El FC Cartagena cae preso de los nervios ante el Oviedo (1-2)

Tres expulsiones en la segunda mitad con empate en el marcador condenaron al equipo albinegro y ofrecieron el triunfo a los del 'Cuco' Ziganda

Alfonso Asensio

El Real Oviedo se lleva los tres puntos del encuentro que puede decidir la lucha por el play off de ascenso ante un FC Cartagena que perdió los nervios con el devenir del partido y con las decisiones arbitrales. Rubén Castro igualó de penalti el tanto inicial de Luismi, pero las expulsiones de Dauda, Tejera y Gastón Silva en la segunda mitad mermaron las posibilidades de los albinegros y terminaron sirviendo la victoria en bandeja a causa de la inferioridad numérica. Pese a un tramo final de garra albinegra, los tres puntos se van a la ciudad asturiana y el conjunto de Carrión se despide prácticamente de sus opciones por alcanzar la sexta plaza.

La tensión se dejó notar desde el principio del encuentro y ambos equipos comenzaron con mucha intensidad. En unos primeros minutos de iniciativa albinegra, De Blasis protagonizó la primera llegada al área contraria, aunque su jugada en asociación con Dauda no se concretó. En el siguiente ataque de los locales, la mala fortuna volvió a aparecerle al conjunto de Luis Carrión en forma de gol anulado: Dauda condujo desde la izquierda y metió un buen balón entre líneas a Rubén Castro que el canario introdujo en la portería con un remate raso al palo largo, sin embargo, el colegiado del partido, Álvaro Moreno Aragón, invalidó el tanto por un corto pero claro fuera de juego.

Acaparando las opciones de ataque, el Cartagena lo siguió intentando hasta que una jugada marcó el rumbo de la primera mitad. Delmás se sumó en ataque y terminó chocando con Pierre tras un claro empujón que no señaló el árbitro. Con un fuerte dolor en el costado, el lateral abandonó el terreno de juego durante un instante que el Real Oviedo aprovechó para adelantarse en el marcador. Borja Sánchez ganó la espalda a un descolocado Nacho Gil, que trataba de cubrir el hueco de su compañero lesionado, y puso un centro raso con peligro que Pablo Vázquez desvió. El balón mordido descolocó a la línea defensiva y llegó franco a Luismi, que la empaló de volea ajustándo un potente disparo al palo para hacer el 0 a 1 en el marcador.

Al cuarto de hora de juego, el Cartagena mejoró y pisó el acelerador en busca del empate. Dauda regateó en estático a su par en el lateral del área y sirvió un centro atrás que Rubén no consiguió impactar bien en el primer palo. Momentos después, Bodiger remató en el segundo palo una jugada ensayada que Femenías detuvo bien.

A cinco minutos para el descanso, la insistencia del Cartagena tuvo premio con la señalización de un claro penalti a favor por mano de Borja Bastón en el área. De Blasis robó en campo propio y lanzó el contragolpe encontrando a Rubén Castro caído a banda izquierda. El ariete llegó al pico del área y golpeó a puerta topándose con el bloqueo de Calvo, pero el balón salió rebotado hacia la frontal, donde Cristóforo golpeó en segunda instancia estrellando la pelota en el brazo de Borja Bastón. El máximo goleador del FC Cartagena, Rubén Castro, convirtió con calma el penalti para poner el empate en el electrónico antes de marcharse a vestuarios.

En la segunda mitad pasó de todo, comenzando por la expulsión de Mohammed Dauda cinco minutos después de la reanudación. El extremo cayó al suelo tras una carga de Costas y, en su intento por pelear la pelota, levantó en exceso la pierna y golpeó al defensor con los tacos a la altura de la rodilla ganándose la tarjeta roja directa. Su expulsión condicionó enormemente a su equipo y, aunque no abandonó el ataque, fue incapaz de generar peligro.

Tras veinte minutos, Carrión introdujo a Okazaki y Cayarga por Nacho Gil y Rubén Castro para dar frescura al ataque, pero en la siguiente jugada de ataque ovetense, los del 'Cuco' Ziganda se volvieron a adelantar. Un cambio de juego llegó a Matheus Aias en la frontal del área y el brasileño abrió a la derecha sobre la llegada de Joni Montiel, que entró al área y golpeó con rosca a la escuadra de la portería de Marc Martínez para hacer el 1 a 2.

El Cartagena siguió intentándolo, pero una entrada de Tejera para cortar la contra del equipo azul agravó la situación de inferioridad numérica. El centrocampista se lanzó por detrás a la carrera del goleador Joni Montiel e impactó con la plancha en su tobillo derecho. Pese a mostrar amarilla en un primer momento, Moreno Aragón corrigió a instancias del VAR y mostró la roja al catalán. Cinco minutos después y con todo el equipo fuera del partido entre faltas y protestas, Gastón Silva también fue expulsado tras dirigirse al árbitro con vehemencia.

Cuando el partido se iba apagando por la incapacidad de los albinegros con tres hombres menos, Hugo Rama marcó de vaselina después de un pase en largo que le plantó solo ante Marc Martínez y que generó la pasividad de la defensa ante el posible fuera de juego. Tras un momento de incredulidad en el que el colegiado señaló el gol, el VAR acabó indicando la posición adelantada.

El tanto anulado dio alas a un Cartagena que tiró de orgullo para intentar lograr el empate, pero después de varios intentos que pusieron tensión a los minutos finales del encuentro, el Real Oviedo se lleva un partido vital para sus aspiraciones de play off y deja al FC Cartagena un poco más lejos de la lucha.