Real Murcia

Guinea Ecuatorial sigue poniendo a prueba la paciencia del Real Murcia

El centrocampista, que se perdería como mínimo el choque ante La Nucía, está intentando que lo liberen

Pablo Ganet durante el partido del pasado sábado frente al Pulpileño. | PEPE VALERO

Pablo Ganet durante el partido del pasado sábado frente al Pulpileño. | PEPE VALERO / ángela moreno

Ángela Moreno

Ángela Moreno

Un mes después de incorporarse a los entrenamientos del Real Murcia tras su participación en la Copa África, Pablo Ganet ha vuelto a ser convocado por su selección. En esta ocasión, el centrocampista grana ha sido llamado para disputar dos amistosos entre los días 21 y 28 de marzo -uno ante Angola y otro frente a Guinea-Bissau, ambos en Portugal-.

Aunque el futbolista, según informan desde Nueva Condomina, está intentando librarse de esta ventana FIFA, si finalmente Guinea Ecuatorial no da su brazo a torcer, Ganet volverá a dejar tirado al Real Murcia, que no podrá contar con el jugador como mínimo para el partido del 27 de marzo contra La Nucía. Se incorporaría a los entrenamientos para preparar el duelo de una jornada después, en la que los granas visitarán el campo del Eldense.

Las continuas convocatorias de Ganet por parte de su selección se han convertido ya en un auténtico quebradero de cabeza para el Real Murcia, que desde que comenzara la temporada no ha podido contar con el guineano hasta en seis ocasiones.

De hecho, todo el mes de enero se lo pasó fuera con motivo de la disputa de la Copa África. Incluso la Federación Ecuatoguineana de Fútbol (FEGUIFUT) se saltó el Reglamento sobre el Estatuto y la Transferencia de Jugadores de la Federación Internacional de Fútbol (FIFA) cuando, tras acabar la competición, retrasó la vuelta del futbolista hasta una semana después. Si Guinea Ecuatorial caía eliminada el 30 de enero, no fue hasta la tarde del sábado 5 cuando el jugador apareció por Murcia, lo que también impidió su convocatoria para la visita al campo del Intercity.

Sin embargo, pese a esa semana de demora en la vuelta del ‘18’ grana, en el Real Murcia no hubo ni un amago de queja hacia la Federació Ecuatoguineana. Mientras en Nueva Condomina preferían mantener la calma, otros clubes como el Hércules, que había cedido a Bikoro y que incluso llegó a amenazar a la FEGUIFUT con una denuncia.

Hasta un mes ha tardado Ganet en recuperar la forma física. «Ha venido por debajo de su peso normal y está cogiendo sensaciones de nuevo. Poco a poco se va uniendo al grupo y al ritmo que queremos. Van pasando los días y lo vamos recuperando, pero vino con 5 o 6 kilos menos y más cansancio de lo habitual», explicaba el pasado 11 de febrero Mario Simón, quien durante los choques ante el Mar Menor, el Alzira y el Socuéllamos apenas dio 60 minutos al jugador.

Fue el pasado sábado, cuando el técnico del Real Murcia decidía devolver al ecuatoguineano al once titular. Más por petición popular que por necesidad, debido al buen trabajo que estaban haciendo Athuman, Armando y Julio Gracia, el entrenador madrileño retocaba su centro del campo para hacer hueco al futbolista. Sin embargo, Ganet perdió una gran oportunidad para afianzarse en el equipo inicial, y es que pasó completamente desapercibido sobre el césped del campo del Pulpileño.

Ya cogiendo su nivel físico y sumando minutos, el Real Murcia lo ha vuelto a poner en forma para que Guinea Ecuatorial vuelva a llamarle para los dos amistosos que disputará entre los días 21 y 28 de marzo, lo que supondrá otro jarro de agua fría para un club grana que de nuevo puede quedarse sin un jugador importante en el tramo más decisivo de la temporada.

El combinado que dirige Juan Micha se quedó fuera de la lucha por lograr plaza para el Mundial de Qatar, pero usará las fechas de competición continental para seguir integrando al grupo. Aunque Ganet ya ha sido convocado por su selección, desde el Real Murcia explicaron a esta redacción que el jugador está intentando que le liberen de acudir a esta ventana FIFA.

Si finalmente el seleccionador ecuatoguineano no da su brazo a torcer, el murcianista estará obligado a acudir a la llamada de su país. En caso de negarse a ir, tampoco podría jugar con el Real Murcia, tal y como establece el reglamento de la FIFA. En ese texto se indica que «un jugador convocado por su asociación para una de sus selecciones representativas no tiene derecho, a menos que la asociación en cuestión acuerde lo contrario, a jugar para el club al que pertenece durante el periodo que dure o debiera durar su liberación, más un periodo adicional de cinco días».

Suscríbete para seguir leyendo