Que Sito Alonso, entrenador del UCAM Murcia CB, y Pedro Martínez, del Baxi Manresa, no son amigos, no es ningún secreto en los corrillos baloncestísticos. La relación entre ambos es fría y distante, aunque siempre con respeto. Y ayer quedó en evidencia pese a que el preparador murcianista se deshizo en elogios en rueda de prensa hacia su rival de mañana. El madrileño comentó en el Palacio de los Deportes, tras una pregunta sobre el duelo en los banquillos, que «admiro a los diecisiete compañeros que tengo, el potencial que se tiene a nivel táctico y de preparación, y estamos hablando del maestro de todos los maestros de la ACB (Pedro Martínez), el que lleva más partidos. Por decirlo de manera más sencilla, el que más sabe y por eso hay que tener una atención más especial».

Sito Alonso y Pedro Martínez se buscan las cosquillas | ACB PHOTO / ALBERT MARTÍN

Pedro Martínez, que es una persona con fuerte personalidad que no se corta nunca, respondió a Sito Alonso a través de las redes sociales. Su mensaje fue claro y conciso aunque no nombraba en el mismo al técnico del UCAM Murcia: «El halago desmesurado es falso e hipócrita. Dice mucho (malo) del que lo hace. También del que lo recibe si se lo cree», escribió en su cuenta personal en Twitter solo unas horas después de la rueda de prensa en Murcia.

El cruce de mensajes encriptados no paró ahí. A la media hora del tuit de Pedro Martínez, Augusto César Lima se ‘unió’ a la fiesta también sin citar a nadie, pero en clara alusión al mensaje del preparador del Baxi Manresa. Escribió en portugués «fogo no parquinho», que traducido al castellano significa «fuego en el patio de recreo».

La situación previa al partido de mañana (18.30 horas) en el Palacio de los Deportes llega después de unas semanas agitadas. El germen está en la trifulca en Lugo que acabó con Sadiel Rojas eliminado por dos antideportivas, y también se ha hablado, aunque no tanto, del enfrentamiento entre Sito Alonso y los ayundantes de Ibon Navarro en el MoraBanc Andorra el pasado sábado. Al respecto, el murcianista quiso restar importancia al asunto y recordó un incidente que tuvo hace años con el técnico del Efes Pilsen, para después agregar: «Nunca le negaría la mano si vienen con una situación normal, pero al venir tan efusivos, no les negué la mano, simplemente fui a buscar a otros como se la di a Ibon con toda la educación posible», comentó.

Al margen, el preparador del UCAM admitió ayer que la semana «ha sido especialmente dura» después de la derrota por un punto (90-89) en Andorra, y puso en alerta a todos ante el encuentro de mañana porque «todo lo que propone el Manresa es muy atractivo y es un equipo que nos rebasa de manera absoluta en lo físico, pues tiene un potencial tremendo y una gran capacidad atlética, de salto y defensiva. Ante eso nosotros trataremos de desarrollar bien nuestro juego de ataque y también estar bien en defensa», declaró.