Kiosco

La Opinión de Murcia

La crónica

Adiós Rayo; hola Peña Deportiva

El Real Murcia, con un tempranero gol de Andrés Carrasco, liquida al filial del Racing en un partido que destaca por su seguridad defensiva y por el manejo de los tiempos

Andrés Carrasco y sus compañeros celebran el gol con los miles de aficionados granas que seguían el choque en uno de los fondos del Rico Pérez. | PRENSA REAL MURCIA

Ocho minutos tardó el Real Murcia en liquidarse el Rayo Cantabria. Ocho minutos necesitó el Real Murcia para resolver el que hasta ahora era el partido más importante de la temporada. Ocho minutos duró el 0-0 en el marcador del Rico Pérez, donde los granas buscaban la final del play off de ascenso a Primera RFEF.

Si no suele ser el Real Murcia un goleador tempranero, cuando más exigencias tenía, apenas necesitó una llegada a puerta para adelantarse en el marcador. Si llegaba Andrés Carrasco en plena sequía goleadora, en un visto y no visto, el delantero murciano ya había batido a Germán. Y si los casi cinco mil aficionados murcianistas que acudieron al Rico Pérez iban preparados para sufrir y mucho, no necesitaron ni 45 minutos para saber que por un día los astros se habían alineado para regalarles una gran fiesta, la previa a la que se vivirá el próximo fin de semana cuando se dispute la final del play off.

Juan Gutiérrez fue expulsado en la segunda mitad, lo que facilitó el trabajo a los granas. | PEPE VALERO

Porque el Real Murcia que ayer vistió de grana el Rico Pérez, volverá al estadio alicantino para jugarse el pase definitivo a la Primera RFEF. No se sabe el día ni la hora. Se conocerá este lunes en el sorteo que tendrá lugar en la Federación. Pero sí se conoce ya el rival. No hará falta ni sacar las bolas. El Peña Deportiva será el último obstáculo de los de Mario Simón para sellar el deseado salto de categoría.

Adiós Rayo; hola Peña Deportiva

Pero si ya todos piensan en el Peña, conjunto ibicenco que ayer se cargaba al Coruxo en la prórroga (2-0), el Real Murcia primero tuvo que superar en las semifinales a un Rayo que acumuló posesión, pero que no supo aprovechar las dos claras ocasiones de las que dispuso.

Esa fue la diferencia entre el Real Murcia que se coló en la final y el filial racinguista que se vuelve a casa a las primeras de cambio pero con una dosis elevada de experiencia en su mochila. Y es que, mientras que los granas aprovecharon la primera que tuvieron, posiblemente la única; a los de Ezequiel Loza les tembló las piernas cuando pudieron poner contra las cuerdas a un rival que encima tenía la ventaja de que le valía el empate al final de la prórroga.

Pero nadie tuvo que pensar en esa posibilidad porque en el minuto 8 el Real Murcia ya mandaba en el marcador. Hoy Andrés Carrasco será el protagonista de las fotos de portada. Ayer el delantero murciano salió del Rico Pérez como el autor del gol que dio el triunfo. Sin embargo, al pichichi grana le hicieron todo el trabajo. Porque fue el racinguista Juan Gutiérrez el que puso en bandeja la victoria al Real Murcia.

Se jugará el ascenso a Primera RFEF ante los ibicencos

decoration

Porque si el central de Comillas no hubiera desviado el remate de Carrasco, el Murcia solo habría sumado un tiro fuera sin más. Pero el destino quiso que, cuando Ganet centró y Carrasco le pegó tan mal que ni dirigió el esférico a puerta, apareciera por ahí Gutiérrez para desviar la pelota y mandarla a la red ante un desesperado Germán, que ayer descubrió lo que significa el fuego amigo.

