de Rafa Nadal, trece veces ganador, también avanzaron a segunda ronda Jaume Munar, Albert Ramos y Bernabé Zapata, mientras que perdieron Carlos Taberner y Cristina Bucsa.

Pero la impresión la puso Alcaraz, la estrella que eligió la organización para animar la jornada dominical de apertura, muestra del carisma del tenista murciano pese a que todavía no ha probado nada en los Grand Slam.

Si el año pasado, cuando se coló en el cuadro final a través de la previa, alcanzó la tercera ronda, ahora llega como uno de los candidatos, fruto de sus triunfos en dos Masters 1.000, Miami y Madrid, además de los torneos de Río y Barcelona.

Alcaraz, sexto del mundo a sus 19 años, arrastra y el aplauso del público en su acogida en la central fue buena señal de ello, un impulso que le arrastró para superar la adaptación a una pista inmensa, donde reconoció que tardó en sentirse cómodo.

Enfrente tenía a un correoso Londero, rescatado de la fase previa pero siempre dispuesto a pelear sobre la arcilla, al que costó doblegar en la primera manga.

Fue el tiempo que tardó Alcaraz en tomar la medida al escenario, al rival y al ambiente. Necesitó una sola bola de rotura para hacerse con el primer set y decantar el partido de su lado. Su tenis creció y el ánimo del argentino comenzó a flaquear ante el huracán del español, que plegó el partido en menos de dos horas, 6-4, 6-2 y 6-0.

«Es algo único, es un Gran Slam, este estadio lo considero uno de los mejores. Este torneo es de los primeros que he visto desde pequeño, es un placer jugar aquí grandes partidos», dijo Alcaraz desde la pista.

Su rival será Ramos, que venció al australiano Thanasi Kokkinakis por 6-4, 4-6, 6-4 y 7-6(5) en 4 horas y 7 minutos. Quince años separan a ambos jugadores y 36 puestos en el ránking, aunque Ramos acumula experiencia y ya ha jugado unos cuartos de final en Roland Garros, algo que hizo en 2016. El partido se disputará el martes o el miércoles. Ambos se han enfrentado en dos ocasiones. La primera fue en Río de Janeiro en 2020, donde el pupilo de Juan Carlos Ferrero sumó su primera victoria en un ATP 500 del circuito. El año pasado, en el torneo de Umag donde el murciano sumó su primer título, un ATP 250, se midieron en semifinales y también triunfó el jugador de Murcia.

Munar se impuso por 6-1, 6-3, 4-6 y 6-3 al alemán Daniel Altmaier, imponiendo su inteligencia sobre la tierra batida y ahora tratará de mejorar su mejor actuación en París contra el argentino Diego Schwartzman, su siguiente rival, con quien recientemente se entrenó en Mallorca.

También avanzó Zapata, que procedente de la fase previa supera por vez primera la primer ronda de París, tras derrotar al estadounidense Michael Mmoh, invitado por los organizadores, 7-6(7), 6-3 y 7-5 en casi tres horas.

Su siguiente rival, para superar su techo en un Grand Slam, saldrá del partido entre el argentino Santiago Rodríguez, también procedente de la previa, y el estadounidense Taylor Fritz, 13 del mundo.

Davidovich se marchó tras desperdiciar un set a favor contra el holandés Tallon Greekspoor, 2-6, 6-0, 6-4 y 6-3, tras sufrir un hundimiento mental que no supo explicar y que parecía poco previsible para un jugador que venía de hacer final en Montecarlo.

Taberner, por su parte, fue derrotado por el croata Borna Coric, repuesto de una lesión, por 3-6, 6-2, 6-3 y 6-1.

La otra gran decepción vino de Muguruza, que volvió a desperdiciar una renta positiva y acabó derrotada por la veterana estonia Kaia Kanepi por 2-6, 6-3 y 6-4.

La ganadora de 2016 no termina de encontrar su juego esta temporada ya son cinco los partidos en los que deja escapar una renta favorable este año.

Tampoco pudo continuar Bucsa, que tras superar la primera ronda perdió frente a la brasileña Beatriz Haddad, 6-3, 1-6 y 6-2.

«Me he sentido muy especial al volver a saltar a la pista de Roland Garros»

«El español Carlos Alcaraz reconoció haberse sentido «muy especial» al saltar a la pista central de Roland Garros, el lugar donde consiguió su primer triunfo en esta edición del Grand Slam de tierra batida.

«Cuando he entrado, me ha sorprendido. Al decir mi nombre me han animado, mucha gente aplaudía, me he sentido muy especial. He visto a los mejores jugar en esta pista y poder verme ahí, me he sentido muy especial. Me gustaría levantar el trofeo en esa pista delante de todo el mundo», dijo el murciano tras derrotar al argentino Juan Ignacio Londero por 6-4, 6-2 y 6-0.

«Me ha sorprendido que haya tanta gente apoyándome, me siento muy afortunado de vivir estas experiencias en París. Lo voy tomando cada vez más normal, pero sorprende un poco», comentó.

Alcaraz aseguró que comienza a darse cuenta de que es una de las sensaciones del torneo. «Miro las redes sociales y aunque trato de aislarme, veo mi foto, mi nombre entre los candidatos a ganar el torneo, no lo puedo evitar», señaló el murciano, quien también dijo que trata de controlar esa presión. «Como he aprendido muchas cosas en la pista, también he aprendido muchas fuera. Me lo tomo como motivación. Que en un año me tomen como favorito en Roland Garros, que es un Grand Slam, es una motivación extra para mí. Lo voy a intentar tomar a mi favor», agregó.

Su próximo rival será Albert Ramos, contra quien jugó su primer partido ATP y al que también se enfrentó en Umagh, donde ganó su primer torneo.

Nadal se estrena ante Jordan Thompson

Empieza Roland Garros y, por raro que parezca, Rafael Nadal, ganador trece veces en París, no aparece como favorito para conquistar el que sería decimocuarto título. Con solo cinco partidos en superficie de tierra esta temporada, con dos derrotas y sin haber ganado ningún título sobre arcilla, el mallorquín, que debuta hoy ante el australiano Jordan Thompson, llega a la gran cita del Bois de Boulogne lastrado por el dolor en el pie izquierdo que le mermó en su partido de octavos de final del Masters 1.000 de Roma ante el canadiense Dennis Shapovalov.

El manacorí no se considera ni mucho menos favorito en la presente edición: «¿Favorito? Para nada. Estoy en París para jugar al tenis y hacerlo lo mejor posible. Si no creyera en mis opciones de ganar no estaría aquí», aseguraba el viernes, y admitiendo su hastío por tener que hablar continuamente de su lesión.

En su parte del cuadro se encuentra nada menos que Novak Djokovic, que con su triunfo en Roma parece haber recuperado sus mejores sensaciones; y Carlos Alcaraz, la gran sensación del circuito que a sus 19 años se ha encaramado a la sexta plaza de la ATP. No sería la primera vez que Nadal gana en París sin llegar como principal favorito en las apuestas. Y lo recuerda su entrenador, Carlos Moyà, preocupado por la lesión crónica de su pupilo: «Otras veces ha llegado con más dolor que ahora y ha ganado. Esto es París y a Nadal siempre hay que tenerle en cuenta», reflexiona Moyà.

Por su parte, Djokovic se enfrentará al nipón Yoshihito Nishioka en el que será el tercer duelo entre ambos, con pleno de victorias para el balcánico.

Compartir el artículo

stats