Lograr éxitos que nunca antes se habían alcanzado no es algo nuevo para este UCAM Murcia CB. De hecho, el último ejemplo es su participación en la Copa del Rey el pasado febrero después de 26 años. Sin embargo, el conjunto universitario deberá de romper un nuevo registro si quiere mantener sus opciones de play off en la última jornada de la Liga Endesa. Nunca, en sus 37 años de historia, ha logrado vencer al Real Madrid en su casa. Y deberá hacerlo el miércoles, a las 21.00 horas (Movistar +) si quiere tener opciones de recuperar la octava posición sobre la bocina del calendario. Y es que la derrota de ayer frente al Joventut de Badalona en el Palacio de los Deportes (71-83) ha provocado que el UCAM no vuelva a depender de sí mismo para poder acceder a las eliminatorias por el título de la ACB a falta de dos jornadas.

Los de Sito Alonso necesitan vencer en sus dos próximos encuentros, ante el conjunto blanco y el Casademont Zaragoza, y esperar un tropiezo del Gran Canaria en sus respectivos encuentros (frente al Coosur Betis y también ante el Real Madrid). De hecho, los universitarios saltarán al WiZink Center este miércoles conociendo el resultado de su rival directo en la lucha por la octava plaza, ya que el cuadro canario se medirá al Coosur Betis, que sigue inmerso en la lucha por la permanencia, mañana a las 21.30 horas.

El partido frente al Joventut ayer fue muy complicado para el UCAM Murcia. Nunca estuvo cómodo sobre el parqué y se encontró con varios obstáculos que acabaron siendo definitivos. El primero de ellos, sus fallos desde el tiro libre. El 11 de 23 desde esa distancia, un 48% de acierto, impidió que los de Sito Alonso pudieran acercarse, igualar o incluso adelantarse en varios tramos del encuentro, en el marcador en varias situaciones importantes. Después, la eliminación de Isaiah Taylor. La segunda técnica señalada por los colegiados por el base, por una supuesta simulación que en las imágenes deja lugar a dudas, dejó al norteamericano fuera del partido en el tercer cuarto y contempló el resto del partido desde la ventana de las oficinas del club situadas en una de las esquinas superiores del pabellón. Y después la falta del control del rebote en muchos tramos, que impidió correr al UCAM y contar en su juego con sus principales armas y señas de identidad.

Los fallos en el tiro libre y la eliminación de Taylor lastran a los murcianos

Eso sí, el cuadro murciano logró hacer lo más complicado, cuando encaró los últimos diez minutos de partido con el marcador igualado (63-63) tras una brillante reacción en el tercer cuarto pese a no poder contar con Taylor, quien se marchó eliminado con el UCAM siete puntos por debajo en el marcador. Sin embargo, la Penya castigó cada error y cada oportunidad desperdiciada por su rival, sobre todo con un Pau Ribas que anotó ocho puntos consecutivos en el último cuarto y acabaron siendo definitivos para romper el partido.

Tomic comenzó imponiéndose en la pintura y Feliz castigó todos los errores del UCAM en el arranque. Ocho puntos del escolta dieron lugar a un parcial de 2-10 que el equipo murciano tuvo que recortar sin sentirse cómodo sobre la pista en ningún momento. Las constantes pérdidas, cinco en este cuarto castigadas con 7 puntos, los problemas para cerrar el rebote y la falta de fluidez en ataque complicaron el camino de los de Sito Alonso, incluso con las rotaciones. El técnico universitario se vio obligado a tener que parar el partido tras el 12-17 con un ‘alley oop’ de Willis y un buen momento anotador de Jordan Davis. Sin embargo, la Penya logró cerrar este cuarto con una ligera ventaja tras una falta de Cate a Tomic en el último segundo (17-23).