Era el minuto 8 y prácticamente ahí acabó el partido. Porque, como ya nos tiene habituados, el Real Murcia no aprovechó la inercia positiva para rematar al Rayo Cantabria. «No vaya a ser que nos exijan más de la cuenta», debían pensar los jugadores murcianistas, que nada más celebrar el tanto, dieron tantos pasos atrás que ya se olvidaron para siempre de que el fútbol también consiste en atacar.

Nadie se lo reprochará hoy al Real Murcia. No estamos para reproches cuando el equipo se está jugando una final. Pero igual que salió bien también pudo salir mal, y es que los de Mario Simón regalaron todo el balón al Rayo Cantabria.

Es cierto que siempre tuvieron los murcianistas el partido bajo control y que ayer volvió la seguridad defensiva que se había perdido en otros choques, pero también es cierto que Diego Campo, al borde del descanso, y Delgado, en la reanudación, disfrutaron de dos ocasiones clarísimas para traer de vuelta los fantasmas murcianistas en los play off.

95

Real Murcia-Rayo Cantabria Pepe Valero

Al contrario que el Real Murcia, que aprovechó la que tuvo; los de Ezequiel Loza no supieron rentabilizar sus mejores minutos, permitiendo a los granas llevar el choque donde más les interesaba. Porque igual que se les puede reprochar su nula capacidad ofensiva, con jugadores sin apenas protagonismo como Saura y Dani García; también se puede destacar la determinación que tuvieron para mantenerse firmes atrás, volvieron a ser claves las ayudas de Julio Gracia, y para maquillar la debilidad por banda, donde Mario Sánchez y Alberto López tuvieron que remangarse para no desentonar demasiado. Y no solo eso, es que ayer el Real Murcia se llevó el premio al equipo más desquiciante.

Si otras veces han sido los granas los que han caído constantemente en las ‘trampas’ de los rivales, este domingo, ante los jóvenes del Rayo Cantabria, el Real Murcia se ganó el sobresaliente en lo que se puede denominar ‘otro fútbol’.

Supo parar el partido, supo forzar faltas e hizo que los ayer los visitantes perdieran los nervios y acumulasen amarillas hasta quedarse con uno menos por la expulsión de Juan Gutiérrez.

En definitiva, supo llevar el partido donde le interesaba en cada momento... y así, ni los ocho minutos de alargue que dio el colegiado, ocho minutos en los que el Rayo lo seguía intentando a la desesperada, fueron agónicos.

Todo lo contrario fueron los ocho minutos previos a una fiesta que se trasladó de la grada al campo, una fiesta que sirvió para celebrar el pase a la fiesta del play off, pero una fiesta que solo estará completa el próximo fin de semana.

Todavía no se sabe el día ni la hora, pero ya se sabe que el rival será el Peña Deportiva ibicenco y que el Rico Pérez volverá a teñirse de grana. Y a los cinco mil de ayer se unirán muchos más. Los ingredientes ya están sobre la mesa, solo falta que Mario Simón vuelva a cocinar una receta que salga perfecta.

En la final no valdrá el empate ni a granas ni a ibicencos

Aunque el sorteo de las eliminatorias finales del play off de ascenso a Primera RFEF se celebrará hoy en la sede de la Federación Española, el Real Murcia ya conoce a su rival. Se enfrentará al otro tercero que ha llegado a la ronda definitiva. El Peña Deportiva lograba ayer la victoria ante el Coruxo en la prórroga. Después de que el partido acabase 0-0, los de Santa Eularia acabaron ganando 2-0 gracias a los goles de Sergio Chinchilla en el 92 y de Ramón López en el 108. Les favoreció también que en el 89 el Coruxo se quedaba con uno menos por la expulsión de Al Watani. Como ambos equipos llegaron al play off como terceros de sus respectivos grupos, en esta ronda final ninguno de los dos clubes tendrá la ventaja de clasificarse en caso de empate al final de la prórroga. Así que en el peor de los casos habrá penaltis.

Compartir el artículo

stats