El presidente del Lorca Deportiva, el argentino Hugo Issa, decidirá en los próximos días si vende el club del que es dueño desde diciembre de 2019. Issa, que apenas ha contado con ningún tipo de apoyo desde entonces, ha puesto casi un millón de euros de su bolsillo. Por el camino ha tenido que sobreponerse a una pandemia,el Covid,que ha contribuido para que muy pocos aficionados hayan decidido retirar el carnet de abonado de la entidad blanquiazul, además del tiempo que se han tenido que disputar partidos a puerta cerrada.

Toda esta suma de inconvenientes ha hecho que Hugo Issa se planteé la venta de la entidad blanquiazul. Un grupo inversor ruso con sede y capital en Hong Kong, aunque la avanzadilla reside en Alicante, se ha interesado en el Lorca Deportiva.El citado grupo inversor (Lom Group) está encanbezado por el español, agente de futbolistas, Manuel Lorenzo. Lorenzo es representante del Elche en China,Hong Kong y Macao, además de Ceo de Lom Group.

Yan se han producido contactos teléfonicos. Será esta semana cuando las partes tengan la primera cita presencial.