El UCAM Murcia no levanta cabeza. Ni la llegada de Salva Ballesta ha conseguido levantar la autoestima de un grupo que vive una situación muy complicada. Un grupo que no estaba hecho para estar donde está, que quería entrar en la zona noble pero que cada jornada que pasa se convierte en un objetivo menos realista. Tenía una dura prueba el equipo murciano en el Estadio Balear, pero lo cierto es que apenas se presentaron al partido. Diez minutos sobraron para ver de qué color iba a ser el partido. Dioni, tras un error grosero de Viti, hizo el 1-0. Ya en la segunda mitad, sin síntomas significativos de mejoría, el Atlético Baleares tumbó al UCAM Murcia guiados por un gran Ignasi Vilarrasa, que hizo el 2-0 y sirvió el 3-0 en bandeja a Manel Martínez. Retrocede a la casilla de salida el equipo de Salva Ballesta.

ASÍ TE LO HEMOS CONTADO EN DIRECTO

El UCAM Murcia tenía la oportunidad de seguir creciendo en su segunda visita consecutiva contra uno de los equipos más duros de la Primera RFEF, el Atlético Baleares. En el debut de Salva Ballesta se vieron brotes verdes en un equipo decaído con Salmerón. Presión alta y superior en muchos momentos, cuando el partido estaba once contra once. Con una semana más de trabajo, todo hacía presagiar que el equipo seguiría mejorando y asimilando los conceptos que quería su nuevo míster. Pero la primera parte nos señaló todo lo contrario. El UCAM Murcia volvió a las andadas de hace unas semanas y fue dominado por completo ante un equipo que, sin despeinarse, pudo haberse ido por más de un gol de diferencia al descanso.

Salva Ballesta decidió por no revolucionar el once que le dio buenos resultados en Tarragona. Solamente introdujo un cambio obligado, el de Charlie Dean por el del sancionado Farrando. Los demás, los mismos. Biel en portería; Johan, Dean, Chacartegui y Viti atrás; Armando, Abenza y Tropi en el medio; en las bandas Alberto y Liberto; y arriba, Xemi Fernández.

Nada funcionó desde el inicio. El Atlético Baleares fue empujando con la propia inercia de una presión alta al UCAM Murcia, que no intimidaba con la presión ni con el juego con balón. Le bastaron diez minutos al equipo insular para inaugurar el marcador. En el minuto 10, Canario le robó la pelota a Viti en una zona muy comprometida y solamente tuvo que buscar con el pase atrás a Dioni, que definió a placer y sumó su séptima diana. Antes, Vinícius Tanque, ex del Cartagena, ya avisó estrellando un remate en el larguero. No fue la mejor puesta en escena.

La situación no mejoró en el resto de la primera parte, pues el UCAM no podía superar con ataques en estático la primera línea de presión del Baleares y tampoco mostraba seguridad en defensa. Johan fue superando constantemente; Charlie no estaba muy preciso; Viti cometió el error del gol; Chacartegui sufría mucho para contener a Tanque y dejó muchos espacios que fueron aprovechados por sus rivales. De hecho, en un error de marca, Cordero, otro ex del Cartagena, pudo hacer el segundo con un disparo completamente solo dentro del área que se fue rozando el palo. Perdonó.

El primer disparo del UCAM Murcia en el partido llegó en el minuto 37, fiel reflejo de lo que le estaba costando. Firmó una muy mala primera parte, de las que podría haber firmado el equipo en los peores momentos de Salmerón.

La segunda mitad tampoco comenzó bien. Metió Ballesta a Admonio por Charlie Dean, que se tuvo molestias durante el transcurso de los primeros 45 minutos. Fue el Atlético Baleares el que tuvo las dos primeras ocasiones con un disparo de Vinícius y otro de Ignasi. Los dos se fueron por muy poco. Con el paso de los minutos, el ritmo fue decayendo y esto siempre favorece al que va ganando. Fue una segunda parte mucho más lenta, con menos llegadas a las dos áreas y con un UCAM Murcia intentando proponer algo más que antes del descanso, aunque no estuvo acertado.

Vilarrasa dinamita el partido

Daba la sensación de que el partido podría terminar en 1-0 por el ritmo y por la falta de ocasiones, pero el Atlético Baleares, en una jugada fortuita, iba a matar el encuentro. Ignasi Vilarrasa hizo el 2-0 con un disparo que entró por la escuadra. Tuvo un poco de fortuna, ya que Admonio se tiró bien a por él, pero el rebote le benefició. Era el game over para el UCAM Murcia, que había sido bastante inferior y ese segundo gol le dejaba sin esperanzas a pesar de quedar más de un cuarto de hora por delante.

No quedó ahí la cosa, pues aún tenía Ignasi Vilarrasa algo que decir sobre el césped. El extremo puso un centro perfecto al primer palo que remató Manel Martínez, ex del Real Murcia, con un perfecto testarazo. Fue la puntilla al horrible partido que realizó el UCAM Murcia. Un claro paso atrás para los de Ballesta, que retroceden a la casilla inicial después de dejar síntomas de recuperación en su primer partido. Mucho trabajo por delante para el cuerpo técnico. 

FICHA TÉCNICA

BALEARES: René, Lucas Ferrone (Orfila, 87), Ignasi, Olaortua, Delgado, Armando, Cordero (José Fran, 70), Vinícius (Manel, 77), Canario (Jaume, 87), Dioni (Isi Ros, 87) y Petcoff.

UCAM: Biel Ribas, Johan (Josema, 74), Charlie Dean (Admonio, 45), Chacartegui, Viti, Armando, Abenza, Tropi (Caballero, 68), Alberto Fernández (Nuha, 61), Liberto y Xemi.

GOLES: 1-0. Min. 9: Dioni. 2-0. Min. 72: Vilarrasa. 3-0. Min. 82: Manel Martínez.

ÁRBITRO: Sánchez Villalobos (c. andaluz). Amonestó de los locales a Cordero, René y de los visitantes a Alberto.

ESTADIO: Estadio Balear.