El UCAM no conseguía dar con la tecla en el partido y en el segundo cuarto también comenzó sufriendo, pese a los intentos de Sito Alonso de encontrar un quinteto que crease problemas al Joventut (22-28). Czerapowicz y Bellas lideraron el arreón a los cuatro minutos de juego de este cuarto ante una Penya que quería dominar en la pintura con Tomic y Birgander junto a Bassas en la dirección (27-30). Una técnica sobre Taylor por protestar una falta que no señalaron los colegiados en la otra canasta y otra anterior a Sito Alonso, permitió a los de Carles Durán volver a tomar aire en el marcador a cuatro minutos para el descanso cuando parecía que el guion mejoraba (29-36). El Joventut logró ampliar la distancia hasta los diez puntos con un triple de Vives y Sito Alonso se vio obligado a cortarlo con su segundo tiempo muerto a falta de 2:20 para el descanso (31-41). Webb tuvo la oportunidad de darle un bocado a la distancia en el marcador con dos visitas al tiro libre en las que no pudo convertir, hasta que un triple de Czerapowicz volvió a despertar al Palacio (37-43). El UCAM contó con la última posesión de la primera mitad, pero el desenlace fue fatídico tras un tapón sobre Taylor en su entrada a canasta y el triple de Parra al filo de la bocina (37-46).

La segunda parte se complicó nada más arrancar con la segunda técnica a Taylor (39-46). Sito Alonso dio entrada a Bellas para variar los planes lo menos posible en este tercer cuarto, donde a los tres minutos logró recortar la ventaja (44-48). Una canasta del propio Bellas y tiro adicional volvió a encender el Palacio. El base no pudo convertir el tiro libre, pero el rebote, cazado por Lima, permitió a Webb anotar un nuevo triple para colocar al UCAM a tan solo uno de distancia a falta de cinco minutos para finalizar el cuarto (49-50). El UCAM por fin comenzó a sentirse algo más cómodo, pudiendo incluso correr con Davis y un ‘alley oop’ de Lima que hizo el 60-60 y encendió al Palacio de nuevo. Tan solo faltaba redondear la machada colocándose por delante en el marcador, pero solo pudo igualarlo de nuevo con un brillante triple de Davis sobre la bocina del cuarto (63-63).

McFadden contó con tres tiros libres para adelantar al UCAM nada más arrancar el último cuarto, pero no pudo anotar ninguno para poner a su equipo por delante. El equipo murciano perdonó, cosa que no hizo posteriormente Pau Ribas desde la esquina para dar el primer golpe (63-66). Los de Sito Alonso volvieron a desaprovechar dos ataques consecutivas y un nuevo triple de Ribas hizo el camino aún más cuesta arriba a siete del final (63-69) y se convirtió en la pesadilla murciana con ocho puntos seguidos. Ahí se rompió el partido. El UCAM no se encontró en ataque en este último cuarto, donde solo anotó ocho puntos, y Sito Alonso intentó cambiar el guion con la entrada de Vasileiadis. Sirvió de un principio como efecto agitador, pero el Joventut acabó sentenciando con Tomic (71-83).

Sito Alonso: «Nos hemos venido abajo cuando la excitación era máxima»

Al UCAM solo le queda la épica

El entrenador del UCAM Murcia, Sito Alonso, lamentó el desenlace del partido que su equipo perdió por 71-83 frente al Joventut de Badalona, y dijo que su equipo se vino abajo cuando «la excitación era máxima». «Nos vinimos abajo cuando la excitación era máxima y también la conexión con la grada», declaró al tiempo que se mostró «cansado» por llevarse «faltas técnicas con cosas menores a las que pasan en otras canchas».

El técnico universitario remarca que la eliminación de Isaiah Taylor fue un "castigo muy severo"

El técnico del cuadro universitario comenzó su comparecencia después del partido con palabras para la afición. «Quería agradecer a la gente su apoyo y su sentimiento en un partido en el que se ha registrado una magnífica entrada», afirmó. Sobre el partido, dijo: «Nuestra salida no fue todo lo buena que queríamos en cuanto a intensidad y rebote, aunque luego el equipo jugó increíble a pesar de perder de forma injusta a Isaiah Taylor al ser eliminado cuando no hubo ‘flopping’ y ese castigo fue muy severo y es algo que tendría que revisarse. Esa jugada marcó el partido al no poder contar con un jugador determinante en todas las situaciones», indicó el técnico madrileño. «En el último cuarto fallamos muchos tiros libres y dos triples de Pau Ribas, quien fue determinante junto a Ante Tomic, condicionaron el tramo final del encuentro», añadió.